Entrevistas Moda

Laura Noetinger, “Máxima” en sombreros y tocados

Por Florencia Actis Alesina

Fotos por Majo Arrieta

A medida que Anavar buy usa Laura Noetinger iba abriendo su valija cargada de sombreros y tocados, nuestros ojos se desdibujaban en sueños y encantos. Plumas, redes, encajes, piedras, flores… nada es suficiente cuando se trata de llamar la atención con un tocado.

Las cajas se desplegaban para dejar ver verdaderas obras de arte. Todos prolijamente ordenados y cuidados en sus respectivas formas. Fue suficiente con que una sola quiera probarse uno, para que todas queramos ser parte de ese mundo de reinas y princesas a donde te transporta un sombrero hecho por las propias manos de Oral anadrol Laura.

Presentación de los sombreros de Laura Noetinger

Dianabol legal steroid Laura Noetinger se define como una “milliner” – sombrerera – argentina que recorrió el mundo en busca de su verdadera pasión. Luego de varios años en Londres donde realizó cursos de moda, diseño, bordado y sastrería en el Testosterone enanthate first cycle London College of Fashion, en la escuela de costura http://historyarticles.com/primobolan-dianabol-cycle-results Primobolan dianabol cycle results Liberty of London y donde trabajó con diferentes diseñadores, decidió volver a su país de origen en busca del sol y la gente argentina que considera que le falta a Londres para poder criar a sus hijos.

Y este año se hizo presente en Equipoise blood thickening Córdoba para dictar un http://kokinetics.com/clenbuterol-side-effects-diabetes Clenbuterol side effects diabetes Curso Básico de Tocados en el campus de la http://jedaware.com/primobolan-bodybuilding Primobolan bodybuilding Universidad Siglo 21, organizado por la http://www.giftcards.sugarlandmall.com/trenbolone-enanthate-ester-weight Trenbolone enanthate ester weight Licenciatura en Diseño de Indumentaria y Textil, con Testosterone clinics Soledad de Los Santos como su directora, junto a Silvina Carreras Dann Alta Costura e Ivana Medina, encargada de prensa de la institución.

Sombrero -  Laura Noetinger

Un ambiente relajado, distendido y con una perfecta vista de las sierras de nuestra ciudad, era lo indicado para nuestra entrevista con ella. Al ver que nuestra fotógrafa preparaba su cámara, Laura no dudo en “complementar”, según sus palabras, su look con uno de sus tocados. Los detalles, la perfección y la elegancia de una mujer que ama lo que hace.

¿Por qué sombreros?

Lo que me llevo a los sombreros fue largo. Fue experimental. Yo coso cualquier cosa, te puedo hacer un vestido de alta costura, un disfraz, hago el molde, le coso un disfraz a mi hija, un vestido de fiesta, de novia, cualquier cosa. No estudie diseño de moda pero aprendí a coser, a hacer moldes y me gusta. Cuando te gusta algo podes hacer cualquier cosa. En Londres hice un montón de cursos de arte, porque el arte tiene mucho que ver con esto, el saber las dimensiones del cuerpo y de la cara para poder elegir correctamente el tocado indicado y armonioso.

Tocados repletos de magia

Cuándo decidiste volver de Londres en el 2006, ¿con qué te encontraste en relación al público?

Me encontré con que no había nada de este tipo de sombreros o tocados. Cuando volví en el 2006, solo quedaban viejas modistas de sombreros, con sus clásicas técnicas. No había nadie que realizara sombreros de estilo europeo moderno. No se enseñaba el oficio tampoco, por lo tanto no había gente nueva. Ahí vi un nicho que no estaba explotado, que nadie lo hacía y por lo que quise dedicarme. Fue todo un desafío re introducir el sombrero a las mujeres argentinas y en la moda.

Para las mujeres argentinas ¿Qué valor tiene?

El sombrero de alta costura está ganando terreno día a día. Las mujeres lo piden para algún evento en Europa y últimamente también para casamientos de día en la argentina. Es un complemento elegante, que te completa el look y te hace sentir especial, te transporta, tiene magia.

Milliner: Laura Noetinger

¿Cuáles son los géneros que eligen más usualmente las argentinas? ¿Qué tipo de sombrero?

No se habla de géneros en sombreros. Yo veo el vestido y trato de generar el mismo color tiñendo o buscando en el sombrero. Yo trabajo con rafias importadas para sombreros de alta costura, ya que en el país no se consiguen, son materiales específicos para sombreria. Si hubiera que forrar el sombrero con el mismo género de la ropa por ejemplo también se puede hacer.

¿Qué tendencias se ven últimamente en materia de sombreros?

