Moda

London Fashion Week, entre talentos consagrados y emergentes

Por Soledad Avila

Pasado el NYFW, la semana de la moda por excelencia, nos toca ver buy real instagram followers free LFW. Si bien no contó con grandes nombres, la pasarela londinense va tomando más fuerza cada temporada por la calidad de sus presentaciones. En esta oportunidad  se pudo ver el debut de carrie underwood body transformation Rihanna como diseñadora de moda, buy facebook status likes fast Tom Ford con su apuesta a la exuberancia, ct fletcher age Moschino Cheap and Chic con aires  punk y el clásico buy real followers instagram Burberry Prorsum con sus  fantásticos y míticos “trench coats”.

bradley martyn age Moschino Cheap and Chic.  La segunda línea de la casa Moschino ha llenado la pasarela de aires punk. Con respecto a los colores utilizados por la firma, predominan el rosa, negro y blanco en todas sus variantes. La colección  consta principalmente de calzas, polleras súper cortas y mini vestidos  con terminación con vuelos.  En cuanto a abrigos sigue la tendencia de maxi abrigos, swaters con signos de interrogación y pieles blancas y negras. Conjuntos animal print también forman parte de la colección.

Burberry Prorsum.  Christopher Bailey nos lleva a un paraíso romántico con su llamado “Besos Trench”. El viaje es único. Faldas lápiz, pantalones y abrigos, los protagonistas de la colección. Las rayas rojas, azules y negras,  el animal print y los colores caramelo, negro marrón y miel son lo más usado en la propuesta. La mezcla de texturas se pudo ver en faldas y sus famosos “trench coats”. Corazones por doquier completan la colección, sea en forma degradee en faldas, vestidos, carteras o sacos, los “hearts” son un “Must” para Bailey.

Rihanna para River Island.  Que el mundo de la moda no es fácil no es novedad. Que no aceptan a cualquiera, tampoco. Es por eso que la primera experiencia para Rihanna ha dejado un sabor agridulce. En su primera incursión a este nuevo mundo de la mano de la marca británica River Island, era una de las presentaciones mas esperadas de London Fashion Week, pero  la crítica no ha sido muy amable con ella. El hip-hop sonaba en el aire y ya salían las primeras modelos a escena. Con colores básicos como azul naval, el negro, blanco, amarillo y rojos, se vio en pasarela un mix de prendas. Desde vestidos irregulares, camisas, top, calzas, mallas y mucha transparencia se dio a conocer la colección  Con mucha panza al aire y hombros al descubierto, la pasada está claramente destinada a adolescentes, como una apuesta casual y provocativa.

http://youtu.be/TkZS3jcooKY

Tom Ford. Una de las presentaciones más esperadas era la de Tom Ford. Con sensaciones encontradas hay que decir que su pasarela se llenó de color (en demasía). Todo lo que se podría llegar a utilizarse para una colección, él lo ha usado. Desde ponchos brillantes con lentejuelas, hasta buzos con capuchas en tonos súper brillantes y eléctricos. ¿Pieles?  También estuvieron presentes, como leopardos rosas y animal print por doquier. Chaquetas de cuero con flecos negros y túnicas haciendo juego con faldas no faltaron en la pasada. Si bien era todo pailettes, brillos y transparencias, hay que destacar el uso del blanco y negro en prendas donde la combinación del pop art y un estilo multiétnico rozaron la perfección en abrigos, vestidos, faldas y botas de caña alta. Los cortes geométricos se vieron en faldas, por ejemplo de diferentes tonalidades como rosas y la mezcla de negro y blanco.

Vivienne Westwood Red Label.  A pesar de que se trate de la presentación de la colección de invierno, se puede ver una paleta de colores muy vibrantes en su propuesta. Con colores a rayas, pantalones y faldas empieza la pasada, acompañadas de chaquetas entalladas.  Con las modelos usando un make – up poco convencional, lo llamativo de la pasarela fue la mezcla de colores en toda la serie. Vestidos largos y los mismos hasta la rodilla y asimétricos completan la colección.

