Viajes

Mi Giro de Italia: Torino

Por Lucia Castagno

http://www.flexmail.eu/steroid/30/dianabol-life.html dianabol life Torino no era una ciudad que había planeado visitar desde un comienzo. Estando en Milán necesitaba hacer un poco de tiempo antes de encontrarme con una amiga en Nápoles y tenía que decidir por cuál ciudad podía pasar en el camino.

tren stack Torino apareció así como una muy buena opción, no sólo por la cercanía y la facilidad para llegar, sino porque esa ciudad, y esa región de Italia, tienen un significado especial para mí. Mi familia por vía paterna proviene de la http://www.nursesnow.com.au/oem/download-sony-dvd-architect-pro-6.html download Sony Dvd Architect Pro 6 región del Piemonte, cuya capital es download belight software disc cover 3 Torino. Era mi oportunidad para conocer la tierra de mis antepasados.

13355491_1081467895261517_1293852590_n

Legué por la tarde a la estación central de trenes de Torino: http://southamptonfreelibrary.org/anavar-insomnia anavar insomnia Porta Nuova, desde allí tomé el metro y me bajé tres estaciones después, en Dante. Caminé buscando la dirección que me había enviado mi host de Couchsurfing y, a pesar de estar contando con la ayuda de Google Maps, me pasé varios metros del lugar indicado. Volví sobre mis pasos, llegué al edificio correcto y toqué el timbre, Luigi respondió del otro lado.

Entré y me encontré con un amplio departamento con una hermosa vista del http://narissadoumani.com/oem/download-autodesk-autocad-architecture-2009.html download autodesk autocad architecture 2009 río Po, frondosos árboles y altas montañas a lo lejos (en dirección a la frontera con Francia). Allí vivían Luigi y su compañero de piso Javier, un estudiante de enfermería español que estaba haciendo el Erasmus (programa de intercambio universitario europeo).

13423027_1704080576501748_1475727182_n

La primera salida que hicimos fue hacia el http://www.flexmail.eu/steroid/44/buy-dianabol-from-australia.html buy dianabol from australia Salón del Automóvil, que estaba teniendo lugar muy cerca de ahí, en el discount Newtek Lightwave 3d 9 Parco Valentino. Modelos de 43 marcas diferentes, muchas de ellas antes desconocidas por mí, estaban allí expuestos. Ferrari, Jaguar, Lamborghini, Maserati y Porsche eran algunos de los stands que más personas atraían a su alrededor, deslumbradas por semejantes máquinas.

salone-auto-torino.jpg

Tanto recorrido nos abrió el apetito y decidimos ir a una gelateria recomendada por Javier: http://southamptonfreelibrary.org/anti-estrogen anti estrogen La Romana. Allí tomamos un riquísimo helado que mereció un lugar en mi top 3 de los mejores que comí en Italia.

Al día siguiente me desperté con la intención de hacer el http://www.nursesnow.com.au/oem/best-price-transoft-autoturn-insite-8.html best Price Transoft Autoturn Insite 8 Free Walking Tour por el centro histórico de Torino. El punto de encuentro era la buy online adobe photoshop cc 2014 Piazza Carlo Felice frente a la estación Porta Nuova. Cuando llegué a las 10.30h y no encontré a nadie me preocupé un poco, pero al rato allí los vi, un pequeño grupo de personas y una de ellas con un cartel señalando el tour. La guía resultó ser una joven arquitecta, que no era nativa de Torino, pero vivía allí hacía varios anos.

Comenzamos el recorrido caminando por la Via Roma hasta llegar a la dianabol expiry date Piazza C.L.N. (Comitato di Liberazione Nazionale) donde se encuentran dos fuentes custodiadas por estatuas que representan los principales ríos de la ciudad: el Po y el Doria Riparia. Nos dirigimos después hacia la Piazza San Carlo para ver las “iglesias gemelas” de San Carlo y Santa Catarina, y entramos en la Caffeteria e Ristorante San Carlo para apreciar la antiquísima construcción y suntuosa decoración. 

