Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sports

NFL: Choque de Titanes camino al Super Bowl XLVIII

Por Matias Llorens

I.

El domingo no tenía idea. Claro, ¿cómo se suponía que habría de saberlo? Mi condición de fanatismo no llega al nivel de insano de los football geeks o ni siquiera de los lectores que dan vueltas por sitios especializados, ávidos de hasta el más mínimo detalle, por más peculiar e insignificante que fuera.

Por eso, aunque el domingo no tuviera la más mínima idea, mi editor me tiró como factoide algo que resulta, a primeras vistas, claro. Elocuente. Me dijo: «Ah, y en la nota de NFL tenés que poner que los Chargers cagaron la estadística que decía que quienes abrían con Philadelphia resultaba campeón.» Y remató con un «Rivers fracasado.»

Así que, ahí tienen. Aparentemente, cada vez que un equipo empezaba la postemporada jugando contra los Philadelphia Eagles y ganándole en algunos de los dos primeros partidos, salía campeón del Superbowl.

Ahora, en cuanto #LoImportante

II.

El Sports Authority Field at Mile High está ubicado en las afueras de Denver, Colorado. El Mile High del nombre se debe a que, vaya sorpresa, el estadio en donde los Broncos ejercen su localía se encuentra a, vaya sorpresa nuevamente, una milla por sobre el nivel del mar. El hecho que esté a mil quinientos metros por sobre el llano lo convierte en el estadio de fútbol americano más alto en Estados Unidos.

La altura, por supuesto, trae aparejada consigo un montón de condiciones climáticas que afectan bastante el juego: el frío, la densidad del aire, el viento, que la pelota no dobla, hacen de jugar en Colorado una de las experiencias más difíciles para los equipos de la liga.

No por nada fue Colorado en donde Stephen King ambientó The Shining, la novela donde Jack Torrance viaja al pie de las Rocosas, a cuidar al Hotel Overlook. Más alla de todos los problemas personales que tiene el good old pal de Torrance, y el mambo parapsicológico que atraviesa la historia del Hotel con sus fantasmas, sus corredores llenos de sangre y la steadycam de Kubrick; el protagonista que nadie nombra es el aislamiento que el clima produce: el viento helado, la nieve acumulada, el aire que no alcanza a llenarte los pulmones. Todo eso gira como un telón de fondo sobre la trama.

Por eso, para los Broncos era tan importante la localía durante los playoffs. A pesar de los rumores siempre latentes (y más de una vez, como esperanza apenas disimulada) sobre la perfomance de Peyton Manning durante la parte fría del calendario, en Mile High los Broncos son más locales que nunca. Con pisos recubiertos de acero, el thunder que baja desde las bandejas altas recorre toda la estructura de cemento que alberga el eterno sold out de las setenta mil personas que siguen religiosamente los partidos de local.

Mile High, como el Overlook, late a su ritmo esporádico, frenético, descontrolado. Vibra al ritmo de las almas que alberga; se retuerce con los saltos, los vítores; guarda silencio, alerta, cuando la tensión se hace insostenible.

Tiene su propia magia.

III.

¿Sabía Rivers, como Jack Torrance, donde se había metido? San Diego Chargers entraron a la postemporada por la ventana, por cortesía de Kansas City Chiefs, una decisión polémica de sentar a los titulares, y un poco de mala suerte para los substitutos, que erraron un gol de campo clave en las instancias finales del tiempo regular. Cosas que pasan.

En el wild card round, los Chargers vencerían con contundencia y autoridad a los Bengals.

Estaban en una racha ganadora importante, y sabían que en la ronda divisional tendrían enfrente a unos Broncos descansados y listos para seguir camino a lo que esperan sea una temporada inolvidable. Tenían la esperanza de repetir aquella victoria de mediados de diciembre, donde se impusieron por un touchdown.

IV.

A mitad de campo, sobre la yarda 50, está enterrado un jersey de Kansas City Chiefs. Debajo del Overlook, un cementerio indio. ¿Saben a que jefes se refiere el Chiefs de Kansas City?

Saquen cuentas.

V.

Manning está acostumbrado a jugar partidos de alto voltaje. Él y otro puñado de selectos jugadores pueden estar a la altura de las circunstancias. Brady, Rodgers, Romo (jajajaja, just kidding), Brees y dejá de contar. Por eso el encuentro contra los Chargers pasó sin mayores sobresaltos, hasta de una manera predecible: los tres primeros cuartos la defensiva de Denver, el gran deficit de la temporada regular, había logrado mantener en línea a la ofensiva de San Diego, que se encontraba sin ideas. Dos pases de TD de Manning (230 YD, 2 TD, 1 INT) y un gol de campo le habían dado una diferencia cómoda, casi absoluta para ponerse a pensar en la final de Conferencia.

VI.

