Moda

Hermès, Dior y Chanel: la inversión más segura

Por Ludmila Llaver

Ganar plata comprando ropa puede sonar a un sueño hecho realidad, ¿verdad? Sin embargo, Trenbolone acetate price india no es completamente imposible: en el fantástico y único mundillo que conforma la moda existe un grupo de élite dispuesto a gastar -literalmente- lo que sea en piezas únicas, http://steroidsbesthgh.com/can-cytomel-cause-foot-ptoblems_hk/ Can cytomel cause foot ptoblems ¿y qué es más único que una Birkin vintage hecha a medida, o una creación de alta costura de Yves Saint Laurent de los 60? Así es: el mercado de los bienes de lujo -incluso los de segunda mano- está que arde, y podría finalmente darnos la excusa perfecta para “invertir” en un bolso Turinabol efecte Hermès o http://lindasfinefoods.com/is-testosterone-bad-for-women Is testosterone bad for women Chanel.

Pero no me crean a mí, créanle a los números: según especialistas, la envidiada Birkin de Hermès –que lleva dos días completos para producirse, y tiene una lista de espera de aproximadamente 6 años– mantiene un valor que excede el del oro, habiendo aumentado su valuación en un 500% en los últimos 35 años. La prueba fehaciente fue la compra anónima en una subasta de Christie’s en Hong Kong de When does your body produce testosterone una Birkin de piel de cocodrilo en rosa Barbie con diamantes incrustados en los herrajes, que levantó la monstruosa suma de £146,000. En el sitio de ventas de lujo 1stdibs.com, una Kelly de Hermès (modelo “hermano” de la Birkin) está valuada en la exorbitante suma de US$665.333, (unas £510.530), y http://royalmaderavineyards.com/masteron-side-effects-hair-loss Masteron side effects hair loss los primeros 18 resultados más valuados a la fecha en la categoría de moda del sitio están ocupados por carteras de Hermès.

kelly-croc-shiny-bordeau-diamond-encrusted-hardware

De acuerdo a Is my testosterone low Fanny Moizant, cofundadora de Proviron test and deca Vestiaire Collective, además de Hermès (“el rey”), otras marcas como Proviron hardening effects Céline, Chanel y Clenbuterol hcl solution Louis Vuitton se venden muy bien en el mercado de segunda mano. ¿La clave? Su producción limitada, las listas de espera y la calidad superior. Además, el valor sentimental –sobre todo el de productos que llevan el nombre de su musa, como la (Grace) Kelly, o aquellos usados por abuelas– hace que estos modelos vintage no pierdan su vigencia.

La ropa, por su parte, explica Moizant, al igual que los autos “pierde gran parte de su valor” con el primer uso, por lo que las mejores prendas de inversión son las de alta costura, las carteras y las joyas. Aunque, como toda regla, esta también tiene su excepción: las subastas de Sotheby’s de prendas de Elizabeth Taylor, Lady Di y Marilyn Monroe generaron millones, aunque esto podría deberse principalmente a sus “usuarias”, y no necesariamente al valor de las prendas en sí.

picmonkey-collage

Los couturiers “clásicos” de principios del SXX como Christian Dior, Yves Saint Laurent, Cristóbal Balenciaga y Elsa Schiaparelli son otra excepción: debido a su rareza y su renombre, son la mejor apuesta para hacer algo de dinero con ropa, señalan los expertos. Aunque no es tan sencillo: las prendas tienen que estar impecables, sin ninguna alteración y con la etiqueta original (y si fueron usadas por alguna celebridad, ¡mucho mejor!).

La experta en moda Penelope Blanckaert, perteneciente a la casa de subastas Artcurial en París, sostiene que en la última década el valor de las carteras más demandadas ha aumentado un promedio de 8% al año, constituyéndolas en grandes inversiones, a lo que agrega que “aquellas con detalles inusuales o materiales exóticos son las que más posibilidades tienen de aumentar su valor con el paso del tiempo”.

gk

Así que, si tenés algunos miles de dólares sin usar y no sabes que hacer con ellos, podes considerar invertir en una Birkin, una Kelly, una Lady Dior o una Chanel 2.55. Aunque no puedo garantizarte que, llegado el momento, quieras deshacerte de ellas.

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.