ISSA. Como si no fuera  poco que Kate Middleton usara sus creaciones y la marca se volviera conocida en el mundo entero, la encargada de abrir la pasarela fue Cara Delavigne “la” modelo del momento.  Con una colección inspirada en los años 70, la marca ofrece chaquetas de lana con formas geométricas, además de sombreros con plumas.  Con el cuero como protagonista, se ven diferentes estampados en sus prendas. Colores como el naranja, marrón, camel, negro son los elegidos  de la casa. Los maxi vestidos, los infaltables de la temporada.

Mulberry. Una de las casas más prestigiosas de London Fashion Week, realizó su presentación en suelo londinense. Si bien la colección es sobria, se destacan diferentes bloques en la pasarela. Primero hablar de conjuntos monocromáticos, en donde el encaje llama la atención. En cuanto a colores, el marrón y el negro son los predominantes sobre todo en  piezas con piel y cuero.  Si bien los tonos oscuros son los más utilizados, la mezcla con el color nude hizo que se reflejaran prendas extraordinarias.  El total look en blanco (tendencia que aumenta en invierno) y los cuadros (en colores oscuros con detalles en amarillo) dieron el toque final a la pasada.

Jonathan Saunders  Con una estética inspirada en los años 50, la colección de Jonathan Saunders se presentó en LFW. Con corsetería con forma de corazón, y detalles como el pecho ahuecado en Bustiers, la parte superior de su colección se lleva todas las miradas. Los maxi sweaters largos y con enormes escote en V, se mezclan con los vestidos de la marca. La paleta de colores es variada como por ejemplo: mostaza, rosa, azul, son  los elegidos para las diferentes prendas.

L’Wren Scott.  La colección fue inspirada en Gustav Klimt. “Su proceso y el viaje y la evolución. Me encantó leer sobre su historia de amor con Adele Bauer”, comentó Scott. Figuras geométricas en vestidos, sacos y pantalones fueron las primeras pasadas. El azul con el dorado fue el protagonista de la pasada como así también el negro con el dorado en vestidos, sacos y complementos.

Top Shop Unique. Con

buy cialis

un guiño hacia los años 90, la casa Top Shop nos muestra porque las décadas pasadas fueron mejor. Con chaquetas de cuero negras, con cortes insertados y piel de oveja se abre la colección. Con una actitud “cool” las modelos hicieron su pasada con abrigos de gran tamaño y su antítesis, cinturas reveladoras y blusas recortadas. En cuanto a las faldas, el rojo fue predominante y el brillante un “must”, acompañados de sweaters tejidos. Pantalones ajustadísimos rojos, o en cuero negros completan la pasada llena de brillo.

Peter Pilotto. Si bien es cierto que fue la presentación de otoño invierno, la explosión de colores no se quedó afuera. Con predominio de estampados y bordados la colección muestra detalles para todos los gustos. Colores como el mostaza, rojo, blanco y negro se llevan la atención de todas las piezas. Pantalones, maxi abrigos y vestidos son

cialis

los “must see” de la pasarela. La seda es un elegido a la hora de los vestidos, rectos, de formas irregulares, terminan siendo los protagonistas de la colección.

GILES. La colección otoño-invierno de Giles se presentó con todo. Quedando claro la estación del año, todas las modelos se presentaron con gorros de lana haciendo juego con sus conjuntos. Seguramente más de un vestido visto en esta pasarela adornará alguna que otra alfombra roja y estrenos de películas. Vestidos blancos con detalles en oro, púrpura, marrón y negro fueron los elegidos para esta temporada. La organza, las mangas voluminosas y los cristales Swarovski, los protagonistas de la noche.

Preen By Thornton Bregazzi. La temática punk crece en la pasarela. Con predominio del cuero en faldas, top y chaquetas ajustadas la colección nos deja pidiendo por más. El rojo, negro y blanco con  su paleta se entremezclaban en las prendas.  Diferentes texturas entraron en juego como el pailettes, encajes mezclándose con el color rojo. Pantalones súper ajustados y vestidos con un escote en V para el infarto completaron la colección.

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.