La secundaria es una pieza fundamental de la defensiva. Más cuando en frente tenés a un QB que no tiene miedo a la hora de tirar pases largos sobre los esquineros, buscando acortar el marcador lo más rápido posible. Rivers (217 YD, 2 TD), encontró dos veces a su receptor abierto, sobre el mismo cornerback. Quentin Jammer, CB#23, no pudo hacer nada en los dos TD que vinieron por su lado. Rivers supo explotar esta ventaja y los fanáticos de Denver terminaron pidiendo la hora.

El resultado final fue de 17-24 a favor de los Broncos, que esperan en Mile High a los…

VII.

New England Patriots, en Foxborough, con un Brady y un playbook anormales, dejaron afuera con categoría a los Colts. Andrew Luck (331 YD, 2 TD, 4 INT) trató de mantener en pocas posesiones la diferencia con los Patriots, que inclusive colaboraron con un safety en el tercer cuarto, pero no pudo hacer mucho. A pesar de dos bombazos de más de 30 yardas, el juego terrestre de New England mostró a la ofensiva de Brady (198 YD) en una arista poco explorada: la de mover el balón efizcamente por tierra.

Blount llegó al endzone en tres oportunidades. Ridley lo acompañó con dos más. Todas corriendo, lo que demostró que Bill Belichick puede darle una versatilidad a una ofensiva que pareció no encontrar su camino durante la temporada regular. Brady nunca transmitió la sensación de estar seguro con sus receptores, y la baja de Gronkowski por rotura de ligamentos a principios de diciembre sólo le sumó incógnitas a un juego que no estuvo nunca bien aceitado. Por eso, que ahora cuente con una buena alternativa para mover el balón por tierra son buenas noticias, sobre todo a la hora de enfrentarse con la defensiva de Denver, que ha tenido un juego muy irregular, tirando a mediocre, a lo largo del año.

VIII.

En Mile High se enfrentaran por cuarta vez en postemporada Manning contra Brady. Tom Brady tiene muchos mejores números que Peyton, que lleva ese estigma de underachiever durante los partidos de playoffs. Y el marcador se inclina 2-1 en favor de #ElMaridoDeGisele.

¿Podrá Manning, en medio de esta temporada perfecta, inclinar la balanza a su favor y llevar a Denver al MetLife Stadium?

IX.

¿Cómo será jugar en el estadio más ruidoso del mundo? Kaepernick, QB de los 49ers y artífice de la paliza con la que San Francisco 49ers dejó atrás a los Carolina Panthers, sabe lo que es. Todos los 49ers están al tanto de los más de 130 decibeles que la multitud en CenturyLink Field puede generar.

Para que se hagan una idea, es el mismo ruido que genera un avión despegando. Ahora, imaginense estar en medio de ese estruendo durante tres horas y media. Traten de contar así para sacar una jugada. Traten de cambiar una jugada en la línea de scrimmage antes del snap con el ruido ensordecedor de las sesenta y siete mil personas que los rodean.

¿Pueden? Bueno, así se sentirá Colin Kaepernick el próximo domingo.

Los Panthers no fueron rivales para los 49ers. A pesar de ir cayendo por cuatro puntos a lo largo del segundo cuarto, un TD justo antes del half time inclinó la balanza en favor de San Francisco y de ahí en más fue un festival de Kaepernick y compañía. Un TD del quaterback (con imitación a Cam Newton incluída) de los 49ers y un gol de campo promediando el tercer y cuarto período respectivamente sellaron la cuestión.

X.

El gran derrotado de la fecha fueron los Saints de New Orleans. La reacción tardía de Brees y cía, sobre el último cuarto, poco pudo hacer para acortar la distancia que le habían sacado los Seahawks durante el resto del partido. Marshawn Lynch, as usual, se puso el equipo al hombro y jugada tras jugada fue ampliando la diferencia en el marcador con dos TD. En un estadio increíblemente ruidoso, con un clima desastroso (imposible no recordar como se quejaban en Frasier, la sitcom, de la permanente lluvia de Seattle), Brees tuvo muchos problemas para mover el balón y sólo pudo recuperarse hacia el final del encuentro, cuando era terriblemente tarde. Los Seahawks, acostumbrados a estas cuestiones y demostrando porque son el mejor equipo de la NFC, aprovecharon todo el handicap que se les dio y clasificaron para el final de la Conferencia.

XI.

Denver Broncos y New England en el Sports Authority Field at Mile High.

San Francisco 49ers y Seattle Seahawks en el CenturyLink Field.

El camino al MetLife Stadium será transitado por dos de estos cuatro equipos. ¿Cuales serán?

Matias Llorens

Ácido a veces, siempre razonable y honesto con lo que piensa. Sabe de lo que está hablando y mucho. Desde música a cine, pasando por literatura, su gran pasión. En Negro&White escribe sobre NFL, otra de sus locuras.