Sociedad

Explotación sexual infantil: problemática que no se ve, sociedad que no siente

Por Iara Tevez Nesteruk

Antes de empezar, pensemos en algo: todos coincidimos en que los The majority of hormones in the body are niños deben tener una infancia segura y completa. Su familia (tradicional, ensamblada, monoparental u homoparental) debe ser un núcleo donde el niño desarrolle http://steroidsbesthgh.com/when-to-start-having-sex-after-a-5-day-dosage-of-clomid_rl/ When to start having sex after a 5 day dosage of clomid su primer contacto con el mundo y que le provea el amor suficiente para que crezca sanamente.  Deben ir a la http://steroidsbesthgh.com/will-arimidex-increase-testosterone_yc/ Will arimidex increase testosterone escuela, porque la institución ayuda al proceso de socialización y a que desarrolle activamente su cerebro. Los niños también deben http://steroidsbesthgh.com/anavar-crecimiento-en-el-pene_zu/ Anavar crecimiento en el pene jugar, descubrir el mundo con sus propios ojos. Reír y amar. Porque la Serovital hgh dietary supplement gnc inocencia es eso: sorprenderse y maravillarse con cada detalle como si fuera la primera vez.

¿Podrías imaginar que hay niños que Low dose 4 week dianabol for men over 50 no tienen esa posibilidad?

Existen.

Adultos les arrebatan su libertad, su capacidad de reír y de maravillarse con el mundo. Les arrebatan su inocencia.

Pero no los vemos.  

Vivimos en una sociedad adultocéntrica que invisibiliza y niega las necesidades, deseos y derechos de niños y niñas, y que en muchas ocasiones, los cosifica.

Francisca Rodriguez, es psicóloga y se especializa en psicología clínica infanto-juvenil. Desde hace algunos años trabaja en un programa de reparación dirigido a niños, niñas y adolescentes víctimas de la explotación sexual comercial infantil (ESCI). Desde Chile nos cuenta sobre esta problemática que está invisibilizada y afecta a todas las sociedades latinoamericanas.

La explotación sexual comercial infantil es toda actividad en la que un adulto usa el cuerpo de un niño, niña o adolescente para sacar provecho sexual y/o económico, basándose en una relación de poder. Esto contempla una gran variedad de actividades sexuales, incluida la pornografía infantil.

Es erróneo utilizar el término prostitución infantil ya que el concepto de “prostitución está vinculado al mundo adulto, donde se espera que dos adultos tengan algún tipo de interacción sexual con consentimiento habitualmente a cambio de dinero. Además, socialmente suele pensarse que el ejercicio de la prostitución es un acto voluntario, una elección personal y es visto como un fenómeno individual.”

Al incorporar la palabra “explotación” se está diciendo que “en la base del fenómeno existe una relación de abuso entre un niño o niña y uno o varios adultos. En dicha interacción, no existe consentimiento ni puede haberlo.”

Esta dinámica no siempre conlleva dinero. A veces involucra comida, techo, ropa, artículos de lujo o drogas. Lo que hace que los niños en situación vulnerable sean los más propensos a terminar en estas situaciones.

untitled

Las razones por las que un niño o niña termina siendo víctima de ESCI son muy variadas. “El elemento clave a considerar es que la mayoría son niños que han sido vulnerables y vulnerados a lo largo de toda su existencia. Al revisar la historia de niños que son víctimas de ESCI, nos encontramos con todas las formas del maltrato infantil casi desde el inicio: hay negligencia, abandono, maltrato físico y psicológico, y abuso sexual.”

Lo central es que si un niño o niña es víctima de explotación sexual comercial es porque el sistema falló. Es porque la familia, la sociedad y el Estado no hicieron todo lo posible para garantizar sus derechos.

Luego de que se rescatan a los niños que fueron víctimas de la explotación sexual, ¿en qué estado psicológico se encuentran? 

