Música

Julieta Venegas y Los Momentos: De poemas, México y la vida

Por Josefina Chalde

Luego de tres años, luego de aquel disco que fue Otra Cosa, Julieta Venegas volvió al ruedo con Los Momentos, un disco totalmente distinto a los anteriores, donde Julieta muestra una faceta más sombría y reflexiva.

Toda la alegría, los temas enérgicos y pegadizos, dulces, sencillos, a veces inocentes a los que nos acostumbró la oriunda de Tijuana, se transformaron en melancolía, reflexión, crítica, pesar, dolor. Es sin dudas un disco profundo y oscuro porque los temas que toca son así: difíciles, tristes, jodidos.

«Este no es un disco feliz, no tenía ganas de irme por lados fáciles como el de ‘te conocí, te quiero’. El cuerpo me pedía explorar sentimientos como la tristeza, los anhelos, el miedo, la soledad y la situación de mi país«, declaró Venegas en  una entrevista con Télam.

Y es que Julieta se tomó un descanso de las canciones de amor, y decidió poner la atención en otras cosas: la difícil realidad de su México querido que atraviesa una etapa muy violenta; su situación personal que cambió con la llegada de su hija Simona; lo que significa adaptarse a los cambios de la vida y lo difícil que es asimilarlos, y demás.

Incluso el acordeón, instrumento característico de la mexicana que es protagonista de los temas más lindos y alegres, acá ya no tiene tanta relevancia. Pareciera ser que Julieta, en busca de un cambio rotundo, dejó todo eso a un lado y buscó otro camino, otra forma de expresarse, y eso se refleja en el sonido, con tintes electrónicos, mucho piano y melodías más lentas, más “apagadas”.

«Creo que la vida está hecha de etapas diferentes que nos marcan, nos cambian y sacuden. Y este disco es eso, yo trato de plantear mi momento presente que es parte de los distintos ciclos de la vida«, explicó Julieta.

Los Momentos fue producido junto a Yamil Rezc y cuenta con las colaboraciones de los mexicanos Rubén Albarrán (de Café Tacvba), Natalia Lafourcade y Ceci Bastida (de Tijuana No!), y los chilenos Ana Tijoux, Javiera Mena y Gepe.

Como bien explicó en algunos de los shows que estuvo dando en los últimos meses, cada tema tiene su historia, su origen. Así es que la realidad violenta que atraviesa México se plasma en el tema “Vuelve”, donde Julieta, a raíz de las dudas de un amigo que temeroso le preguntaba si era seguro ir a México, habla de que no dejar llevarse por el miedo: “Vuelve a mi ciudad, vuelve para acá, no te dejes engañar por el miedo”.

Lo difícil que resulta aceptar los cambios y los giros de la vida cobra vida en “¿Por qué?”; el desencanto amoroso aparece en “Te Ví”; mientras que un poema de Jorge Luis Borges es la inspiración de “Los Momentos”, tema que le da nombre al disco. Ya sobre el final, la necesidad de estar en paz con uno mismo y con la gente que nos rodea se manifiesta en “Un poco de Paz”.

Este disco no solo sirvió de catarsis para Venegas sino que fue inspirador, revelador y busca que la gente que lo escuche atraviese un proceso similar, que cada tema pueda ayudar y significar algo para cada persona.

“Cuando hablo de cosas tristes o intento contar una historia que tal vez es más sobre preocupaciones o sentimientos más oscuros, mi carácter no es sentirme derrotada por las cosas, sino cómo buscar salidas y respuestas. Eso es lo que intento hacer cuando escribo, estar preguntándome cosas y reflexionando sobre ellas, pero el resultado no suele ser como “ah, sí, caí”, sino “a ver, y ahora, ¿cómo me levanto?”.

Julieta Venegas tiene mucho para decir con este nuevo álbum, y eso se plasmó en el show que dio en Buenos Aires, a principio de este mes. Julieta volvió al país, presentó Los Momentos, y nos cautivó una vez más. Le dio el espacio a las canciones de amor, a todos esos temas que la hicieron tan famosa, y le dio el espacio a la reflexión, a la explicación, a sus momentos. Con un setlist que incluyó los temas mencionados de su último trabajo, Julieta pasó del acordeón, a la guitarra, al piano, protagonista de la noche. Melodías alegres, melodías oscuras, momentos para saltar de la silla, momentos para escuchar en silencio… Julieta se adueñó del Gran Rex y nos dejó con ganas de más.

Ya la extrañamos, ya la esperamos de vuelta.

Josefina Chalde

Estudiante de Cine. Amante de la música internacional. Un buen libro, un buen disco y una buena película es todo lo que necesita. Londres es su lugar en el mundo.