Moda

GIAMPORTONES: Estilo de buena cepa

Por Maria Florencia Ferrero

Con solo ver el Instagram, blog o Facebook de las Giamportones, vamos a estar de acuerdo que no podemos definir a estas chicas con una sola palabra ni encajarlas en un solo rubro. Explosión de colores, diferentes morfologías en prendas, la actitud que se necesita para portar un accesorio excéntrico, viajes, comidas, paseos entre bodegas y un lazo de hermandad, de amor entre hermanas, que es el condimento que completa el sentimiento de empatía que podemos sentir con estas chicas criadas en la tierra del buen vino.

Con más de 16mil seguidores en Instagram, Emi Giamportone asegura que siguen manteniendo la misma esencia con la que empezaron el proyecto. Publicitar productos que no las identifiquen no está dentro de sus planes, pero si lo está dejar una marca cada vez más clara de estilo personal.

El blog: Un lazo de unión entre hermanas trotamundos

Flor y Emi Giamportone pasaron su infancia y adolescencia en Mendoza bajo la crianza de una madre con un gusto exquisito que “No las vestía como cualquier nena” y desarrollando un ojo estético único entre cada salida juvenil. Sin embargo, el mundo de la moda no las cautivo a la hora de elegir una carrera universitaria. Estudiaron abogacía (Flor) y kinesiologia (Emi) pero ninguna ejerció su profesión en su tierra natal. Tenían sed de mundo. Flor comenzó a trabajar en un proyecto vinícola en Buenos Aires y de allí a California y luego China. Emi se fue a vivir a Europa a los 21 y de allí sus pasaportes no pararon de sumar sellos.

Emi y Flor seguían alimentando su ojo y su pasión por la moda viendo streetstyle y lugares extranjeros. A su vez, estaban lejos de casa y necesitaban volcar toda esa información en algún lado y compartirla entre hermanas. ¡Bendita tecnología! Seguidoras de Blogguers como Man Repeller, vieron en el blog una plataforma ideal para seguir unidas por la pasión que compartían.

“Nació casi como un chiste. Largamos con el blog y no sabíamos ni cambiar la tipografía, la esposa de mi primo nos ayudó a hacer nuestro logo y así comenzó. Fue muy orgánico, la que tenía algo para subir lo hacía sin ninguna presión, y de repente tuvo mucha repercusión”, cuenta Emi.

El mundo de la moda le dio señales: ¡Las querían en acción!

Como suele suceder luego de una ruptura amorosa, Emi Giamportone no estaba muy segura de como seguir su vida. El blog ya estaba en funcionamiento hacia un par de años pero no daba el suficiente redito comercial, su profesión no la llenaba y tampoco tenía claro donde vivir. Solo pedía una señal de si debía o no continuar con esto. En búsqueda de respuesta se fue a visitar a su amiga, Yanina Screpante (SI, la novia del Pocho) a Paris. En la ciudad de las luces las señales para que continuara inmersa en el mundo de la moda, no pararon de aparecer.

¿Karl, sos vos? Emi y Yani fueron de paseo a la exclusiva tienda Colette en la ciudad de las luces y allí la primera señal llegaría. Se topó cara a cara con el mismísimo Karl Lagerfeld mientras la eminencia de moda se compraba un exclusivo Iphone con diseño Chanel, y que ante la cara de asombro que percibió de estas chicas fanáticas de la moda, las saludó desde el auto cuando se retiró del lugar. ¡Una escena épica!

Como si fuera poco, su visita coincido con la semana de la moda parisina. La idea principal de Emi era realizar Street coolhunting cuando ingresaban o salían de los desfiles, pero el destino le guiño el ojo una vez más. Paseando junto a Pocho Lavezzi y Yanina, se toparon con un fotógrafo de Vogue que se declaró fan del futbolista. Emi no tardó en hacer migas con el fotógrafo y contarle su amor por el mundo del diseño. Al día siguiente se unió al equipo de cobertura de Vogue y terminó en la primera fila del desfile de Dior. ¡Un sueño!

Luego de las anécdotas parisinas que Emi recuerda a carcajadas, las certezas superaron a las dudas y la intuición no le falló. Apostó por el proyecto Giamportones y hoy no paran de sumar éxitos y llamadas de marcas que quieren formar parte de sus coloridos y originales looks.

Emi y Flor siguen sorteando los obstáculos de la distancia. Ambas casadas, una vive en Mendoza y otra en Paraná.

– ¿Cómo es tener un blog desde el interior? ¿Corren en desventaja con respecto a blogguers de Buenos Aires?

Emi: – Para mi es una ventaja. No estamos en la vorágine de Capital. Ser de Mendoza, con todo el trabajo vinícola, etc, tiene una identidad muy especial. Ana Torrejon nos ha dicho que es muy bueno que estemos en el interior y mantengamos nuestro estilo. Si es verdad que en Buenos Aires, hay más marcas pero la gran ventaja de estar acá, es que podemos seguir siendo muy orgánicas. Siento que siempre estamos un paso más adelante, somos muy intuitivas, está en nuestra personalidad.

– ¿Qué consejo le darías a alguien que quiera profesionalizar un hobby como este?

– Yo creo que lo básico es que te apasione producir contenido, sino es muy difícil. A veces hay días que no tenes ganas de sacarte fotos o no te tenes quien te las saque (Risas), pero es tantas las ganas que tenemos de mostrar, que va surgiendo solo. Después el resto se va aprendiendo. Al principio negociar con marcas, o publicitar es más difícil, hoy por hoy estamos en otra posición sabemos que nos dan pero que uno también tiene que dar. Se trata de aprender las reglas del juego.

– ¿Y ahora por donde quieren seguir?

– Hoy estamos en otro momento de nuestra vida. Casadas, Flor con hijos. Fuimos creciendo con el proyecto, ha madurado bastante y es por eso que queremos expandirnos. Queremos publicitar cosas que pasen en Mendoza, mostrar lifestyle desde acá y nuestros intereses que van cambiando según la edad pero con una fuerte presencia de la moda, obvio.

 

Emi Giamportone

Combinación de colores: Todas las posibles

Cuentas para seguir en Instagram: Man Repeller/CupOfCouples/CollageVintage/Miranda Makaroff

Un viaje por hacer: Puerto Madryn/Islandia

Prenda que más compras: Zapatos

Algo que admiras de tu hermana: Su alegría

Una referente de moda: Miranda Makaroff

Un consejo: Ser vos

Un sueño: Tener un vivero

Maria Florencia Ferrero

Periodista en proceso. Curiosa de nacimiento. Fiel admiradora del equilibrio de los colores en el arte y la moda. Sueña con recorrer el mundo y conocer cada expresión artística de él.