Música

Imaginar junto a Lennon todavía emociona

Por Ruben Ramirez

El 8 de diciembre se cumple otro año más de la desaparición de John Lennon y a pesar de lo temprana y trágica que pudo haber sido, aún  parece que estuviera entre nosotros, o al menos entre los mayorcitos que vivimos y crecimos junto a él. Son de esas vidas que dejan tanto para los demás, que es mucho para una sola.

Lennon que nació en 1940, en los inicios de una Guerra Mundial que por esos días bombardeaba Londres por los alemanes y que por supuesto lo debe haber marcado a fuego, de allí su lucha permanente por la paz, un verdadero militante de esta causa y no solo una pose.

Por aquellas épocas un niño abandonado por sus padres y dado en crianza a sus tíos, perdiendo de adolescente a su madre en un accidente de tránsito, y a la que solo después de muchos años en su carrera solista compone un tema “Mother” dedicado a ella casi como una catarsis y que aún hoy resulta emocionante revisar la actuación  en vivo en un recital que él dio en el Madison Square Garden de Nueva York, en la que prácticamente grita, implora la palabra del título de la canción, como en un tardío reencuentro.

Si  estuviera entre  nosotros y después  de setenta años le seguiríamos agradeciendo tantas e inolvidables canciones junto a Mc Cartney o en su etapa solista.

Seguramente nos seguiría sorprendiendo con sus ironías, como cuando con su famoso cuarteto en un recital a la que asistía la realeza británica dijo “para nuestra siguiente canción me gustaría pedir su ayuda, los del gallinero pueden aplaudir, el resto de ustedes basta con que hagan sonar sus joyas”.

O como cuando dijo en una entrevista “el cristianismo se irá, se desvanecerá y reducirá su tamaño, somos mas populares que Cristo” en referencia a The Beatles, cuestión que si bien pasó desapercibida en Inglaterra, en Estados Unidos provocó un escándalo tremendo, con los miembros del Ku Klux Klan junto a los ultracatólicos quemando discos del cuarteto y convocando a que todo el país lo hiciera.

John y Yoko, según la lente de Annie Leibovitz. Una foto histórica

Que decir de un tipo que se enamora por aquellos años de Yoko Ono en los que las parejas interraciales no eran frecuentes como hoy estamos acostumbrados a verlos. Una  verdadera lección de amor  a la que él le rinde culto todos los días de su vida.

Recuerdo perfectamente cuando junto a Yoko,  desnudos sobre una cama de algún hotel de Nueva York,  convocaron a los periodistas para proclamar que le dieran una oportunidad a la paz oponiéndose  firmemente a la guerra en Vietnam, cantando “Give Peace a Chance” una canción que llegó a inquietar al por entonces gobierno de Nixon que varias veces pretendió expulsarlo de Estados Unidos.

Un tipo violento y golpeador de sus mujeres y que se reconoce como tal y cambia llegando a escribir una de las primeras canciones feministas en serio “Woman is the nigger of the word” que hablaba acerca de los derechos de las mujeres, utilizando para la canción el despectivo término “nigger” para poner en ese mismo lugar el desprecio que todavía el mundo mostraba por las mujeres.

Ni que hablar del himno por el creado “Imagine” al que para comprender su profundidad solo basta su traducción literal:

Imagina que no hay cielo,
es fácil si lo intentas.
Ningún infierno bajo nosotros,
por encima de nosotros solo el cielo.
Imagina a toda la gente,
viviendo para el día de hoy.

Imagina que no hay países,
no es difícil de hacer.
Ninguna por lo que matar o morir…
y ni la religión tampoco lo justifica.
Imagina a toda la gente,
viviendo la vida en paz.

Tú podrías decir,
que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te nos unas
y el mundo vivirá como uno.

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes.
Ninguna necesidad de codicia o hambre,
una hermandad del hombre.
Imagina a toda la gente,
compartiendo completamente el mundo.

Ustedes podrían decir,
que soy un soñador,
pero yo no soy el único.
Espero que algún día se nos unan

La verdad, todavía me emociono escuchando esa canción y todo su legado por lo que no hay mucho mas para agregar solo, ¡Gracias por haber nacido John!

Otro detalle perfecto para recordar a John Lennon es el tema que escribió el cantautor argentino Lito Nebbia. La canción se llama Para John y espero disfruten su letra.

Que difícil es poder aceptar
que alguien que amas y quieres
y adoras contigo ya no está.
La violencia acudió y un pájaro voló,
que llamado fatal hizo alguien
para llegar hasta él.

Solo hay que esperar sin tratar de recordar
Y esforzarse y creer y luchar por un mundo mejor.
Eso quería él igual que tú y yo
Y es tarea que gran parte de la humanidad ya olvidó.

De donde saldrá la luz,
En donde se oirá la voz,
Quizás la respuesta esté
Sólo en ti, sólo en mí, sólo en él, sólo en todos.

El mundo gira cruel y uno se deja rodar
Pero quién me podrá contestar
Y explicar y hacerme entender
Y quién será capaz de poder contener
Lo que su espíritu despertó en mi juventud.

Ruben Ramirez

Eterno amante del rock. Contador y cantador de grandes temas. Fanático de un flaco llamado Spinetta y unos ingleses apodados The Beatles. Su música lo define y logra que conserve el espíritu joven con el que se encerraba a escuchar discos.