Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Libros Moda

“Lo que las modelos callan”: El libro de una fashion victim

Por Eva Luna

Christine Hart no habrá quedado en las antípodas de la era dorada de las supermodelos, en los 90, pero sí que vivió intensamente las experiencias que esa profesión le deparó. Esta española de origen alemán empezó su carrera con 25 años, luego de finalizar sus estudios de Derecho. Sin embargo, bastantes rechazos en diferentes agencias de modelos hicieron que mintiera sobre su edad para poder incorporarse en alguna, ya que la consideraban “un vejestorio”.

En su libro “Lo que las modelos callan”, cuenta sus vivencias, buenas y malas, en sus 10 años en el mundo de la moda, recorriendo Milán, París y Nueva York, codeándose con grandes fotógrafos, desfilando para importantes firmas y viajando hacia distintos lugares del planeta. “Tenía una edad y una formación previa que me permitieron sobrevivir en un mar de pirañas y tiburones”, confiesa.

"Lo que las modelos callan", de Christine Hart. Fuente: S Moda

Su objetivo es concientizar a padres, aspirantes a modelos y al público en general sobre lo que implica trabajar en esta industria, que como todo ámbito, tiene un lado oscuro que pocas veces sale a la luz.

Allí, describe no sólo episodios que tuvo que pasar en su carrera (que duró desde los 90 hasta la primera década del 2000), sino que también recuerda situaciones de abuso hacia otras compañeras. Uno de sus relatos más alarmantes es el desmayo de otra modelo en un casting en Grecia, al descubrir que en el interior de su vagina había “varios condones recubiertos de semen y flujo que habían estado almacenados durante 24 horas. Lo malo era que ella no tenía recuerdo de nada de lo que le había sucedido la noche anterior, excepto que había estado bebiendo y fumando porros con un fotógrafo, hasta que perdió la noción de la realidad”.

Christine con una modelo menor de edad. Fuente: S Moda

Si bien aclara que “son episodios aislados”, alerta sobre la gravedad de que esto suceda con jóvenes menores de edad. “Empezar con 14 o 15 años es una aberración. Son edades casi infantiles y es fácil caer en espejismos”, comenta en las páginas del libro, aunque en declaraciones a la prensa amplía esta reflexión. Según ella, las agencias “escogen a chicas de 14 años para amortizarlas más, así la inversión es mayor”. Esa influencia permite que les quiten “un 45% de comisión, mientras que las de 25 años pueden llegar a negociar entre un 20% y 25%”.

Entre sus momentos vividos, está el de desfilar para Muamar el Gadafi. De hecho, ese iba a ser el nombre de su debut editorial, pero su marido se lo prohibió “por el bien de nuestros hijos”. Su viaje a Libia estuvo rodeado de engaños y pormenores. “La agencia que me llevaba, Traffic, envió a 15 chicas para desfilar en la embajada española de Trípoli. La realidad fue otra, nos llevaron al desierto, nos pusieron pelucas y tuvimos que desfilar para Gadafi, al que posteriormente conocimos en persona en uno de sus búnkeres”. Para la ex modelo, esto fue dramático: “No tuvimos ningún tipo de protección, nos acompañaba un chico que no hablaba inglés, así que nos podían haber violado, vendido…Temí por mi vida”.

Christine aduce que su imagen clásica le permitió triunfar como “modelo comercial que no estaba sujeta a las modas” en una edad más adulta, aunque esto no era impedimento para que pasara por «el control de calidad de la temida cinta métrica», el examen permanente de las medidas del cuerpo. «Hoy la modelo sufre más la dictadura de la belleza que una modelo de los 80. De una talla 38 se ha pasado a una 34 (sobre todo en la pasarela) y las modelos actuales no transmiten. De hecho, no llegan a calar entre el público. Ahora no sabes si las chicas son autómatas o modelos. Muchas están en los huesos y tampoco ayuda el factor que ya ninguna sonríe», enfatiza.

En una sesión de fotos con Helmut Newton. Fuente: S Moda

Uno de sus buenos recuerdos es haber posado para el prestigioso Helmut Newton, con el cual trabajó para una campaña de Montblanc, la primera de su carrera. Lo consideraba “un genio” y lo describe como un gran fetichista que “amaba a la mujer con todos sus atributos”. Sin embargo, se lamenta por el endiosamiento hacia los fotógrafos. “Las modelos pecan de ingenuas y tienden a sentirse en inferioridad cuando trabajan con un fotógrafo célebre. Creen estar obligadas a caerles en gracia, soñando en convertirse en su musa y así ganar algún favor o privilegio. Suelen ceder a sus fantasías, que a menudo nacen en medio de sesiones fotográficas por excitación”, advierte.

