Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Libros Sociedad

La Sofía Cartonera, desacartonar la literatura

Por Carolina Santo

Fotos Facebook La Sofía Cartonera, foto de portada Flor Aiz

La crisis del 2001, trajo aparejados muchos cambios a nivel político, económico y social. La situación en Argentina era desastrosa. La economía dio un vuelco hundiéndose hacia lo más profundo, se redujeron los salarios e incrementaron los despidos, obligando a miles de personas a rebuscarse la vida con otros oficios que quizá en su vida hubiesen pensado realizar. Frente a todo este caos, surgió un nuevo sujeto social: el cartonero. Personas y hasta familias enteras que trataron de encontrar en esta práctica la solución al hambre.

El reciclaje se convirtió en moneda corriente y esto derivó en una idea que se concretó en 2003 con Washington Cucurto, Javier Barilaro y Fernanda Laguna quienes fundaron en Buenos Aires Eloísa Cartonera, la primera editorial cartonera del país y de América Latina. Esta iniciativa logró fusionar un proyecto social con uno editorial, ya que su labor consiste en comprar a los cartoneros el material que luego utilizan para realizar las tapas.

Con el tiempo, este proyecto se convirtió en una experiencia editorial exitosa que contagió a otros países como México, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Brasil, etc. Pero que también tuvo su desarrollo en provincias del interior del país. Córdoba no fue la excepción, que se unió al plan pero desde una institución pública, la Universidad Nacional de Córdoba.

La idea de fundar una editorial cartonera de la Universidad comenzó en el 2010 entre Washington Cucurto y Cecilia Pacella, profesora de la Facultad de Filosofía y Humanidades y de la Facultad de Letras. “Empezamos a trabajar acompañando un poco las acciones de Eloísa Cartonera, donde organizábamos actividades en conjunto”, comentó Cecilia y agregó: “La primer idea fue llevar ese modelo de trabajo cooperativo a la universidad y que los estudiantes pudieran verlo y apropiarse un poco de ese sistema”.

En el 2012 la UNC aprobó el proyecto y se fundó La Sofía Cartonera que procuró desde un principio respetar al máximo las políticas de Eloísa Cartonera. “Así es como surge lo que sería la primera editorial cartonera universitaria, con un perfil institucional”, explicó Cecilia. Florencia Rossi, estudiante de Letras e integrante de La Sofía Cartonera cuenta que estar inscriptos en la universidad implica muchos cambios. “Si bien mantenemos la estrategia de comprarle el cartón a los cartoneros y de tener una relación con ellos, de generar talleres donde se produzcan los libros con gente que necesita incorporarse de alguna forma al sistema laboral, en principio los que llevamos adelante esta propuesta somos estudiantes y docentes egresados y algunos no docentes de la facultad.”

“La diferencia más grande es que todo nuestro trabajo es ad honorem. Tratamos de transmitir el modelo de trabajo de las editoriales cartoneras en otros espacios. El dinero que recaudamos de los libros que se venden, se reinvierte en el proyecto para seguir realizando actividades, a diferencia de Eloísa Cartonera que necesita venderlos para que las familias que los elaboran ganen un sueldo”, explicó Florencia.

La editorial cartonera cordobesa tiene como objetivo no sólo que sus integrantes puedan tener una experiencia cercana al proceso de la elaboración de libros, sino también adaptar el proyecto a diferentes ámbitos utilizando todos los recursos que la Universidad les provee. Es por esto que trabajan con diferentes instituciones como la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (AMMAR), con escuelas de la provincia de Córdoba -realizando voluntariados donde les enseñan a los chicos cómo se realizan los libros-, espacios culturales como el Espacio la Memoria Campo la Rivera, etc. Todas estas tareas no incluyen sólo a los integrantes de la editorial, sino que se trabaja también con alumnos de diferentes carreras como Arte, Letras, Lenguas, Filosofía, etc.

Cecilia sostiene que “A la universidad le interesa tener una editorial cartonera, porque nosotros aprendemos, pero también hacemos contacto con la gente, ayudamos a que se armen otros proyectos y sobre todo difundimos una propuesta que surgió en la comunidad y que merece ser difundida”. Con esta iniciativa, además de beneficiar a los cartoneros -a quienes se paga el cartón a un precio muy superior al del mercado, como muestra de ayuda- se consigue una democratización del acceso a la literatura, ya que cualquier persona puede adquirir libros a un precio económico. Se trata de ediciones de tirada corta, realizadas con el reciclaje del cartón. Son ejemplares únicos, con un valor agregado por estar hechos a mano y con mucha dedicación.

¿Qué libros publican?

C: Preferentemente son autores jóvenes, no conocidos, que en muchos casos se tratan de sus primeros libros editados. Otro de los ejes es difundir literatura latinoamericana y local, traer escritores de otras provincias que se puedan publicar en Córdoba para generar una relación entre todas las provincias. Hasta el momento tenemos 36 libros publicados.

¿Donde los venden?

C: Los libros se venden muy bien principalmente en presentaciones y en ferias, ese es el lugar privilegiado porque la política de las editoriales cartoneras es salir un poco de la librería. Nuestro desafío es poder hacer un libro que lo pueda adquirir alguien que nunca compraría uno. Aunque también creemos que es importante que los autores que nos ceden sus libros puedan encontrarlos en las librerías y que la gente pueda acceder a ellos. Por esta razón, los libros también se pueden conseguir en algunas librerías, a pesar de que no les signifique grandes ingresos. También se pueden encontrar dentro del campo de la Ciudad Universitaria. Nuestra distribución ha llegado hasta Buenos Aires y otras provincias ya que cada vez que nos invitan a charlas llevamos los libros.

Tanto Cecilia como Florencia reconocen que la actividad a pesar de demandar tiempo es muy gratificante. “Es una satisfacción muy grande volver de un taller o de una feria y que la gente se interese por el proyecto. En lo personal, ver libros que me gusta leer que estén publicados en la editorial nuestra, que lleguen a distintos lectores, todo ese movimiento maravilloso que tiene la editorial cartonera, para mí es genial”, cuenta Florencia. Cecilia cree que es “abrir una mirada a otros mundos diferentes a lo que es el mundo de la universidad”, además considera que es lindo hacer libros y entusiasmar a la gente para que los haga.

Este proyecto permite que personas que quizás no tienen la posibilidad de acceder a la compra de un libro lo hagan, que se generen nuevos lectores y se produzca una renovación literaria, publicando nuevos autores. “Acercar un poco la literatura a otros ámbitos, DESACARTONARLA, y a través del libro poder generar otros vínculos”, eso es lo que según Florencia se realiza en La Sofía Cartonera.

Carolina Santo

Licenciada en Comunicación Social. Entusiasta, apasionada por escribir. Le gustan los movimientos culturales y organizaciones que promuevan bienestar. Todo desde la perspectiva periodística.