En materia de tendencias hay de todo, se ven en Ascot, Inglaterra sombreros un poco más grandes que otros años ya que prohibieron los famosos “fascinators” que son tocados más pequeños de plumas y flores que acompañan el peinado, y hay indicaciones específicas de áreas de la cabeza a cubrir.

Tocado con experimentación de material

¿Sigue siendo hoy el sombrero o tocado un símbolo de status social como antes?

Si, si, es un símbolo de estatus, para los eventos importantes es fundamental tener un tocado o sombrero elegante y refinado.

Para la gente que no tiene la posibilidad de ir a eventos que ameriten llevar tocados como por ejemplo en la realeza, pero que desea usar, ¿en qué ocasiones estaría permitido?

Se pueden usar tocados en los casamientos, hay una infinidad de posibilidades, no hace falta ser de la realeza! las madrinas y novias se pueden dar el gusto, y si el casamiento es de día, se puede llevar una linda capelina.

Tocado de plumas

¿Qué significó tanto a nivel profesional como personal realizar tocados para Máxima Zorreguieta? ¿Qué clase de sombreros prefiere?

Una gran felicidad, es satisfactorio que los elija. Ella se puede poner cualquier cosa, y le gusta todo, se pone de todo, elige a muchos diseñadores de sombreros, no tiene uno solo. Una gran satisfacción.

Para mi es un orgullo y un honor que Máxima use algún tocado o sombrero mío. Ella usa de todo, y dependiendo del protocolo del evento, puede llevar un tocado pequeño o un sombrero más grande. En general usa el ala levantada en la parte delantera para que se le vea bien la cara.

Carta enviada por Máxima para Laura

Emocionada y orgullosa de su trabajo, y aún sin poder creerlo, nos cuenta una anécdota en la que estaba dando clases de diseño y armado de sombreros y de golpe la interrumpen para comunicarle que tenía una entrega del correo. Era Máxima Zorreguieta, directo de Holanda, que le enviaba una elegante y formal tarjeta en la que le agradecía por “el sombrero tan divertido” que le había realizado. Por supuesto firmado de puño y letra por la mismísima Reina de Holanda.

Sin embargo, Máxima Zorreguieta no es la única que prefiere sus tocados. Con la humildad y calidez que la caracterizan, Laura nos relata otro episodio que la sorprendió. Hace un tiempo, recibió un llamado en el que requerían una cita en su atelier situado en Palermo pero que debía ser a altas horas de la madrugada ya que la clienta, todavía anónima hasta ese momento, no contaba con otro horario disponible.

Cálido agradecimiento de Máxima a Laura por el sombrero realizado

Asombrada con el requisito, Laura explica que no le gusta quedarse hasta tarde trabajando ya que prefiere volver a su casa temprano para estar con su familia y sus hijos. Aunque esta vez, hizo una excepción, ya que la persona al teléfono era María Kodama, la viuda del famoso escritor argentina Jorge Luis Borges, quien aclamaba por sus sombreros para un evento en el que debía leer un poema en conmemoración a su marido, titulado “La Luna”.

Apasionada de lo su oficio, no quiere que se pierda con el paso de los años, y recordando sus inicios cuando llegó a la Argentina en el que las únicas dos o tres sombrereras que había no trasmitían sus conocimientos, Laura se encarga hoy de trasmitir su trabajo a otras generaciones dictando cursos a un pequeños grupo de alumnas.

Tocado bordado y apliques

Admite que le encanta no solo trabajar con ellas sino también aprender juntas, probando y manipulando diferentes materiales para generar nuevos sombreros y tocados. “Muchas veces cuando vienen clientas o de alguna revista a hacerme notas, yo les muestro sus tocados también para que los vean y poder ayudarlas a progresar”, explica Laura.

Diseñadores locales como Zitta, Vero Ivaldi, Laura Valenzuela, Sylvie Burstin, Laurencio Adot y Pablo Ramírez la eligen para completar y realzar sus vestidos. Novias y madrinas quieren sus tocados para sus noches únicas. Mujeres que viajan al extranjero a eventos y fiestas quieren sus sombreros para no quedarse a fuera.

Cada pieza es confeccionada de forma totalmente artesanal por sus propias manos, haciendo hincapié en la exclusividad de los diseños, los detalles y los acabados y teniendo en cuenta principalmente la personalidad de las clientas que es lo que cree sumamente necesario para lograr que el tocado sea parte de su look y se sienta cómoda y libre marcando presencia.

Florencia Actis Alesina

Entusiasta de la Moda. Periodista y Diseñadora de Indumentaria. Amante de los detalles y fiel a los clásicos.