Su salida del modelaje se lo debe al amor. “Me enamoré de mi marido, enseguida formé una familia y quería dedicarme a mis hijos. Tenía 35 años y ganaba más dinero que nunca”, confiesa. Hoy, vuelve a la exposición pero desde otro lado.

Icónica portada de Vogue con Karen Mulder. Fuente: Who Dated Who

Otros casos, otras revelaciones

Si los hechos relatados por Christine Hart resultan escandalosos, es menester aclarar que no ha sido la única que ha contado sombrías experiencias. Ya en 2001, Karen Mulder acusó en un programa de televisión francés (que finalmente no salió al aire, pero sus declaraciones sí), que Alberto de Mónaco y los ejecutivos de su agencia, Elite Models, habían intentado violarla. Además, la llamada “la rubia con clase” en los 90, denunció que su padre la hipnotizaba cuando era pequeña para abusar de ella, y dijo en distintas ocasiones que junto a otras modelos –entre ellas, Carla Bruni-, habían sido esclavizadas sexualmente por miembros del gobierno y la policía francesa.

Posteriormente, la hermana de esta ex modelo holandesa la internó en un hospital psiquiátrico, donde permaneció cinco meses para tratar su depresión crónica.  Su estadía fue pagada por Gérald Marie, uno de los directores de su agencia, precisamente de Elite Paris, al que había incriminado. En 2002, Karen intentó suicidarse. A los dos días, despertó del coma producto de una sobredosis de pastillas para dormir, y un tiempo después, pidió disculpas al Príncipe Alberto.

"Beauty Disrupted", de Carré Otis.

Sin embargo, no sólo Mulder acusó a Marie de abuso sexual, sino que también hizo lo propio otra top model de aquella década, Carré Otis. Esta norteamericana se hizo famosa por una campaña mundial de Calvin Klein –al estilo Kate Moss– y luego por el maltrato físico de su, por entonces, marido, Mickey Rourke. Pero en 2011, Otis publicó sus memorias, “Beauty Disrupted”, donde afirma que Gérald Marie, en aquel momento su agente y descubridor, la violó a los 17 años (había comenzado su carrera como modelo un año antes).

En esos tiempos, Carré vivía en el departamento que compartían Marie y Linda Evangelista -con quien luego se casó-. Vale aclarar que es usual en las capitales de la moda que, en sus inicios, las modelos jóvenes convivan con sus agentes. En su libro relata gráficamente que una noche, cuando su novia supermodelo estaba de viaje por un trabajo, Marie entró a su habitación y la violó, convirtiéndolo en un hábito cada vez que Linda no estaba por allí. Asimismo, lo apunta como la persona que le dio su primera línea de cocaína, algo que se volvería una fuerte adicción.

Estas no serían las únicas veces  que le lloverían acusaciones a la reconocida agencia Elite, ni las últimas que implicaran al director de la agencia en París. En 1995, el periodista Michael Gross publicó una investigación que rápidamente se convirtió en best-seller. En “Model: The ugly business of beautiful women”, Gross recoge testimonios de varias personas pertenecientes a la moda, entre las que está Christine Bolster, una modelo norteamericana que estuvo en pareja con Gérald Marie antes de Linda Evangelista.

"Model: The ugly business of beautiful women", de Michael Gross.

En el libro, Bolster relata que a los 14 años fue descubierta en su tierra natal, Palo Alto. A los pocos días estaba instalada en Paris y a los meses, viviendo con Marie. La convirtió en una modelo solicitada por revistas y diseñadores, pero pagó el precio de un rápido ascenso con drogas y promiscuidad antes de cumplir 15, su dinero retenido por la agencia y escaso contacto con sus padres. A los 17, decidió alejarse de todo.

Y como si esto fuera poco, en 1999, la BBC británica publicó un documental realizado a partir de cámaras ocultas donde, entre otras cosas, expuso a Gérald Marie ofreciendo a una periodista encubierta posar como modelo por un millón de libras a cambio de acostarse con él. Esto tuvo como inmediato resultado su suspensión de Elite y que su jefe y fundador de la agencia, John Casablancas, lo denostara públicamente. Sin embargo,  Marie compró la agencia en el 2000 y desde entonces es su presidente.

“Lo que las modelos callan” también toca otros temas relacionados con la profesión, como el nivel de adicción al trabajo que existe en Nueva York, el consumo de drogas, los trastornos alimentarios de las jóvenes, la excesiva rivalidad que hay entre ellas, y sus impresiones sobre asistir a fiestas, como las de Cannes, y “sentirse como un florero”. En definitiva, describe un mundo glamoroso que a veces puede llegar a volverse oscuro. Y como vimos, no ha sido la primera en relatarlo. ¿Será la última?

Eva Luna

Editora de la sección Moda. Se mete de lleno en el universo de las marcas más prestigiosas del mundo y con estilo personal -único- viste de gala las páginas de N&W.