Música

Revelación de 2011: Foals

Por Ale Yunes

|Por Ale Yunes 

Hasta hace muy poco había encontrado la felicidad de encontrar música con aires renovados de la mano de Arcade Fire, y es importante destacar esto dado que en la música parece estar todo inventado. Sin embargo siempre tenemos gratas sorpresas, en mayor o menor medida. Independientemente de la repercusión que podrían tener –sabemos lo complicado que es el negocio musical-, actualmente son una de las pocas bandas con gran reconocimiento público y amplia calidad sonora pero que, parece no estar sola…

Hoy, vuelvo a tener esa sensación con Foals, banda que había escuchado al pasar pero de la que no supe, cosquilleo mediante, que animará la escena, hasta el domingo 18 de septiembre, día que telonearon ni mas ni menos que a los Red Hot Chilli Peppers en River.

Ahora me encuentro ante el mismo escenario, Foals sorprende e impresiona con su música experimental, haciéndole honor al legado del rock británico progresivo y psicodélico sumando la potencia y virtuosismo del
math rock, del indie y el afrobeat.


Estos fanáticos del músico minimalista Steve Reich –al que consideran “el mejor músico de todos los tiempos”- encuentran sus orígenes musicales en diferentes corrientes y grupos, Radiohead, Sweep the Leg Johnny, Monolake, Talking Heads, Arctic Monkeys, Franz Ferdinand, entre otros, que dan lugar al variado y enriquecido sonido del grupo conformado por muchachos universitarios, que, como en muchos casos, dejaron sus carreras para dedicarse de lleno a la música.

Esta banda originaria de Oxford, Inglaterra, lleva editados dos discos –y esperamos que no sean los únicos- Antidotes (2008) y Total Life Forever (2010), los cuales nos presentan un viaje intenso al punto lisérgico, explorando cada sensación, volviéndolos irresistibles y adictivos, y que, como en los tiempos del vinilo, se nos hace necesario escuchar todo el disco para
satisfacernos.

Aquí es donde, generalmente, el espíritu sintetizador del análisis nos lleva
a destacar algunas canciones de estos álbumes para que podamos comenzar a explorar y determinar si efectivamente le vamos a prestar atención, bueno en este caso vamos a omitir deliberadamente esto y, a riesgo de sonar reiterativo, escuchen todo Foals, que les aseguro no tiene desperdicio.

El grupo liderado por Yannis Philippakis –cantante principal y guitarrista- que comenzó como sexteto y pronto devino en quinteto, se caracterizó en sus inicios por ambientar house parties y ocasionales nu-raves, alcanzando reconocimiento local con los sencillos Hummer y Mathetlics, que curiosamente no formaron parte de su primer disco, ya que ellos, en una actitud bien indie, quisieron que estos no influyeran en la crítica del antes mencionado
Antidotes.

Pero a pesar de esto, fueron estos temas los que llevaron a que disqueras como
Transgressive Records y Sub Pop posaran sus miradas en ellos y, reconociendo el potencial en la variedad rítmica del grupo, editaran sus discos.

Foals aparece como una de esas bandas que vienen a recordarnos lo importante del inconformismo sonoro, la búsqueda constante de diferentes matices, nos invitan a pasear por sus campos oníricos, cambiando constantemente de ritmo pero nunca sin dejar de bailar.

La banda reivindica el dicho “La primera impresión es la que cuenta”, sorprendiendo y fascinando a quien se atreva a escucharlos, solo espero que tengamos el placer de seguir escuchando su música y esto de ánimos a nuevos grupos a crear con tanta liberación de espíritu. Y atención que con Foals todo lo que brilla es oro.

 

Ale Yunes

"Una vida dedicada al cine y la música". No vamos a indagar cuantos años, pero damos fé de que el muchacho sabe y hace cosas de puta madre. Hace poco descubrió su nueva pasión: la escritura. Realizador audiovisual.