El estado psicológico de los niños y niñas víctimas de ESCI depende de una serie de factores íntimamente interrelacionados entre sí, tales como las variables individuales del niño o niña,  las variables relacionadas con el tipo de explotación del que fue víctima y variables sociales.

Dentro de las variables individuales, están la edad, las características psicológicas previas a la experiencia de ESCI, del nivel intelectual, de la presencia o no de adicciones y de la presencia o no de otras vulneraciones a lo largo de su historia vital, por señalar algunas. La mayoría presenta una baja autoestima y muchos intentan compensarla con actitudes desafiantes. Algunos pueden presentar trastornos de salud mental, como depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, drogodependencia, alcoholismo o trastornos de conducta, así como autoagresiones o intentos de suicidio.

Junto con esto, no hay que olvidar elementos relacionales, como la presencia o no de figuras adultas significativas, escolarización, historia de violencia y presencia de enfermedades de transmisión sexual.

Uno de los elementos más complejos y que dificultan el trabajo reparatorio, es que la mayoría no se percibe como víctima de la situación de explotación. Después de una vida de vulneración en la que han sido constantemente agredidos, muchos sienten que por primera vez ellos ganaban algo a cambio, ya fuese ropa, comida, techo, drogas o dinero.

¿Cuál es su impacto psicológico a largo plazo? 

Dentro del impacto psicológico a largo plazo, nos encontramos con distintas dinámicas algunas de las cuales también están presentes en los niños y niñas que han sido víctimas abuso sexual.

Una de ella es la sexualización traumática. Esto implica que la sexualidad se configura y desarrolla de forma inapropiada, construyendo repertorios de conducta sexual inadecuados, con asociaciones y reacciones emocionales inusuales ante la actividad sexual.

Otra de ellas es la sensación de traición, que aparece cuando el niño o niña descubre que alguien de quien depende le ha causado daño. Esto puede ser vivido en relación a aquellos adultos que no protegieron. Esto genera una gran desconfianza a largo plazo, desconfianza hacia otros adultos e incluso hacia los pares, dificultando el establecimiento de relaciones íntimas y cercanas.

La tercera es la de indefensión, en la que sienten que no cuentan con los recursos suficientes para mantenerse a salvo. La cuarta es la estigmatización, que se relaciona con la construcción de un autoconcepto negativo.

Por último, está la de dinámicas gananciales, que es propia de niños y niñas víctimas de ESCI, en la que siempre se espera establecer relaciones con algún tipo de intercambio material.

t060dh12

¿Cómo es el proceso de recuperación y cuánto tarda? 

Así como el diagnóstico es complejo, involucrando una serie de variables, el proceso de recuperación está marcado por las mismas variables. Lo primero es poder establecer un vínculo con el o la adolescente. Esto puede tardar meses, ya que han aprendido que desconfiar es clave para sobrevivir.

A continuación, se trabaja sobre el impacto que ha tenido la experiencia de ESCI y sobre todo que se visualicen como víctima y que logren identificar al cliente en el rol de explotador. En paralelo a esto, se lleva a cabo un proceso judicial ya que los niños y niñas ingresaron al programa por orden de un tribunal. Esto conlleva la participación en audiencias, que los niños y niñas vuelvan a declarar, apareciendo la victimización secundaria.

Hay algunos elementos que juegan a favor del trabajo que se realiza con ellos, como el que estén escolarizados y cuenten con algún adulto significativo que esté dispuesto a comprometerse emocionalmente con el niño o niña, y a asumir el cuidado legal. Estos dos factores, que parecen tan básicos, son muy difíciles de encontrar.

En los casos con lo que yo trabajé, muchos de los niños se encontraban en situación de calle y provenían de familias en las que existía maltrato y negligencia. Eran niños que habían ingresado al sistema de protección a los 4 o 5 años (algunos incluso antes), que los tribunales habían alejado de sus familias por considerar que corrían peligro ahí y que tras un tiempo en hogares o residencias especializadas, volvían a sus familias y se activaba el circuito de nuevo.

