Sports

NBA: una nueva oleada de superequipos

Por Fabrizio Gotelli

La NBA es una de las ligas más importantes del mundo deportivo, pero sin duda lo que la hace diferente es la llamada temporada baja donde se producen grandes noticias. Cuando las luces se retiran de las canchas de básquet pasan a los escritorios de los GM que con sus cambios y demás adquisiciones pueblan de noticias a lo que podría decirse que es el desierto en otras disciplinas.

Tras pasar las Finales de la NBA y el Draft, el mes de julio es una tormenta de intercambios y de nuevos contratados en la llamada Agencia libre. Es una semana de tensión y donde gran parte del futuro próximo y lejano de las franquicias se empieza a cocinar. Un mal periodo de agencia libre puede llegar a ser irremontable por varios años.

También es una de las ligas que supera a las del fútbol europeo y a las otras mayores del deporte norteamericano porque cambian ciertos aspectos, que si bien no son parte del juego si hacen al espectáculo en general. Posiblemente no se pueda comparar de forma lineal o directa pero la NBA no solo busca mantener su caudal de fanáticos sino de incrementarlo.

2017-06_GQ_NBA-Durant-Curry_3x2

Previo a esta temporada y desde hace unos años el llamado “tanking” asoló la liga en las peores franquicias. La hipérbole llamada “Trust The Process” de Philadelphia Sixers duró algo así de cuatro años. Ahora con cambios en los porcentajes de la lotería (el primero baja de 25% a 14% y se iguala el porcentaje en los últimos tres peores equipos de la liga) en parte se resolvió el problema.

Otro problema que aquejaba más que todo a las cadenas televisivas era el descanso sin lesión que las estrellas de la liga usufructuaban. Una queja de TNT y ABC-ESPN bastó para que el comisionado cambie la normativa actual por una mas restrictiva, donde puede castigar con multas a los equipos y los jugadores a pesar de no jugar ya que deben estar disponibles para actividades con aficionados y prensa.

Por último el cambio más notorio se dio en el llamado “Juego de Estrellas“, ya sin juego de conferencias empieza a ser un puntal de lo que puede ser la NBA en el futuro. Es que varios All-Star pasaron del Este al Oeste y dejaron casi sin efecto esa posibilidad. El desbalance es notorio, tanto Bulls, Pacers y Knicks –franquicias grandes e históricas mandaron sus jugadores al Oeste- del cual solo mandó a Gordon Hayward a Celtics. Por lo que sin chances de un partido parejo, ahora será una competencia entre los dos jugadores mas votados que elegirán sus compañeros.

1084092

Pero yendo a la competencia, y si bien siempre hubo superequipos, ahora podemos decir que hay muchos y que están prácticamente todos en la conferencia del Oeste. La disparidad es evidente y es de hace un tiempo prolongado, generando que posiblemente decante en una reestructuración masiva de la temporada regular.

En lo que respecta a los superequipos, no hay dudas que el principal es el team campeón de la NBA: los Golden State Warriors tienen un superequipo pero en esta agencia libre se tenían que emplear de gran forma. Sus dos protagonistas estaban en ella. Pero no hubo problemas tanto Steph Curry como Kevin Durant no tuvieron drama en firmar sus contratos.

Curry, tras un ridículo contrato de tan sólo 11 millones por año pasó a uno de 40 millones de dólares. Tomó el máximo posible porque es el jugador que le hizo dar el pase adelante a la franquicia y si bien previamente había dudas hace cuatro años con sus tobillos, eso ya quedo atrás. Por otro lado, Kevin Durant aceptó una reducción potencial de su salario para ayudar a la organización para mantener el resto de sus compañeros.

Russell-Westbrook-Carmelo-Anthony-Thunder_LPRIMA20170925_0051_36

En el lado de los gregarios, Shaun Livingston obtuvo 27 millones, Javale McGee y David West los suplentes en la pintura tendrán un salario de 2 millones. Pero el problema estuvo con Andre Iguodala. El ex Nuggets y Sixers, no quiso saber nada de reducciones y su pedido rondaba los 50 millones. Los Warriors lo querían pero al precio de 40 millones y no dieron mucha rienda en las negociaciones, pero cuando Andre fue a vaciar su locker, el mismo dueño lo recibió con una oferta por 48 millones e Iggy se quedará un tiempo más en los Warriors.

