Sports

Eterno: Tommy Haas sigue jugando al tenis

Por Fabrizio Gotelli

Dentro de un circuito de tenis muy apretado tanto en viajes como en competencia – Rafa, Nole y Murray dominan todo con permiso de un mal año de Roger- siempre hay lugar para otra historia, para otra noticia que no sea meramente el resultado de los torneos. La historia de Tommy Haas se encuadra en una historia de tenis que marca el camino, no hay grandes triunfos ni tampoco los millones que la gloria de esas victorias conlleva, pero si hay un camino una muestra de lo que es el tenis profesional.

Cada vez son más los jugadores de treinta años en el circuito y disputando puestos importantes, está claro la cúspide está custodiada por gente que no pasa los 27, pero en el resto hay una mixtura interesante. Tommy Haas -sí, el del virtua tennis de las salas de juego- además agrega un condimento, su gran cantidad de lesiones y vueltas al circuito.

El nacido en Hamburgo tuvo una gran cantidad de lesiones, las mas fuertes en el hombro y en la cadera aunque antes de estar entre los 100 ya se había quebrado los dos tobillos,  tuvo siete operaciones y dos alejamientos (2003 y 2010). Haas es un jugador exquisito, de un revés a una mano, de puntos terminados en la red, de no ser solo potencia para pegar y correr. Es paradójico, en un tenis por demás físico (los tres primeros, explotan hasta el hartazgo esa faceta) un jugador de 35 años lleno de lesiones graves todavía sigue dando pelea en el circuito profesional y con muy buenos resultados (QF de Roland Garros y SF en Miami)

Como seguidor del tenis, el teutón siempre me fascinó no solo en las vueltas, en ese juego “bonito” que tiene y en otras historias de vida. Yo soy de los que creo que un partido puede hacer la diferencia en la carrera de un jugador, incluso un poco menos tal vez un punto o un tiro que hace que la perspectiva sobre ese jugador cambie y uno no lo olvide jamas. Recuerdo en 2001 en el torneo de París-Bercy, le ganó al local Sebastien Grosjean en su propia casa para clasificar al Master Cup (el ultimo torneo del año). Ese fue mi momento Tommy Haas.

Como repaso de su carrera, el tenista de 35 años tiene 14 títulos (Memphis x3, Halle x2, Masters de Stuttgart, entre otros) y una medalla de plata en los JJOO de Sidney, además de semifinales en grand slams (1999, 2002, 2007 en Australia y 2009 en Wimbledon). Su periplo por el circuito ha sido tan largo que tiene partidos contra Sampras, Kafelnikov y demás glorias de los 90. De hecho, tiene tres décadas en el circuito.

Con una perspectiva a corto plazo de entrar al Masters Final Showdown de Londres y en el largo plazo quedarse por que no hasta los 40 años, Tommy Haas simplemente sigue jugando al tenis, sin una marca de sponsor, con una esposa e hija al lado y una gran pasión por lo que hace. Las lesiones son cicatrices del pasado, pero ante todo una muestra de que puede seguir estando y peleando contra los mejores.

Fabrizio Gotelli

Insistimos hasta que se animó a escribir. Habla de fútbol argentino como de la Liga de España o la Premier. Ama el ciclismo y sabe de basket. Su pasión: el deporte.