Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Vinos

Los boludos y el vino

Por Aby Todd

Hace unos días una amiga me contaba de ciertas mutaciones de células que generan cosas dolorosas en quienes las padecen. Ayer escuchaba en la radio sobre la presentación de un libro en el que científicos cuentan a los lectores de todos los días, algunos movimientos internos en nuestra humanidad de bacterias, anticuerpos y microbios.

Hace rato ya que me desvela pensar en la impotencia de los descubridores, sí sí, de esos seres maravillosos o cotidianos que a partir de una simple pregunta desencadenan la iluminación de encontrar algo trivial o fundamental, pero que se enfrentan a la vida con el único escudo de la observación, de la pregunta de más, del pensar que se puede, que vale la pena seguir, que aquello invisible a los ojos ajenos tiene existencia en los brillantes ojos propios.

Mirá lo que tengo que hacer, las comparaciones que tengo que buscar para poder hablar de una raza que no reconoce ni un país, ni una bandera, ni siquiera un continente, menos aún un hemisferio. Una estirpe humana que transcurre por el mundo lastimando, menoscabando, ironizando. El trabajo que me da ocuparme de la raza de los denostadores, esos personajes que andan por la vida con su librito de razonamientos berretas combatiendo todo cuanto se les cruza y no está al alcance de las garras de su corta mente.

Está perfecto que el vino mejor sea el que te gusta, es genial para tus pretensiones de felicidad diaria que no busques aromas, ni pienses en texturas, ni analices lo que sucede en tu boca con el paso del vino. De hecho soy el primero en felicitarte y en decirte que tu umbral de disfrute está siendo satisfecho con aquello que simplemente te hace feliz.

Sin embargo, muchas veces he intentado responder sobre qué cosas separan a alguien que disfruta de alguien que no lo hace, y recurrentemente caigo en un concepto que con precisión mencionó el señor del vino Pepe Zuccardi: estado de conciencia. Ser consciente de las cosas que te suceden, tamizar por tu mirada lo que acontece a tu alrededor, hace que los logros sean más entendidos y los errores, rápidamente enmendados, pero más cerca aún, que cada cosa que te pasa sea una puerta abierta al  aprender. Y quien se niega a aprender en cualquier estadío de su vida, bien tiene comprado el boleto directo hacia su muerte.

Somos muchos los que hacemos del vino nuestra patria, que teñimos nuestra bandera argentina de violetas y dorados, que le dedicamos tiempo para difundir su mensaje, para apoyar a la gente que lo hace posible, que nos pasamos noches discutiendo sobre estilos, suelos, climas, añadas, varietales, madureces, etiquetas, alcornoques, robles, bosques, tostados, mineralidades y tantas otras cosas que nos dan tema y acaban llenando tanto nuestras copas como nuestras almas.

A los destructores de la percepción, racionalistas de mirada omnipotente, les pido respeto y no criticar a los que podemos descubrir en un vino un universo de sensaciones.

Somos muchos los que creemos que una industria que ha tirado para adelante una provincia y su cultura mediante la gastronomía, el turismo, el arte, las celebraciones y la vida, no puede tratarse de un simple producto. Mendoza en lo particular, Argentina en lo inmediato, ha sido escenario de un ejemplo universal de desarrollo muy complejo en el mundo del vino. Agrónomos, enólogos, podadores, atadores, cosechadores, diseñadores, vendedores, camioneros, vinotequeros, sommeliers, periodistas, gastronómicos, y un etcétera muy grande hemos construido valor a partir de lo que nos dejaron las generaciones pasadas. Miles de personas que hacen de su trabajo en el vino el sustento de sus familias y la usina de su felicidad y la de las generaciones del porvenir.

En el mundo cada vez más nutrido de los bebedores de vino, abundan los que opinan, critican, fustigan, encriptan, sentencian, bajo su demoledora mirada del ombligo. Entonces amigo, si a vos te hace feliz el vino que te gusta, perfecto, ese es el camino.

Pero a aquellos destructores de la percepción, racionalistas de mirada omnipotente del mundo, les pido al menos el respeto de no criticar a los que por dedicarle horas y conciencia, estudio y ganas, vida y pasión, podemos descubrir en un vino un universo de sensaciones. Nada es comprobable, todo es subjetivo, la casa de mi abuela no olía igual a la de la tuya, los tilos que guiaban el camino de los pasos de mi padre no son los árboles en los que probablemente te subías a esconderte de la chica que te gustaba.

Aprender de vinos es tener la predisposición a entrar en estado de conciencia, hurgar en el pasado, recordar lugares, personas y momentos. Simplemente es un estado de búsqueda.

No tratás de herir a aquel que puede analizar una bacteria imperceptible a tu mirada. No juzgás al que puede predecirte una lluvia bajo el sol de una siesta. No quemás en la hoguera de tus palabras al que creó un aparato que sin cables puede comunicarte con quien quieras. Entonces, no seas boludo, no juzgues a quien cierra los ojos y tiene la fortuna de poder vivir una historia dentro de su copa. No vaya a ser que te vea una noche con los ojos llenos de lágrimas, un tango en la radio y tu mano plena de una copa de un malbec que huela al perfume de tu primera novia.

Dedicada a todos aquellos que hacen del vino su vida… Salú

La Muerte no tiene metáfora

La muerte no tiene metáfora
es simple y clara
dejás de funcionar
te quedás tieso en medio del todo
el reloj
-mientras-
sigue funcionando.

Regina José Galindo

Aby Todd

Joven cinéfila que vive en España. Nos habla de los mejores directores, actores y de todos aquellos films que solemos olvidar. Las películas de terror son su devoción.