Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sports

#NFL Week 12: Fear and Loathing in Foxborough

Por Matias Llorens

“Teníamos el momentum, estabamos montando una inmensa y bella ola”
Hunter S. Thompson, Pánico y locura en Las Vegas.

1. Lo que sigue a continuación es una crónica de lo más importante del domingo.

2. Que levante la mano quién no estaba disfrutando con la paliza que los Broncos les estaban asestando a unos irreconocibles Patriots. Sin culpa, gente, nadie los va a juzgar. De seguro yo lo estaba. Sentado, masticando una pizza de rúcula y bebiendo agua, con los pies encima de la mesita ratona del living room de la casa de un amigo, me sentía realmente en las nubes.

3. Tres fumbles en tres jugadas consecutivas para los Patriots. Viéndolo en retrospectiva, el partido del domingo no es uno que se haya decidido en las ofensivas, sino más bien en las carencias de las defensivas. Tanto Peyton Manning como Tom Brady tuvieron partidos regulares, aunque capaz que el primero de ellos sí tuvo una baja significativa en su rendimiento. Su conocido problemas con el frío, agravados por una lesión en el tobillo, y la incapacidad de una línea de golpeo de mantener el pocket el tiempo suficiente para sacar una mejor jugada de las que podía sacar, le jugaron en contra. Por eso el juego por tierra a la hora de mover las cadenas fue la punta de lanza de Denver.

4. ¿Hubo otros partidos el domingo?

5. Calor cerrado. Odio cuando en las crónicas se habla del tiempo pero el domingo hacía un calor húmedo y cerrado, es imposible no comentarlo. Cuarenta mil grados mientras en la televisión, y a pesar de los comentarios infantiles de los periodistas de ESPN, el partido se desarrollaba con normalidad. Frío, viento, nieve. Y los Broncos avanzando como una aplanadora sin freno una y otra vez hacia el endzone de New England. Silencio en Foxborough.

6. El título original de está crónica iba a ser “The Foxborough’s Massacre”.

7. Un rato antes habían jugado en MetLife Stadium los Dallas Cowboys contra los New York Giants. Paradójicamente, fue el primer partido de la temporada donde Eli Manning no tiró una intercepción. De nada sirvió. Perdieron. Tony Romo es una máquina implacable en el cuarto período, a pesar de su fama de pechofrío.

8. Silencio en Foxborough. Silencio y frío, y viento. Y el festival de fumbles. Y las protestas y las caras de Tom Brady. Un festival que de seguro hubiese sido mucho más bonito de haberlo estado viendo con la computadora conectada al LCD, en fullHD y vía Gamepass, con comentarios en inglés. El servicio de streaming oficial de la NFL es un viaje de ida, si sabés inglés y no tenés problemas en bancarte todas la publicidades de la guerra de las pickups. Es eso o Hablemos de fútbol.

9. Llegaron al halftime con 24 a 0. Paliza. Masacre. Era un resultado puesto. No chequeé bwin pero las apuestas en contra de los Broncos deben haber estado pagando bastante.

10. Las claves del éxito de los Broncos estaban en Moreno y Ball. Pequeños. Ágiles. Fuertes. En cada acarreo ganaban siete u ocho yardas. No hacía falta clock management cuando estás destrozando una defensiva que apenas responde, cuando la otra ofensiva no puede cubrir a su mariscal y cede el balón en tres oportunidades. Tres fumbles en menos de 10 minutos. Si eso no es muestra de nada, no sé que es.

11. Para la gente del Servicio Meteorológicoo Nacional, hacia la medianoche del domingo/madrugada del lunes, un fuerte frente de aire frío alcanzó la zona centro del país. O algo así. Lo único que sé es que, ni bien volvieron de las duchas, los Patriots venían renovados. Distintos. Se venía el show de Brady.

12. Tom Brady es un fuera de serie. También lo es Peyton Manning. Ya lo dijimos a esto. Lo hermoso que tuvo el partido del domingo, más allá del resultado, fue que ambos QB tuvieron destellos de este juego brillante. Brady con bombazos largos y atinados, y Manning con una velocidad impresionante para los (pocos) pases que tiró.

13. Sólo en el tercer cuarto, los Patriots marcaron 21 puntos. Sin respuesta. Dos pases de Tom Brady y una corrida de una yarda. Los Broncos se habían quedado, sencillamente sin respuesta.

14. Está instalado el debate sobre quién es el mejor, sí Brady o Manning. Brees, Romo, Roethlisberger, el otro Manning, Flacco (ese bombazo de 60 yardas frente a los Jets, por favor), et al, están un escalón más abajo. Brady tiene los títulos, tiene el record ganador frente a Manning, pero hay algo en el juego de éste, en la manera en que cambió la forma de jugar de la ofensiva, que lo distingue de una manera singular. Tal vez por eso sea el mejor, aunque no por mucho.

15. Además, ¿puede ser el mejor quaterback de todos los tiempos alguien que perdió dos finales contra Eli Manning?

16. En el último periodo las cosas se normalizaron. Los Patriots ya estaban jugando bien, sin cometer errores, y dañando a los Broncos en cada oportunidad que tenían. Cuatro TD sin respuesta. Un gol de campo. Una distancia de siete puntos que fue saldada faltando 3 minutos para el overtime.

17. Para las dos de la mañana, cuando ya eran las doce de la noche en el eastern time zone, acá el tiempo había cambiado y hacía frío y llovía. La alegría de un par de horas antes había quedado sepultada entre restos de pizza y hielos derretidos. Y una montaña de touchdowns, una respuesta implacable.

18. Las reglas del overtime, en la NFL son raras. Como es un deporte por turnos, hay que darle igualdad de oportunidades a cada equipo para que pueda anotar. Por eso, después del sorteo, cada equipo tiene una oportunidad de anotar, al menos que el equipo con la primera posesión anote en el primer drive. Después de esto, basta con cualquier clase de anotación (field goal, safety, touchdown) para acabar con el encuentro.

19. Denver Broncos tuvo tres fumbles. Uno de esos, el último, fue fatal. Letal. Un error incomprensible de Welker que, en vez de pedir el fair catch, decidió dejar que el ovoide botara a escasos treinta yardas de su endzone. Pleno rango de gol de campo, con viento a favor encima. ¿Habrá cangrejeado Wes Welker, en honor a su amistad de larga data con Brady? ¿Cangrejean los jugadores de la NFL?

20. Field goal y adentro. Faltaban 2 minutos y la verdad que podría haber sido para cualquiera. Quiso la suerte y las improlijidades inoportunas de los special teams de Denver que la victoria quedara en Foxborough. Brady jugó una excelente segunda mitad (344 YD, 3 TD) mientras que Manning tuvo un rendimiento bajo (150 YD, 2 TD, 1 INT), complicado por la lesión y el frío. Moreno, por su parte, fue la principal herramienta de Denver para mover el ovoide, con 32 acarreos que sumaron 224 YD, a un promedio ENORME de 6,1 YD por acarreo.

Tal vez el domingo presenciamos un momento de cambio, una de esas raras epifanías. En palabras de Thompson, tal vez con la mirada adecuada, casi podrás ver el sitio donde la ola rompió y comenzó a retroceder.

Vea todo lo que está pasando en la NFL

Matias Llorens

Ácido a veces, siempre razonable y honesto con lo que piensa. Sabe de lo que está hablando y mucho. Desde música a cine, pasando por literatura, su gran pasión. En Negro&White escribe sobre NFL, otra de sus locuras.