Celebrities Moda

Justin Bieber, un señor para GQ

Por George Blanco

Hay que decirlo. Guste o no, Justin Bieber es una especie de imán en su frenética carrera a la fama, vende más revista que cualquier celebrity con décadas de carrera, hasta se ha convertido en un símbolo, tal vez a modo de cábala, para deportistas como Floyd Mayweather, que en su última pelea frente a Miguel Cotto, lo llevo de “custodio” para que le sostuviera los cinturones. Sorpresa, como poco. Ahora y como parte de la promoción de su nuevo álbum Believe, es la cara de GQ, una de las revistas masculinas más prestigiosas del mundo.

Hace algunos meses, Bieber fue motivo de una sesión de fotos para revista Complex que captó adeptos tanto por su transformación como por su temática. Precisamente se vistió de boxeador novato que recién sale de la high school, para dejarse pegar un buen rato. Versatilidad es la que le sobra a Bieber.

Justin Bieber GQ

Puede lucir como una baby face de Hollywood y hacer delirar a una verdadera tropa de quinceañeras (y más chicas también), causar admiración en los adolescentes y rechazo en los fans de la música más ortodoxos. Su reciente sesión de fotos en GQ escarba en la parte que más le interesa explotar a Justin en este momento: la de la estrella madura.

Como un mini James Dean (solo por el make up de las fotos, claro), Bieber también se confiesa sobre lo que ya sabemos de él: su novia Selena, el mundo de la música y las presiones, la fama y el dinero, el alcohol y hasta tiene palabras de apoyo a su amiga Kim Kardashian, tan criticada en Estados Unidos. Queda a criterio de cada uno, a Bieber o se lo ama o se lo odia.

Justin Bieber para Complex

http://youtu.be/IT4eBFIl87E

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.