Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Cuentos Ficción y Realidad Libros Sociedad

Los pecados de Sbarra: coger, drogarme, escribir

Por Maxi Monti

Imaginen a un tipo que no tiene vergüenza. Que tampoco tiene miedo. Un hombre incorrecto, casi desagradable, con la pinta del asiduo visitante de los hoteles bajos del San Telmo de los años 80. El que no es porteño puede cerrar los ojos e imaginar personajes informales, ninguna corbata, la camisa afuera del pantalón, bares llenos de humo, horas de madrugada, modales impropios y palabras de tal obscenidad difíciles de citar (pienso en los menores del otro lado).

Ideas remotas, rumores inconexos es lo mejor que puede decirse de un tipo que no figura en Wikipedia, desconocido por Youtube, apenas presente en media docena de fotografías que permiten a medias reconstruir lo que fue José Sbarra.

Un tal Enrique Symns lo entrevistó para la revista El Cazador en octubre del 92 y las respuestas que logró suman a la fantasía. Preguntas primitivas, poco ortodoxas, que incitan a saber menos sobre su literatura y más sobre su promiscuidad, su sadismo, la violencia del sexo, las drogas y la pobreza, su arte.

El tal Symns cuenta que lo conoció en Buenos Aires en el hospital de los artistas, ese hotel-nosocomio sito en la calle Defensa entre Brasil y Garay, y que el tipo estaba atravesado al ángulo de la pared como un audio de heroína. Tengo mis conjeturas sobre lo que el tal Symns quiso decir porque después el tipo habla un poco de su pasado y, claramente, no hay ruptura con su futuro.

Por ejemplo:

  • Hasta los 18 fui cadete, me metía en los piringundines y me hacía coger por las putas. Yo iba por eso, pero también porque los tipos me tocaban la pija. Después también me los cojía.
  • Nunca viví en la miseria porque siempre hice prostitución. Tenía clientes de mucha plata y aún hoy tengo amigos ricos. La ventaja que tenemos los homosexuales es que podemos trabajar la calle.
  • Yo me veo escribiendo y me parece la imagen más desagradable, un tipo escribiendo es un pajero…

Cosas así.

Tuvo su período en el staff de Billiken y en programas idiotas como Para crecer, conducido por Canela, y El show de la vida, conducido por Larrea. Publicó libros infantiles de nombres tiernos antes de asaltar al público con sus obras más crudas: Plástico cruel o Marc, la sucia rata, que llegó al teatro y al cine aunque ninguna fue masiva y, en su momento, padecieron ediciones precarias y marginales. Ganó cuatro premios y tres de sus libros nunca salieron del armario. Hoy sus historias y novelas breves están digitalizadas y liberadas para descargar y difundir.

Tampoco es posible afirmar que su nombre sea José Sbarra. Es posible, no probable. Lo mismo su fecha de nacimiento, cerca de julio de 1950, y lo mismo con la ciudad, cerca de un cementerio, cita en rumor el número siete de la revista Orsai. Su muerte tiene menos misterio: 23 de agosto del 96 por sida.

Nada más podría decirse con certeza. Poco fue lo que contó. Fue invisible, homosexual y cocainómano. Las pruebas de sus pecados están en sus libros. Un tema aparte. Lo que escribió es lo que menos importa, si saben lo que digo. Imaginen el resto.

Textos de José Sbarra para descargar:

Maxi Monti

Periodista, 24 años. Intransigente por momentos pero buen tipo en general. Escritor de servilletas, cantante de bañera, revolucionario de oficina. Independiente en el sentido más ambiguo de la palabra.