En los casos de los niños con drogodependencia, muchos estaban en calle y lo inicial era lograr la desintoxicación e iniciar rehabilitación.

De acuerdo a los lineamientos que entrega el Estado, se espera que el proceso de intervención tenga una duración de 2 años, sin embargo, de acuerdo a mi experiencia y la de mis compañeros de trabajo, solo 1 de cada 20 puede llevarse a cabo en ese tiempo y el resto puede tomar 3 o 4 años, dado el perfil de los niños y niñas que atendíamos.

De la explotación sexual infantil, ¿qué otras problemáticas derivan?

De la experiencia de ESCI, derivan problemas como las enfermedades de trasmisión sexual, tales como sífilis, gonorrea y SIDA. También abundan los casos de embarazo adolescente.

En el caso del consumo de drogas, la relación no es lineal. Así como hay adolescentes que inician consumo a partir de la experiencia de ESCI, otros pasan a ser víctimas de ESCI porque es la manera que han encontrado para financiar su consumo o conseguir directamente las drogas.

¿Creés que las políticas actuales de los Estados son insuficientes para atacar a la explotación sexual infantil? 

Si un niño o niña es víctima de ESCI, es porque el Estado, la sociedad y su familia fallaron en garantizar su protección.

Existe una demora en el ingreso y atención de los casos en los programas reparatorios porque no cuentan con la capacidad para atenderlos. Generalmente, a los profesionales se les asignan más casos de los que es posible atender. En muchas residencias u hogares hay falta de personal especializado y los niños experimentan nuevas vulneraciones, siendo víctimas de violencia de parte de sus pares y cuidadores, e incluso viven nuevos abusos sexuales de parte de otros niños.

SexTrafficking-880x3851

Es un poco difícil reducir esta problemática a términos económicos por su complejidad pero, si existe esta oferta de explotación sexual infantil; ¿Quiénes son los que “demandan”? ¿Qué es lo que hace que esta gente mantiene a flote ese mercado?

La mayoría de las personas que son identificadas como explotadores en el rol de clientes suelen ser hombres, de diferentes edades, muchos con antecedentes previos de haber abusado de niños o niñas en reiteradas ocasiones, es decir, suelen ser pedófilos. 

El problema es que tendemos a pensar que el pedófilo es alguien raro o diferente, como si tuviera un distintivo que hiciese reconocible que es un perverso. Pero en realidad son personas que llevan una doble vida, por un lado, pueden ser buenos trabajadores, buenos vecinos, buenos amigos y tener una pareja estable, y por otro lado, abusar sexualmente de niños y niñas; producir o almacenar pornografía infantil; y pagar, ya sea en dinero o en especies, para tener relaciones sexuales con niños o niñas.

Latinoamérica es uno de las regiones con mayor tráfico de niños con fines de prostitución infantil, ¿por qué creés que se da esto? ¿Qué debemos transformar como sociedad para terminar con este fenómeno?  ¿Qué puede hacer el ciudadano común desde su lugar para terminar con la prostitución infantil? 

Creo que esto ocurre por la mirada adultocéntrica que tenemos, en la que valoramos muy poco a la niñez. En la medida que todos nos preocupemos por todos los niños, esta y otras situaciones de vulneración irán disminuyendo en frecuencia y duración.

Lo que puede hacer la gente para colaborar a erradicar la explotación sexual comercial es, primero que todo, tomar conciencia que todos estamos involucrados. Cuando somos testigos y decidimos quedarnos de brazos cruzados o mirar para el lado para no meternos en problemas, estamos siendo cómplices de esa situación porque facilitamos que siga existiendo. Por lo tanto, es importante hacer las denuncias correspondientes

Iara Tevez Nesteruk

El fuego como filosofía de vida, es mejor arder que apagarse lentamente. Le gusta hablar de música, política y películas. Sueña con viajar y conocer todos los rincones del mundo; también dejar ese mundo, un poquito mejor de lo que lo encontró. Estudiante de Relaciones Internacionales.