Viajes

New York full time

Por Victoria Agulla Tagle

La mañana esta muy fría, ventosa y gris. Aún así los neoyorquinos no dejan de andar a paso acelerado por las calles de Manhattan. Nos paramos en la esquina para captar nuestro efímero alrededor.

DSC_0021

Los negros seductores piropean a las mujeres con frases como “oh baby, you look so good”, los jóvenes parecen hablar solos pero en realidad están haciendo videollamadas mientras caminan, los cirujas sentados mueven su vasito para llamar la atención del pedestrian y así conseguir unos centavos, los antiguos y elegantes señores característicos de la Gran Manzana son minoría pero no por eso menos llamativos y, los turistas con bolsas de compras, merchandising de NY y cámara en mano miran para arriba y se dan cuenta lo minúsculos que son ante semejantes edificios.

Con todas esta información escaneada, seguimos nuestro rumbo, subimos por la 6th Ave y entramos al grandioso y afamado Central Park.

DSC_0278

Como un digno domingo de primavera, el parque está repleto. El escenario se compone de personas haciendo ejercicio, parejas abrazándose, familias picniqueando, ancianos caminando, neoyorquinos paseando, perritos corriendo y turistas fotografiando este encantador momento.

Salimos del parque por 5th y con ganas de acercarnos un poco más a Lennon, vamos hacia el Dakota Building el cual estaba todo tapado por refección y no tenía ningún reconocimiento especial al artista. Decepcionados, nos metemos por las calles perpendiculares a éste hasta zambullirnos en el barrio residencial más caro de NY, el Upper East Side, donde el aire se siente más europeizado. En este barrio no hay muchos bares y definitivamente cero turistas.

DSC_0165

Volvemos a salir por la quinta para conocer el Metropolitan Museum of Art. Wow. Este gigantesco centro cultural es mucho más de lo que esperaba. Nunca había visto tanta pero tanta hermosura junta. Entre el edificio y sus obras de arte quedamos perplejos. La colección del MET es de más de dos millones de obras de arte mundiales. Las muestras abarcan reliquias de toda la humanidad. Desde tesoros antiguos pasando por esculturas renacentistas hasta obras actuales.  Lienzos de Gauguin, Picasso, Monet, Degas, Pissarro, El Greco, Velázquez, Tiziano, Rafael, van Gogh, Cezanne, Rembrandt, Miró, Braque, Matisse, Renoir, Whistler y Eakins; esculturas de Rodin y fotografías de Stieglitz, Steichen y Evans. Ahora entendemos la enorme fila para ingresar a este paraíso cultural.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

 

En un cerrar y abrir de ojos estamos en el Guggenheim para toparnos con la cautivamente estética arquitectura de Wright.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Pero la exhibición principal esta vez no es la más copada de todas. Esta contemporánea muestra se basaba en escritos y noticias de un japonés expatriado. Todo el museo estaba copado por repetitivos números y frases como “I’m Still Alive”. Me parece interesante la historia de vida pero no para llenar las salas principales de esto. Por suerte en las salas aledañas hay una muestra más tradicional que incluye cuadros impresionistas y esculturas modernas de vidrio de un artista iraní llamado Monir Shahroudy.  

DSC_0270

Las nubes tienden a abrirse totalmente, para dejar que el sol nos abrigue un rato en esta fría primavera.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Óptimo momento para subir al Empire State Building. La arquitectura y el estilo de este monumento es tan neoyorquino. El Art Deco se hace presente en cada pasillo. Entre muchas vueltas, subimos al gran Empire. Desde acá uno se percata el monstruo que lleva dentro esta ciudad. No me imaginaba que era tan pero tan enorme.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

No tenemos mucho tiempo más y nuestras piernas están exhaustas así que no hay mejor opción que ir en bici.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Retomamos 6th Ave para doblar por Broadway. Continuamos por esta bella y reinante avenida -que cruza a todas las demás grandes calles- hasta el Woolworth Building. Andamos por Battery Park City, donde la gente disfruta la mañana al aire libre.

Un vídeo publicado por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Después de 8 km de andar, llegamos al magnífico Brooklyn Bridge, el cual está literalmente colmado de personas. Una ola de turistas que, con su paso lento y distraído, dificultan demasiado nuestra ciclovía. La maravilla de este monumento se entorpece con tanta gente en el medio. Hacemos un pequeño stop en Brooklyn y pegamos la vuelta cruzando por el Manhattan Bridge.  

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Manhattan Bridge.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Ambos puentes son imponentemente bellos. La vista de Manhattan que se ve desde el último punto del Brooklyn es una postal. Bajamos Chinatown para admirarlo desde abajo.

DSC_0088

La tarde es un mix de brisa fría y sol fortísimo. Directamente partimos para el Chelsea, donde pedaleamos por la costa del Hudson.

Un vídeo publicado por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Continuamos por 8th Street hasta llegar al DownTown e ingresar al MoMa. Quedo enamorada otra vez: Klee, Picasso, Schiele, van Gogh, Katz, Liechtenstein, Modigliani, Pollock, Matisse, Mondrian y Klimt. Todos cuadros que había querido ver hace años, en un mismo lugar.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Todavía tenemos ticket para ir al Top of the Rock, la terraza del Rockefeller. La vista desde acá es muchísimo mejor que la del Empire State, su ubicación (a pocas cuadras del Central Park y todos los monumentos más conocidos) y altura (67 pisos) son perfectos. El edificio de la familia Rockefeller es fascinante.

DSC_0125

Empire State Building desde Rockefeller Center.

Posted by Victoria Agulla on Monday, 4 May 2015

A la vuelta, nos encontramos con el Radio City Music Hall, el teatro más importante del país, apodado también con el nombre de “Showplace of the Nation” (Sitio de más Interés Turístico en la Nación).

DSC_0023

Bajamos por Madison hasta la 55 donde subimos al Hotel Península, nos quedamos en el bar donde la música suena muy bien y el atardecer es precioso. Luego, caminando nos vamos al edificio de The New York TimesNaciones Unidas.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Ya de noche, pasamos por el Chrysler y nos quedamos admirándolo. Estamos debajo del rascacielos Art Decó más delicado y valuado del mundo.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

El Empire State y la luna llena nos despiden y nos regalan una postal para siempre.

Una foto publicada por Victoria Agulla Tagle (@vitussss) el

Victoria Agulla Tagle

De sangre creativa e inquieta. Con una sensibilidad especial para la fotografía, descubre al mirar y narra al capturar. Lectora social con gran futuro periodístico.