Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Hello, I’m Johnny Cash

Por Leo Arregui

|Por Leonel Arregui @leoarregui

En cuanto me senté a escribir esta nota acerca de mi gran ídolo me dí cuenta lo difícil que es a
veces resumir años de artistas de su talla en breves palabras. Todo en su vida luce interesante y
trascendente y ahí es donde me pregunto: ¿Quién no lo conoce, qué le interesaría leer?

John Ray Cash, Johnny para sus fans, J.R. para su familia, nació en el estado de Arkansas, región sur de E.E.U.U., lugar que construyó los cimientos en los que se basó su música. Amante de la música góspel gracias a su madre, con quien junto al resto de sus hermanos cantaban durante los largos días de su infancia mientras recolectaban algodón de sus campos, comenzó a practicar guitarra y componer sus primeras canciones cuando niño, allá por los ´30s.

http://www.youtube.com/watch?v=Wk481jU4fJU

A principios de los ´50´s se enlista en el ejército y es enviado a Alemania, más precisamente a Landsberg, lugar testigo de la formación de su primera banda The Landsberg Barbarians.
En su regreso de la Fuerza Aérea se asienta en Memphis, Tennessee, donde se casa con Vivian Liberto, su primera esposa, con quien tiene 4 hijas.

Por aquellos días, de día era vendedor de accesorios para electrodomésticos y de noche se juntaba junto a sus amigos Luther Perkins en guitarra y Marshall Grant en contrabajo, conocidos como los Tennessee Two, a tocar canciones góspel. Johnny decide tomar el toro por las astas y junto a sus músicos, vestidos los tres de negro (ya que era el único color de camisa que todos poseían y look que lo marcaría de por vida), se dirigen a Sun Records donde consiguen ser audicionados por Sam Phillips, aunque sin mucho éxito.

Ellos tocaron para Sam una serie de canciones góspel las cuales no tardaron mucho en ser rechazadas por el dueño del estudio fundamentando su respuesta en que ya no grababa más dicho estilo musical. Sin rendirse J.R. le mostró algunas canciones de su autoría, en un estilo que podría definirse como un temprano rockabilly, y así fue como grabaron los primeros dos singles: “Hey Porter” y “Cry, cry, cry” allá por el año 1955. Canciones que quedaron bien posicionadas en el chart de música country de E.E.U.U. Así comenzaron a cocinarse una lista de éxitos como “Folsom Prison Blues”, “I walk the line” y “Get the rythm” entre otros.

Sus canciones no solo figuraban en el chart de country, sino que comenzaban a verse dentro del chart de rock compitiendo cabeza a cabeza con grandes como Elvis Presley entre otros. A medida que sus canciones continuaban saliendo, su popularidad iba en un vertiginoso aumento, como así también su ritmo de vida. Pasaba sus largos días de gira, recorriendo todas las rutas de los Estados Unidos en su Plymouth del 54 con su guitarra en el baúl trasero. Semejante torbellino tenía como combustible las anfetaminas, su gran debilidad y sin saberlo, su gran obstáculo. En su autobiografía describe lo siguiente: “Es una lucha continua. Sin embargo, sé que si me encomiendo a Dios cada mañana y soy honesto con Él y conmigo mismo, conseguiré llegar bien al final del día.”

En 1968 se casa con June Carter, a quien conoció en sus interminables giras. Ella sería su eterna compañera, con quien tendría tres hijos más, y su gran cable a tierra. Su fama lo llevo a firmar con Columbia, a tener su propio programa de TV “The Johnny Cash Show”, como así también a la ruina. Con esto no me refiero económicamente, sino a que su vida había sido superada por su personaje y mayormente, por culpa de su adicción.

Dentro de un zigzag de éxitos y fracasos, llegamos a 1994, donde de la mano del productor Rick Rubin (sí, sí, el que trabajo junto a Slayer, RHCP, The Cult, Danzig, etc, etc, etc), resurge de
las cenizas cual ave fénix con la serie de discos titulada: “American Recordings”, la cual volvía a tenerlo solo a él, junto a su inseparable guitarra y su cavernosa voz. Nuevos temas propios y versiones magnificas de canciones de bandas modernas y populares como por ej “Hurt (Nin Inch Nails)”, “One (U2)” o “Personal Jesus (Depeche Mode)” lograron ponerlo sobre el final de su carrera en el lugar que nunca debió perder.

Respetado y admirado por adolescentes y mayores, por músicos modernos y no tan nuevos, llegamos al 12 de septiembre de 2003, día en el cual pasa a la inmortalidad, luego de luchar contra una enfermedad que lo tenía a mal traer durante años.

Con el sonido “boom-chic-a-boom” como sello característico de su banda, siendo el único músico en formar parte del Salón de la Fama del country, rock y góspel junto a Elvis, Johnny Cash sigue siendo gran influencia para gran cantidad de artistas. Difícil recorrer su larga carrera en pocas palabras, muchas cosas quedan en el camino, pero la próxima vez que se escuche “Hello, I’m Johnny Cash” antes de alguna de sus canciones, sabrás un poco más de lo que esa voz significa.

 

Leo Arregui

Activo. Jugado. Vasco por padre, eslovaco por madre. Opinador de buen olfato y pura energía. Impredecible, ocurrente. Banca a Bradley Cooper y escribe en N&W con una humilde mirada.