346d58c8

En una pausa del tour la guía nos llevó a un pequeño y tradicional bar. Allí servían un típico plato piemontés, que es también muy popular en la región central de Argentina (debido a la inmigración piemontesa): el Vitel Toné. Yo conocía bien este plato que consiste en finos pedazos de peceto cubiertos por una crema de atún, por eso opté por una opción más novedosa: la gaseosa de quinotoEl chinotto es un pequeño fruto característico de esta zona de Italia y suele ser bastante amargo. La gaseosa, sin embargo, resultó bastante rica gracias al agregado de una buena cantidad de azúcar.

Pasamos luego por las galerías San Federico y Subalpina para llegar hasta la Piazza Castello, la plaza principal de Torino, ubicada en el corazón de su centro histórico. Su perímetro está compuesto por elegantes galerías e importantes edificios como el Palacio de la Prefectura, el Teatro Regio, los Palacios Signorili y la Real Iglesia de San Lorenzo. A escasos metros, frente a la Piazzeta Reale, se encuentra el Palacio Real de Torino, la primera y más importante residencia construída por los Savoia en el Piemonte.

IMG_20161215_120636

                                                            (Galleria Subalpina)

Snapchat-3461901894699856245

Otro importante monumento de la ciudad es la Puerta Palatina, una de las puertas de acceso de la antigua ciudad romana Iulia Augusta Taurinorum (actual Torino). En la época medieval formó parte de la fortaleza conocida como “Palatium”, de la cual recibe su nombre. La puerta, junto con los vestigios del Teatro Romano y el Museo de Antigüedades forman parte del Parque Arqueológico de la Via XX Settembre, en el área de los Jardines Reales.

Snapchat-812

La última parada fue frente al símbolo máximo de la ciudad de Torino: la Mole Antonelliana, que fuera, muchos años atrás, la torre más alta de Europa con 167.5 metros de altura. Su nombre deviene del apellido del arquitecto responsable de su diseño: Alessandro Antonelli. Hoy en día funciona en su interior el Museo Nazionale del Cinema. 

No podía perder la oportunidad de visitar este museo y, una vez terminado el tour, me ubiqué en la fila para comprar un biglietto. El recorrido comienza con una completa muestra de los elementos utilizados antes de la creación de la moderna cámara cinematográfica, como la Diorama y el Kinetoscopio. Al final de la muestra se llega al centro del edificio, donde es posible ver lo alto de la Mole Antonelliana desde su interior. Esa perspectiva es realmente cautivante, con el reloj de “Metrópolis” alumbrando desde la cima y los pósters de diversas películas adornando las paredes en una espiral ascendente.

13423506_622951771194815_915488743_n

En la planta baja, dos pantallas enormes proyectaban fragmentos de clásicos del cine que era posible disfrutar recostados sobre cómodas butacas frente a ellas. A un lado, una muestra de películas de terror y, al otro, una cama en forma de corazón donde era necesario acostarse para poder ver los fragmentos de películas románticas que se sucedían desde el techo. Visita obligada para los cinéfilos y los que no lo son tanto.

El día siguiente era el cumpleaños de Javier y el festejo fue con una tradicional apericena en  un ristorante llamado “La locanda clandestina”. En la apericena o aperitivo el comensal paga un valor fijo que incluye un trago o bebida y comida a voluntad de un buffet con variedad de platos (en general fríos). Más que satisfechos nos fuimos a continuar el festejo a un bar de la Piazza Vittorio Veneto, con una hermosa vista de la Chiesa Gran Madre, ubicada justo detrás el río Po.

Fotolia.jpg

El último día en la capital piemontesa fue de descanso, ayudando a Javier a preparar una torta y pensando cuál sería la próxima ciudad que visitaría en mi camino hacia Nápoles. Sólo salí para ir hasta el Hotel NH Santo Stefano y ver la vista desde el quinto y último piso (que la guía del Free Walking Tour nos había recomendado). La vista no resultó gran cosa ya que la altura no era sufuciente para obtener un amplio panorama de la ciudad. Sin embargo, la salida sirvió para caminar y contemplar las bellas calles turinesas una última vez.

La visita a Torino fue inesperada y me alegro de que los rumbos inciertos de mi viaje me hayan llevado hasta allí. Esta importante ciudad del norte italiano me sorprendió gratamente y es un lugar al que me gustaría mucho volver. Además, la conexión sanguínea ayudó para que Torino se ganara un lugar nel mio cuore.

Lucia Castagno

Comunicadora social, viajera