Celebrities Sports

Floyd Mayweather: Bienvenidos al fucking show

Por George Blanco

http://jedaware.com/trenbolone-vs-clenbuterol Trenbolone vs clenbuterol Floyd Mayweather se mueve como una avispa dentro del ring, el que alguna vez construyera la imagen de ese boxeador rudo, fanfarrón y escandaloso. Detrás lo escoltan 50 Cent y Nandrolone decanoate norma hellas sa Justin Bieber, dos personajes icono de la cultura americana del consumismo. El detalle no es menor: en la guerra del ego de los personajes mediáticos (no importa el genero en donde se desenvuelvan), http://kenwoodliquors.com/winstrol-cycle-to-lose-weight Winstrol cycle to lose weight 50 Cent y Bieber son dos de los exponentes con más crédito. Eso sí, en la noche del Good testosterone levels MGM Arena, todo puede esperar, la fama entera es de Trenbolone enanthate testosterone enanthate winstrol Pretty Boy.

Del otro lado, el rival, disminuido en los papeles pero ensanchado en la mirada, entra al ring acompañado de http://steroidsbesthgh.com/side-effects-hgh-injections_am/ Side effects hgh injections René Perez, de Téstostérone Calle 13, una especie de embajador de los boxeadores latinos (Cotto es portorriqueño), que con mirada desafía a los estereotipos de http://kokinetics.com/boldenone-undecylenate-review Boldenone undecylenate review Money. Rene es la vereda de enfrente de una misma calle, con distinta numeración y el lado mas oscuro, allí donde vienen “los de atrás”.

http://youtu.be/rf_3VWZJ1L4

Alguna vez, separados por estructuras ajenas (uno libre y el otro conquistado), estuvieron del mismo lado de esa calle. Cotto y http://kenwoodliquors.com/primobolan-jak-dziala Primobolan jak dziala Mayweather Jr., http://muscle-building-steroids.com/dbol-anavar-cycle-gains_l3/ Dbol anavar cycle gains Curtis Jackson (50) y René. Hay que entenderlo, el boxeo es, probablemente la disciplina que mejor pinta esos contrastes y que, en un abrir y cerrar de ojos, transforma a propios y ajenos para convertirlos en millonarios, aunque con distintos discursos y posiciones, en una vidriera tan rentable como la de la industria pop.

La excepción es precisamente http://royalmaderavineyards.com/turinabol-en-creatine Turinabol en creatine Justin Bieber, el niño acomodado de Canadá que siente a Estados Unidos como propio y que genera billetes como críticos dispuestos a cortarle la cabeza. ¿Por qué, Floyd? Bieber es el mainstream vivo de la industria pop, el ultimo gran salvador de la cultura mas consumista del genero, que después de British dragon boldenone erfahrung Madonna tuvo a Britney como representante y no mucho más (se le acercan Testosterone boosting diet Katy Perry y Sustanon 250 ccyle did noting what else can a beginner run Lady Gaga).

Bieber representa la estelaridad, permite conquistar publico (el movimiento en Twitter relacionando las palabras Mayweather-Bieber era impresionante), que de otro modo no le seria posible a Floyd Mayweather. Una característica, la de celebridad, que también tiene 50 Cent aunque sin tanto riesgo (el boxeo, por características naturales e históricas, es marginal como el hip hop).

Los aportes boxísticos de la velada, entonces, quedan atrás. Una pelea que careció de argumentos de parte de Cotto, pero que sin embargo lo tuvo en la lucha hasta el final. Decisión unánime de los jueces, que casi se convierte en un KO cuando en el 11° round Mayweather casi derriba a Cotto, que por momentos recurrió a ensuciar la pelea llevando a Floyd contra las cuerdas una y otra vez. Premio consuelo, algunos golpes que pudo conectar. Mayweather, otra vez.

Semejante show culmina con 8 títulos mundiales de Mayweather en 5 categorías distintas (el sábado se coronó SuperCampeón en peso mediano JR de la AMB), una marca de 43-0 con 26 nocauts, un cartel de promoción que lo tilda de invencible, una técnica y un poderío que crece en cada pelea. Porque también hay que decirlo, lo de Mayweather es completo. Al show montado se le suma un espectáculo deportivo sin precedentes en los últimos tiempos. Pretty Boy factura mas que Rihanna en términos publicitarios, y su nombre en Las Vegas, Atlantic City y New York, es considerado el de un verdadero héroe.

Sólo el sábado, la bolsa que se llevó fue de 32 millones de dólares. El ringside del MGM Grand, ademas, se aseguro la efectiva publicidad de la empresa de promoción de Money (Mayweather Promotions), y un minuto a minuto de cámara abrumador. Floyd en el vestuario, mascando chicle, firmando, bailando en el ring, hablando con Lil Wayne (voz en on) y encumbrandose como el número 1 indiscutido, al menos hasta que pelee con Maravilla Martinez o Many Pacqiao. Una especie de Crisitiano Ronaldo del boxeo.

Miguel Cotto fight Floyd Mayweather

Casi que se notó, aunque después de sonar la campana en el último round, el fantasma de la cárcel (un hecho), comenzó a sobrevolar en el MGM. El 1º de junio Floyd Mayweather entrará a una celda común de Nevada por el delito de golpear a su ex novia, una pena que logró posponer para pelear com Cotto (la pelea con Pacqiao que no fue). Allí no estarán ni Justin Bieber (!) ni 50 Cent para escoltarlo, ni siquiera tendrá acceso a su fortuna de mas de mil millones. Cotto, satisfecho con sus muchos millones ganados por haber aceptado el reto de anoche, estará en casa disfrutando.

Floyd Mayweather volverá a saber, al menos por tres meses, lo que es volver a estar del otro lado y pagará las consecuencias de haber perdido la cabeza. Ni los millones ni la fama pudieron ni podrán salvarlo de las consecuencias. Lo que seguramente habrá, son cámaras y flashes que registren el momento. Porque claro, para Floyd Mayweather el fucking show debe continuar.

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.