Libros

Murakami: nostalgia y algo más que una simple historia de amor

Por Deborah Kuperman

Algunos lo aman, otros dicen que sus detalles los aburren. Lo cierto es que cualquier amante de los libros escuchó aunque sea hablar del enigmático Haruki Murakami, conocido por ser el “japonés que conquistó el mercado occidental”, una hazaña soñada por la mayoría de los escritores contemporáneos.

Pero entonces, no hay quien no se pregunte, ¿qué es lo que hace que las obras de Murakami, con su mente oriental, sean tan apetecibles para nosotros?
En mi opinión, es su manera de contar historias complicadas y con muchos detalles, de manera que todos podamos relacionarnos con ella, aunque seamos totalmente distintos a los personajes. Es simple: amor, nostalgia, muerte. La fórmula mágica.

Haruki-MurakamiOK

Tokio Blues (en inglés conocida como ‘Norwegian Wood’), a mi parecer, es la novela indicada para comenzar nuestro viaje por la atrapante literatura del reconocido japonés Haruki Murakami.

Como en la mayoría de sus novelas, Murakami escribe en primera persona, y nos entromete en la vida del protagonista de esta historia: Toru Watanabe [los excéntricos nombres en japonés son lo que nos hacen completar nuestro viaje al oriente].

El corazón de la novela es frío; la historia sucede en invierno y las palabras del autor nos hacen imaginar escenarios blancos, con temperaturas bajo cero. Es que el invierno, funciona como una metáfora de la muerte. Nos recuerda que la muerte es natural, cruel e inevitable. Murakami nos atrapa por eso: todos nosotros somos como los personajes de este relato. Nacimos en una cultura que oculta y niega la muerte, la pérdida, el duelo. Lo esconde en hospitales, dentro de las casas, en panteones.

tokiobluesOK

Naoko y Midori, los dos amores que pasan por la vida de Watanabe, representan, en mayor y menor medida, el impasible paso del invierno y del óbito por nuestras vidas.

Las páginas de este libro pueden resultar desconcertantes, pero satisfacen la mente del ávido lector.

Con Watanabe, crecemos, maduramos, enfrentamos perdidas, pero sobre todo permanecemos. Y sentimos con él: nos enternece Naoko, amamos a Midori. Sufrimos. Volvemos a creer en el amor. Pero, como buenos hijos de nuestra época, sabemos que hay cosas que no pueden curar nuestra tristeza. Así, acompañamos a Watanabe a aceptar el dolor y transitar el futuro, aceptando lo que nos toque.
Un libro que nos hace pensar sobre aquellas cosas realmente importantes, en esos momentos en los que sentimos que todo es increíblemente banal y superfluo.

cinemaniablog_norwegianwoodOK

Una invitación a enamorarse, u odiar, a uno de los novelistas de los que más se habla en muchos círculos literarios. Una cosa es indiscutible: su genialidad para recordarnos que todos sentimos, tememos, amamos, morimos. Su intensidad lo llevó a ser nominado varias veces para el Premio Nobel de Literatura, aunque su masividad probablemente haga que no lo elijan como ganador. Que cada uno lea y saque sus propias conclusiones.

Deborah Kuperman

Adicta a los libros y exploradora de todo tipo de lecturas. Viajera frecuente. Escucha música todo el día, en su cabeza. Periodista profesional.