Celebrities Moda

Kendall Jenner: De reality star a It Girl

Por Soledad Avila

“El fin justifica los medios” diría  buy instagram likes propromote Nicolás Maquiavelo y se podría implementar con bolo yeung now Kendall. ¿Por qué? Porque si el ser hermana de Kim Kardashian ha hecho que ingrese en el fashion world, entonces, solo por eso, le doy la derecha al escritor italiano. Quizás, si no fuese la “hermana de”, la adolescente no habría sido nunca descubierta ni sería una de las modelos más cotizadas del mercado en la actualidad.

Convertirse en lo que es ahora y lo que puede llegar a ser si sigue este camino, no estaba en los planes de la pequeña Kendall Jenner cuando hace años llegó su hermana “famosa” con la idea de hacer un reality con toda la familia. Esto la incluía a ella y a su otra media hermana, Kylie, frutos del segundo matrimonio de mamá Kris con Bruce Jenner. No estoy aquí para hacer una reseña de esta familia, pero sí para contextualizar la vida de la morocha.  Al pasar los años, las Jenner estuvieron cada vez más en la mirada pública y fueron descubriendo de a poco su vocación.

Ser parte de una de las familias más bizarras, fashionistas y poderosas del mundo mediático estadounidense, llevó a las hermanas más chicas a ser invitadas a todo evento social, front row o recital que hubiera. De a poco, fueron admiradas por millones de adolescentes que seguían su estilo de vida y su street style, lo que hizo que, a medida que pasaba el tiempo, se sumaran a las editoriales del mundo.

Siempre con estilos diferentes y marcados, ya que Kylie se asemeja más al estilo de sus hermanas mayores (provocativo y siempre mostrando de más), Kendall sobresalía al lado de su hermana menor y desde chica se notaba que la cámara la amaba. Con un estilo más chic, presente y mostrando un “acá estoy yo”, la morocha empezó a sobresalir en cada fotografía que se le iba tomando en los eventos más importantes de Hollywood.

Es difícil separar en qué momento esta joven se convirtió en It Girl o en qué momento se supo que estaba lista para modelar. Lo cierto es que es sabido que su hermana mayor Kim la ha llevado desde pequeña a especialistas en pasarelas para que se especializara. Si bien al comienzo no le gustaba demasiado la idea, con el tiempo fue dándose cuenta que con su 1,80 mts. estaba destinada a caminar para las grandes marcas.

El ingreso al mundo del modelaje lo hizo dejando sin aliento a todo el mundo fashionista. ¿Qué mejor que en Nueva York y para Marc Jacobs? Kendall desfiló para la colección de nuestro querido Marc en el Mercedes Benz Fashion Week Fall 2014, luciendo una tela traslúcida en donde dejaba poco a la imaginación y mucho para los papeles de los diarios y portales de moda. Así, la niña ingresaba por la puerta grande a los desfiles del mundo. Luego, en Londres desfiló para Giles y en París Couture Week Fall 2014/2015, deslumbró en Givenchy y Chanel.

La controversia siempre ha rodeado a la familia, y la aparición de Kendall en la pasarela de New York no fue la excepción. Los críticos destrozaron a la modelo, a la familia y al propio Marc cuando salió casi en topless. ¿Tendría que haber un límite con respecto a la edad y a lo que utiliza la modelo? ¿Son los 18 años de Kendall pocos para desfilar de tal manera? Si bien no es tema de esta nota, los interrogantes abren el debate sobre las menores y el mundo del modelaje, lo que llevó a que su hermana Khloe la defendiera en sendas redes sociales, donde se cuestionaba el outfit de la adolescente.

No era la primera vez que salían fotos de ella mostrando de más. La primera vez que lo hizo fue para la revista LOVE, en donde salió en una foto en blanco y negro con el pelo mojado y un casi topless que dejaba poco a la imaginación. Con esta publicación, la primera en solitario, Kendall dejaba en claro que se quería despegar de sus hermanas y comenzar su propio camino.

Luego de esa publicación, actualmente también se la puede ver en la portada de la misma revista, fotografiada por David Sims, muy patriótica vestida de azul. En junio posó en topless para Interview, en donde contó que “siempre soñó con ser modelo, las veía y eran sus “superhéroes”. Además, la gran noticia del mes para la pequeña Kendall es que protagoniza su primer September Issue para Teen Vogue. Si bien no es la tapa de una editorial principal, participar de la familia Vogue y en septiembre, es un gran paso para la modelo, que con dos tapas llegará a sus fanáticas adolescentes.

Como si lo anteriormente mencionado no hiciera que este sea el año de la joven, aparecer en la campaña Fall 2014 de Givenchy, le da un broche de oro a su incipiente carrera. La gráfica apareció en la última edición de Vogue Paris y la muestra fotografiada por Mert Alas & Marcus Piggott, junto a Peter Brant, Mariacarla Boscono, Jamie Bochert, Julia Nobis, Veroniek Gielkens y Alessio Pozzi.

Es sabido que la adolescente no quiere aparecer en el reality show, ya que su nueva faceta no convive demasiado bien con su mediática familia. Peleas, discusiones y estar bajo la lupa de esta manera, no le haría bien a la carrera sabiendo que no son compatibles en el high fashion world. Es por ello que está pensando en su última aparición en la televisión, para despegarse definitivamente de la figura de reality star.

Por ende, hay dos posturas para tomar con respecto a Kendall. Tomarla como parte de su familia, esa que nos recuerda que su hermanastra se hizo famosa por un sex tape, su madre las expuso toda su vida por poder y un minuto más en televisión y recordar el hecho que no han realizado nada para convertirse en fashion icons o figuras de las front row. O empezar desde cero: verla como la nueva it girl con su metro ochenta, su pelo morocho y su sonrisa única, con su pose frente a la cámara que nos deja pensando qué vendrá para la adolescente, teniendo toda su carrera por delante.

Si tomamos esta última (personalmente, lo hago) tendremos un nombre propio: KENDALL JENNER. It girl, y con un futuro enorme en el mundo de la moda. Y si para ella “el fin justifica los medios”, nos olvidaremos de su pasado para disfrutar de su presente y augurar un brillante futuro.

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.