Sports

Hasta siempre, Michael Schumacher: Te vamos a extrañar

Por Fabrizio Gotelli

El siete veces campeón del mundo de la F1, Michael Shumacher, se retiró en el Gran premio de Brasil 2012, en Interlagos, con un sexto puesto y una maniobra controvertida al dejar pasar a Vettel para poder facilitar su tercer corona mundial. Ese resultado marcaría el final de su carrera. Una, por cierto por demás prolífica, pero que los últimos años no fue la mejor. Sin intenciones de contar lo peor de su trayectoria pero tampoco sólo mostrando lo bueno, podemos decir que Schumacher fue uno de los mejores corredores que se pudo ver detrás de un volante de un Formula 1.

Con 43 años, el alemán nacido en Hürth-Hermulheim arrancó su carrera en el ya desaparecido equipo Jordan, en uno de los circuitos más lindos y donde más se destacaría, Spa-Francorchamps. Con un séptimo puesto en la clasificación, pero con una ida afuera del circuito a las poca curvas, comenzaba el periplo de Michael en la máxima categoría. En ese mismo circuito donde ganó su primer carrera de F1.

Su primer título llegó en 1994 con el equipo Benetton. Fue con polémica en la última carrera, que embistió a Damon Hill luego de un despiste, aunque igual le dieron el título. Ya era Michael Schumacher. El trámite en 1995 fue más holgado y así consiguió su bicampeonato y algo no menos importante: pasar a Ferrari.

Ferrari-Schumacher una dupla insuperable

Si bien el titulo no llegaría hasta el 2000 (MS, estaba desde el 1996), cuando empezó a ganar no pararía. Se puede decir que fue lo mejor que se le vió al alemán. Un auto completamente superior al resto y un piloto que parecía de otra galaxia. Los títulos no tardaron en llegar y en 2000 alcanzaría el tri-campeonato, en un momento particular, cuando las lágrimas se apoderarían de Schumacher al recordar a Ayrton Senna.

El resto de los títulos serían prácticamente una obscenidad, a tal punto que muchas carreras terminaban 1-2 con Rubens Barrichelo (su coequiper en Ferrari). En 2002 conseguiría empatar tras varias décadas el récord de Juan Manuel Fangio y en 2004 llegaría al séptimo título en la categoría.

En 2006 se retiró del mundial, con todo ganado y sin poder vencer al español Fernando Alonso, que sería el único que le cortó la racha de títulos, y a la postre el piloto más talentoso luego de su retiro. Algunos también dijeron que se retiraba sin estar tan de acuerdo con esa decisión, que lo hacía presionado porque la llegada de Kimi Raikonnen a Ferrari no le gustaba, y ademas iban a echar a su amigo y nuevo coequiper Felipe Massa.

La llegada a Mercedes en 2010, tras tres años de retiro marcaría el regreso de Michael, de nuevo dirigido por Ross Brawn y de nuevo en Mercedes. Y es que la marca alemana lo tenía como uno de sus jóvenes pilotos en la década del 90, hasta que se fue a Benetton.

Si bien no había una expectativa desmesurada, que tras su retiro no hubiera un liderazgo indiscutido con tres campeonatos de F1 ganados por tres pilotos diferentes (Raikonnen, Hamilton y Button), además de un nuevo equipo.

Pero la expectativa bajó mucho en el mismo año en que volvió, y nunca pudo remontar. Apenas un podio en este trienio. Demasiado poco para uno de los mejores de todos los tiempos. Ya en el final del año, el accidente en Singapur dejó a Schumacher en una situación muy engorrosa y terminó de decantar su retiro.

Su récord de siete títulos mundiales (1994, 1995, 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004), 91 victorias, 68 pole positions, 77 vueltas rápidas y 155 podios, lo transforman para algunos el mejor de todos los tiempos. Personalmente, es imposible comparar distintas décadas. La Formula 1 se corre desde 1950 y en más de 60 años han pasado grandísimos corredores con lo cual es casi imposible decir, este fue mejor que otro que corrió 50 años antes. Lo que es seguro, es que Schummi marcó una época, dejó un legado. Se convirtió en leyenda. Una de las más rápidas.

*Yo opino

*Por Federico Gonzalez (@federix12)

Interlagos, ya acostumbrados a que la Fórmula 1 se defina en ese fantástico circuito deja un legado, el heptacampeón Michael Schumacher dice adiós y se corona al tricampeón mas jóven de la historia en Sebastian Vettel.

Y mas allá del gesto de Michael al dejar pasar a Vettel y permitirle salir campeón, mas allá que una vez mas la FIA nos privó de verlo despedirse ante la gente en el podio, dejó su huella para ser leyenda. Desde Benetton con los títulos en 1994 y 95, su exitosisimo paso por Ferrari con títulos entre 2000 y 2004 cuando las cosas al principio no le salían, y este regreso desde 2010 en un equipo Mercedes que nunca le entregó un auto acorde a un piloto de su categoría.

19 temporadas, 306 grandes premios, 68 poles, 77 vueltas rápidas, 91 victorias, 7 títulos mundiales. Impresionantes por donde se lo vea. Ya lo extrañamos, fuimos testigos de uno de los mas grandes pilotos de la historia. Michael Schumacher tendrá el derecho de sentarse en la misma mesa que Senna o Fangio. Gracias por tantas emociones, debates y controversias que generaste. Ya empezó la era post-Michael. Adiós al piloto, al que ya es leyenda.

Fabrizio Gotelli

Insistimos hasta que se animó a escribir. Habla de fútbol argentino como de la Liga de España o la Premier. Ama el ciclismo y sabe de basket. Su pasión: el deporte.