Libros

Palabras cruzadas en la inauguración oficial de la Feria del Libro 2017

Por Cintia Alvarez

Considerada como la actividad cultural por excelencia, su inauguración no es un evento más. Es EL momento, es la bandera de largada, es el prólogo en términos literarios.

Antes de ayer, 27 de abril, alrededor de las 18.45 hrs, inauguró oficialmente la 43° edición de la Feria Internacional del Libro (#FILBuenosAires), en la sala Jorge Luis Borges (qué detalle amoroso).

Entre los presentes estuvieron autoridades nacionales (como el Ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto) provinciales, de la ciudad de Buenos Aires (como el Ministro de Cultura porteño, Ángel Mahler), diplomáticos, instituciones y personas vinculadas al mundo del libro. Además, contó con la presencia especial de John Szabo,  Director de bibliotecas públicas de Los Ángeles, ciudad invitada de honor (ubicación: Pabellón amarillo, stand 1809).

Martín Gremmelspacher, presidente de la Fundación El Libro, comenzó su discurso destacando que, por quinto año consecutivo, la Feria cuenta con una ciudad de honor invitada. Manifestó características importantes de Los Ángeles, como epicentro de actividad cultural que no sólo se asocia con el cine, entendiendo que de su población total, el 50% son hispano hablantes. Además, resaltó la dignidad con la cual se trabaja cada año para mantener los parámetros de la Feria y para innovar. Continuidad, innovación, tradición y vanguardia son 4 pilares que sostienen. De los 45000 m2 totales, 25000 m2 están destinados exclusivamente a la exposición y a la venta de libros (un dato que emociona). Entre los mayores logros destacó: el fortalecimiento del Festival de Poesía (que va por su décima segunda edición), el Diálogo de escritores latinoamericanos (que desde el año pasado se lo considera el más importante en el continente), el Diálogo Federal de escritores argentinos, y el encuentro de Booktubers (único en su tipo de habla hispana).

Por otra parte, preponderó la presencia de 2 premios Nobel: John Coetzee y Mario Vargas Llosa. Señaló el la lista escritores extranjeros que visitarán la Feria (como Alessandro Baricco y Bernhard Schlink) y el enriquicimiento con la presencia de escritores argentinos (y su agradecimiento por su acompañamiento y apoyo constante). También, habló sobre los homenajes a Andrés Rivera y a Ricardo Piglia (2 figuras importantes que nos abandonaron el año pasado). Una especial actividad tendrá lugar el lunes 8 de mayo, en el marco del maratón de lectura; Gabriel García Márquez es la figura elegida, por su aporte, a la cultura, en general, y por el 50 aniversario de la publicación de Cien años de soledad.

la chica que lee martin

Crédito: Feria del Libro

Un punto aparte para toda la oferta de actividad educativa y de capacitación de profesionales de la enseñanza, bajo el lema: “Aprender para enseñar, enseñar para aprender”. También, la nueva edición del Congreso de Promoción de la lectura y el libro, y la inauguración del Ciclo “Cómo me hice lector”.

Gremmelspacher, destacó 2 servicios importantes que brinda la Feria: por un lado, un chequelibro de $55 que puede utilizarse en las librerías a partir del 16 de mayo. Por otro lado, el beneficio de logística para libreros nacionales que permite despachar hasta 150 kg sin costo alguno. Además, de la repetición del espacio NUEVOBARRIO para los editores que recién están comenzando.

El presidente de Fundación El Libro habló de la actual situación de la industria literaria (con algunos cruces con el Ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto). Uno de los datos más fuertes es que las ventas cayeron un 25%, lo que significa que se produjeron 20.000.000 de ejemplares al año, o lo que es lo mismo 55.000 por días. Otro se refirió a la necesitad de implementar el programa Exporta Fácil, un sistema simplificado de exportación para que los libros argentinos lleguen al resto del mundo con un menor costo. Además, destacó la necesitad de una política que proteja, verdaderamente, el derecho del autor, ya que la piratería es un mal que aqueja hace años al sector.

Crédito: Feria del Libro

Crédito: Feria del Libro

Por su parte, Pablo Avelluto, el Ministro de Cultura de la Nación enumeró algunos cuestiones: el mantenimiento de los proyectos de fondos para la traducción de autores argentinos a lenguas extranjeras y la expansión de las actividades de la Biblioteca Nacional.

Crédito: Feria del Libro

Crédito: Feria del Libro

En su discurso de apertura, la escritora argentina, Luisa Valenzuela, recordó el rol de las mujeres escritoras en la literatura argentina (¡bien por esas chicas lectoras!). “Se abren las puertas de nuestra Feria del Libro, una de las más importantes del mundo, y un mar de libros, es decir, de conocimiento, de maravillas y sorpresas, habrá de recibirnos. Porque aquí mismo un sinfín de palabras nos aguarda e indefectiblemente encontraremos la que nos interpela. La que nos alude. Y también las otras, las palabras que contradicen nuestras certidumbres y nos fuerzan a pensar, a debatir y a elegir”. La escritora pidió por la recuperación de la palabra sincera (sin máscara ni artilugios) destacando cómo el lenguaje y la lectura nos ayudan a trascender: “…su papel de superficie reflectante, útil para echar luz sobre aquellos espacios que se busca mantener a oscuras. La literatura escrita, la leída, pero sobre todo comprendida”

Cintia Alvarez

Licenciada en Comunicación Social y periodista de moda. Muy musical. Ama reír y leer. Adora los accesorios que hacen la diferencia, especialmente la personalidad y el humor.