Cine

Imponiendo justicia: Crítica de Wonder Woman

Por Germán Pérez

Grata sorpresa nos entrega download Wireless All In One For Dummies Patty Jenkins con el film de una de las heroínas más icónicas de la historia del comic, tv y, de ahora en más, del cine. discount grahl pdf annotator 3 Wonder Woman es una película que ubica al nuevo universo cinematográfico de http://www.flexmail.eu/steroid/9/methandienone-cycle-results.html methandienone cycle results DC nuevamente en el mapa

http://southamptonfreelibrary.org/stanozolol-oral-cycle stanozolol oral cycle Gal Gadot (franquicia Fast & Furious, triple 9) nos viene deslumbrando con su belleza y currículum desde hace algunos años -además de modelo, tiene 2 años de servicio en la fuerza de defensa Israelí- , pero en lo actoral es (o mejor era) sólo una cara bonita. Pero su destino comienza a cambiar a partir de best price microsoft visual studio 2010 ultimate Batman vs Superman: El Origen de la Justicia (2016). Gal en Batman vs. Superman se llevó todas las miradas -pese a que la película cosechó sólo mediocres opiniones- y despejó toda duda sobre su proenergy whey protein isolate integridad como actriz para con el rol de dianabol legal steroid Mujer Maravilla; simplemente la rompió. Un año más tarde, llega el spin off de Diana y totalmente comandada por ella. El resultado: un nuevo comienzo para purchase Belight Software Printworks La liga de la Justicia.


Como presentación a la vida de “Diana Prince”, la película nos sitúa en http://www.nursesnow.com.au/oem/download-autodesk-mudbox-2016.html download Autodesk Mudbox 2016 Themysciram, hogar de las amazonas. Themysciram es un paraíso aislado del mundo gracias a una magia mitológica. Durante todo el tiempo en que la película explica los orígenes de la vida y mitología de Wonder Woman, el film logra incluir una dianabol only cycle results pictures empatía hacia los personajes secundarios; La reina purchase adobe creative suite 55 master collection Hipólita (Connie Nielsen), su hermana  anavar results Antíope (Robin Wright), encargada del entrenamiento secreto de su hija Diana, influyen al futuro del comportamiento heroico e inquebrantable de Diana. En los primeros minutos vemos una Diana inexperta con hambre de gloria y triunfo que va más allá de la costumbres de su pueblo. A medida que pasan los años, Diana se olvida de sus años de aprendiz y pasa a convertirse en una verdadera arma de destrucción masiva. A pesar de todo esto, “su destino” es desconocido. Esa paz y tranquilidad de este mundo de guerreras se ve comprometido gracias a la llegada de un extraño llamado Steve Trevor (Chris Pine), un espía norteamericano.

El personaje de Pine pone un punto de quiebre a las ideas y valores de Diana:  gracias al accidentado encuentro con Steve, Diana por fin sale de su burbuja y, desde ese momento, tenemos a una Mujer Maravilla desencadenada. Wonder Woman es un lujo fotográfico gracias el trabajo de Matthew Jensen (Game of Thrones, Chronicle). Jensen muestra los horrores de la guerra de paraísos desolados y en contraparte, un edén repleto de vida llamado Themysciram. La fotografía es clave en este proyecto, ya que el peso de eventos históricos pasados son una parte fundamental de la historia de la Mujer Maravilla.

En cuanto al guión, Wonder Woman ofrece personajes principales y secundarios que interesan, no sólo por simpatía sino por el motivo de la fuerza que los mueve hacia sus decisiones. Allan Heinberg (Grey’sAnatomy, The O.C.) da un buen ejemplo con la presentación y el desarrollo de la historia pero, a la hora de cerrar el círculo del film, deja que el cliché se adueñe de la situación final. Los 25 últimos minutos se sienten débiles y sucios, la sensación de lo “ya visto” se adivina en ese último tramo del film, y ese villano (Ares para ser preciso) que actúa como el tiburón de Jaws a lo largo y alto del film, termina siendo una mera copia de lo frecuente. El film es muy bueno pero al cumplir sus objetivos se adentra hacia el terreno de lo fácil con su final “a la carta”.

Pero todo esto, más allá del gran elenco y trabajo del equipo técnico, es pura y exclusivamente el show de Gal. Gadot, en piel de Mujer Maravilla, es un ejemplo perfecto de excelente selección de casting. Lynda Carter en su momento fue (aún retirada del rol) Wonder Woman, pero en lo que va del tiempo, en “nuestros” tiempos, Gadot se encargó de callar a mucha gente -me incluyo- e hizo ese rol absolutamente suyo, Gadot es sin duda nuestra Wonder Woman.

via GIPHY

No estamos hablando de una próxima Kathryn Bigelow, pero el trabajo de Patty Jenkins en este proyecto da nuevos aires y genera una nueva potencia en trabajo de dirección femenina. En su Bio, Jenkins posee Monster, ese glorioso film protagonizado por Charlize Theron, el cual le valió un Oscar por mejor actriz. Pero gracias a Wonder Woman puede sumar sin lugar a duda un sólido y poderoso film, que engancha a la audiencia y consigue esperanzas en lugares que, tras el fracaso no había. Wonder Woman es un éxito y merece serlo.

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.