Música

Las Pastillas del Abuelo desafían el look ‘estereotípico’ del rockero

Por Maxi Tell

| Por  can you really buy instagram followers Sabrina Cugat @SabriCugat

¿Cómo cronicar un recital a quien no fue? ¿Cómo contarle a quien no lo siente? hugh jackman wife Un recital de rock no es un evento, es una experiencia de vida.

Viernes a la noche y el Orfeo Supedomo se viste de fiesta para recibir a Las Pastillas del Abuelo. Sin ánimo de caer en frases hechas o trilladas, la afirmación es absolutamente literal en este caso. Las Pastillas vuelven a Córdoba, y con nuevo disco. Un disco que te mataste por conseguir y ya conocés de punta a punta.

Larga “Cambios de Tiempo” y cambia una noche que hasta el momento no se diferenciaba de cualquier otra. Son emociones y colores que nunca viviste. Es la sensación de que el que está a tu lado “te entiende”. Siente lo mismo que vos. Esa ansiedad que venís vivendo por meses. Meses esperando para inflar esos globos, para tocar esas piñatas que la banda oficializó como marca registrada, cuando en realidad fueron la iniciativa de un grupo de “locos”, en su mayoría adolescentes, tiempo atrás.

Más de seis mil jóvenes que desafían el look estereotípico del rockero tradicional colman el predio y Las Pastillas @delAbuelo hacen el resto para que la noche fuera inolvidable. El show que intercalaría clásicos con temas nuevos, en la presentación oficial de “Desafíos”, y que no daría respiro por las próximas tres horas, terminando con “La Casada”.

Te sabés casi todos los temas. Los cantás, los tarareás, los sentís. Suena en el predio el coro de una juventud que ya está cansada de una realidad que recién comienza a vivir. Suena el reclamo de quienes tienen en sus manos el futuro. Un disco que entremezcla letras de protesta con historias de amor, de vida. Una forma de ver este país que nos duele, pero a la vez nos presenta un sinnúmero de oportunidades de vivir lo que queremos vivir. Una noche en la que podemos permitir que las expectativas sean más fuertes y creer que “queda una vuelta de tuerca más

La salida es tranquila. En parte por el cansancio, en parte porque nos quedamos pensando. Eso es lo bueno de la música, que te deja pensando en cosas que a veces no te planteás. Pero salís satisfecho. Lo técnico en realidad no importa y si no te quedaste con la púa, tampoco, “otra vez será”. Importa lo que te llevás, las letras, lo vivido, los amigos nuevos, la canción que te hizo poguear.

Da igual, un recital es una experiencia de vida.

Fotos de @rockandpopcba. Escuchá a @SabriCugat en @RadioRodanteCba con @JosedPalazzo

Maxi Tell

Sagaz, lector, divertido y emprendedor. El cerebro de Negro&White y el mentor de muchos temas que marcan nuestra agenda. Un momento para leer algo diferente.