Moda

Karl Lagerfeld: Su gran boca ataca de nuevo

Por Eva Luna

Karl Lagerfeld siempre que opina sobre algo, crea polémica. Como entrevistado, parece ser de los menos dificultosos y está lejos de aquellos a los que los periodistas tienen que sacar con tirabuzón las declaraciones, porque sus comentarios van desde la política internacional hasta la delgadez extrema. Responde a cualquier pregunta, aunque eso sí, quizás la respuesta no roce para nada lo políticamente correcto.

La última controversia que lo tuvo como protagonista sucedió en el marco de su colaboración como editor invitado del diario Metro. Desde la oficina en Paris de dicha publicación, el Kaiser (apodo que se ganó por “comandar las brigadas de la moda”) se sometió a una conferencia de prensa en la que los medios que asistieron le preguntaron sobre todo: las reelecciones de Nicholas Sarkozy y Barack Obama, la crisis económica de Grecia, las mujeres en Rusia.

Pero sus dichos sobre Adele y Lana del Rey fueron los que más levantaron la polvareda. Específicamente, le preguntaron sobre la segunda, quien está en boca de todos por el reciente lanzamiento de su disco. “Prefiero a Adele y Florence Welch. Pero como cantante moderna no es mala. La cantante del momento es Adele. Ella está un poco gorda pero tiene un bello rostro y una voz divina. Lana del Rey no está nada mal. Se parece mucho más a una cantante moderna de hoy en día. En sus fotos se ve hermosa. ¿Resulta superficial por tener implantes? No es la única que los tiene”. 

Karl se suma a los que ponen su mirada en los labios de colágeno de la nueva cantante. Pero fue el hecho de considerar a Adele como “un poco gorda” lo que hizo indignar a fans y medios de comunicación. Hasta a la propia intérprete de Someone like you, quien a través de la revista People le contestó que “nunca he querido verme como las modelos de las portadas de las revistas” y que se siente representante de la mayoría de las mujeres, por lo cual está “muy orgullosa de ello”.

Luego de esto, el diseñador alemán de 78 años se disculpó. “Quisiera decirle a Adele que soy su mayor admirador. A veces cuando sacas una oración del artículo, cambia el significado de la idea. Lo que dije fue en relación a Lana del Rey, y desde ese entonces la frase ha sido sacada de contexto de la forma en que fue publicado originalmente. Realmente prefiero a Adele, es mi cantante favorita y soy un gran admirador. Perdí 30 kilos en 10 años y no los recuperé. Se lo que se siente cuando la prensa es mala en lo que respecta a la apariencia. Adele es una chica hermosa. Es la mejor. Y no puedo esperar por su próximo CD”, enfatizó en el diario Metro, dos días después de la controversia.

Sin embargo, al principio a nadie le sorprendió leer que Lagerfeld haya dicho semejante cosa. No es la primera vez que el Kaiser habla sobre el exceso de peso o la delgadez preocupante. Y no siempre cae bien. Posiblemente sean temáticas que el célebre modisto tiene muy en cuenta, ya que en las décadas del 80 y 90, cuando trabajaba para Chloé y Fendi, no lucía la figura delgada que hoy día conocemos. Quizás esto tiene que ver con que lleva 11 años a dieta, o que las modelos que desfilan para él luzcan demasiado flacas (bueno, para él y la mayoría de los diseñadores).

A sus propias declaraciones nos remitimos. En 2009, Karl concedió una entrevista a la revista alemana Focus, en la que dejaba en claro su posición con respecto al debate sobre la talla cero en las modelos, suscitado especialmente por la decisión de la revista alemana Brigitte de poner en sus portadas a mujeres reales sin retoques fotográficos. Como era de esperarse, el polémico modisto estaba en desacuerdo, señalando que “la moda se trata de sueños e ilusiones”, por lo que “nadie quiere ver mujeres curvilíneas” en las pasarelas. Lo peor fue que tildó a la resolución de la popular publicación alemana como “absurda” y que estaba impulsada por mamás gordas sentadas con sus bolsas de papas fritas frente a la televisión, diciendo que las modelos delgadas son feas”.   

Pese a la recurrente capacidad de ponerse en el ojo de la tormenta, no se puede negar que Karl Lagerfeld es una leyenda indiscutida en la moda gracias a su trabajo en Chanel, aún siendo que los expertos aseguran que transita por una de sus etapas de estancamiento creativo. Pero, lisa y llanamente, no puede con su genio. Big mouth strikes again (con perdón de Morrisey y The Smiths).

Fotos: WWD

 

Eva Luna

Editora de la sección Moda. Se mete de lleno en el universo de las marcas más prestigiosas del mundo y con estilo personal -único- viste de gala las páginas de N&W.