Está claro que la partida de Kevin Durant revolucionó la NBA, pero sin duda donde hubo mayor impacto fue en Oklahoma City Thunder. La franquicia del trueno no supo cómo retener sus figuras y tan solo se quedó con Russell Westbrook. El base, se mantuvo porque tuvo el mejor año de su carrera al promediar un triple-doble y ser el MVP de la temporada.

Pero sin posibilidades de campeonar a ciencia cierta, la dirigencia se movió y concretó dos pases interesantísimos. De la noche a la mañana, de ser un equipo monoestrella pasó a un superequipo con las adiciones de Paul George y Carmelo Anthony. El jugador proveniente de Indiana fue conseguido a través de los jóvenes Victor Oladipo y Domantas Sabonis. Carmelo Anthony en cambio fue por el turco Ernes Kanter.

554262b4376e6e05b374ec9d8c439b1a

En el corto plazo los Thunder ganaron, es negocio obtener un año de Paul George en su prime (por mas que quede libre el año que viene) y los dos últimos años buenos de Carmelo Anthony. Ahora Westbrook tiene dos laderos de poder y si bien habrá que acomodar egos, minutos y manejo de pelota la adquisición de talento es importante.

Otro de los equipos que se transformó fue Houston Rockets (organización que esta en venta) al adquirir al base Chris Paul. Si bien se rumoreó que los Rockets pujaron con fuerza por Melo Anthony, no pudieron adquirirlo. Necesitaban un tercer equipo (se habló de Portland Trailblazers) pero no llegaron las negociaciones. Igual tiene un buen grupo con Paul-Ariza-Harden-Anderson-Nene y un técnico de garantías como D´Antoni.

Minnesota Timberwolves de a poco consiguió su reestructuración de la mano de dos talentos como Karl-Anthony Towns y Andre Wiggins. Los dos número uno del draft son talentosos aunque todavía les falta crecer. Para eso y con una gran sintonía con el coach, Jimmy Buttler intentará liderarlos. Si bien no es un superequipo todavía es el que mayor proyección tiene.

Mar 11, 2017; Milwaukee, WI, USA; Minnesota Timberwolves center Karl-Anthony Towns (32) grabs a rebound against Milwaukee Bucks center John Henson (31) and forward Spencer Hawes (00) in the second quarter at BMO Harris Bradley Center. Mandatory Credit: Benny Sieu-USA TODAY Sports

En la conferencia del Este, las cosas cambiaron para peor pero los dos mejores equipos (Cavs y Celtics) han logrado solventar su ansia de talento en un intercambio equivalente aunque no se crea. Los Cavs fueron presionados por su segunda estrella Kyrie Irving para un intercambio y los Celtics que no pudieron conseguir otra superestrella en la noche del draft, intercambiaron valores y los dos salieron beneficiados: Irving a los Celtics por Isaiah Thomas, Ante Zizic y Jae Crowder y dos rondas de draft.

Los Celtics patearon el tablero no solo la noche del draft sino también un tiempo después de la semana de agentes libres. Generalmente todo se cocina en la primer semana de julio y luego se rubrica en la segunda semana, pero hubo una excepción en este caso ya que se extendió por el intercambio entre Irving y Thomas. Además sumaron al alero Gordon Hayward, una estrella consumada de la NBA que sin dudas va a aportar en el esquema de Brad Stevens, su entrenador en la etapa universitaria.

Los Cavs pasaron el temporal Irving y pudieron mantener su estructura a la que sumaron dos estrellas experimentadas: Dwayne Wade y Derrick Rose sumarán profundidad a unos Cleveland que necesitan cuidar a su máxima figura de cara a los playoffs, Lebron James. Por lo pronto si sale mal el experimento y James decide partir, los Cavaliers tienen opciones. Renovar a Thomas, tienen en su poder la primer ronda de draft de Brooklyn Nets (se descuenta que estará entre los 5 mejores picks) son algunas de las opciones, por lo pronto James tiene talento a su alrededor para asaltar de nuevo la corona que le fue quitada este año.

Fabrizio Gotelli

Insistimos hasta que se animó a escribir. Habla de fútbol argentino como de la Liga de España o la Premier. Ama el ciclismo y sabe de basket. Su pasión: el deporte.