Música

Los Echeverría, la nueva moda del rock moderno

Por Matías Montoya

Nuestro rock criollo está siendo protagonista de nuevos géneros, formaciones y melodías que atrapan a melómanos y curiosos. Esto nos sucede con Los Echeverría, una banda que comenzó a tener una impronta importante en los escenarios más importantes de nuestro país y que viene a darle una bocanada de aire fresco a nuestro rock.

El 2015 ha comenzado con aspectos muy positivos para la banda liderada por Nico Cuño; ya que en la edición del Cosquín Rock supieron soportar la presión y desplegaron un buen arsenal musical en el escenario principal, consagrándose revelación (esto nombrado por el mismísimo organizador del festival: José Palazzo).

Estamos felices de hacer música que alegre a la gente y nos pone contentos y lleno de energía positiva”, confiesa Nico Cuño. Si bien hay un gran impulso producto de su destacado show en Cosquín Rock, la banda maneja con la cabeza centrada en tierra su modo de ver las canciones a la hora de componer. Fanáticos de The Killers, Coldplay o The Rolling Stones se puede decir que la raíz está en las bandas mencionadas, fusionados con otros estilos que son tan amplios y variables que hacen rendir el mejor tributo a los géneros con los que ellos se alimentaron para terminar de plasmar sus temas y de armar la banda.

Según Cuño, el grupo está en construcción. Florece de a poco y disfrutan día a día los momentos que viven. “Mucha gente nos dice que con nuestras canciones se emocionan y se alegran, y que las letras les movilizan el espíritu y eso para nosotros es importantísimo”, confiesa su frontman sorprendido pero feliz, que además de cargarse al hombro la banda, también es dueño de la empresa de ropa Key Biscayne.

Con ritmos confiables a los de Los Abuelos de la Nada, teclados con sintetizadores al mejor estilo Charly García de los ’80, voz y coros cercanos a los que alguna vez expresaron bandas como Los Rodríguez o Keane, y buenas bases y grooves pegadizos como Virus; Los Echeverría son un grupo de muchachos que por suerte saben expresar esa textura que requiere el nuevo rock nacional.

Donde Hay o No Hay, Cambios, Jeans, Un Acorde o Déjamelo Pensar demuestran la métrica y los colores que la banda quiere desarrollar a lo largo de sus canciones. Letras que regalan conciencia y por momentos poseen aires de libertad. Productores de sus propios temas, esto los posiciona en poder congeniar lo que ellos quieren y de la manera que quieren. “Es importante ser dueños y amos de nuestros temas y para nosotros es de vital importancia. Nos genera un enriquecimiento mental y cultural a la hora de darle un vuelco a la banda en lo que refiere a canciones bien construidas y armonías y melodías con alto vuelo musical”, expresó Nico.

A la banda y su futuro les espera mucha música. Giras por Latinoamérica y shows por nuestro país. Por suerte siguen haciendo trabajar a la maquinita (textuales palabras de su cantante) sobre canciones que aún no han sido bautizadas en discos o que sólo conocen la luz en algunos recitales que brindan.

Ahora la banda se encuentra presentando su material por distintos escenarios para seguir llevando su alegría a todo aquel que quiera escuchar un buen cóctel de ritmos. Porque si bien lo nuevo es a veces visto con recelo, Los Echeverría aportan magia a la nueva camada del rock argentino.

Matías Montoya

Periodista Deportivo. Secretario en @AACurling. Melómano. Fanático del Deporte. Colaborador en @AARevista. Redactor en @agrupaciondepor