Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sports

#NFL Week 7: Manning no tiene el mejor regreso en Indy

Por Matias Llorens

Domingo por la noche. O bien madrugada de lunes, en este hemisferio, en el pequeño rincón del mundo que nos pertenece a los cordobeses. En Gamepass, el servicio de online streaming oficial de la NFL la pantalla ya se encontraba en negro y ofrecía para el curioso trasnochado todos los partidos de la fecha por si los quería ver o reveer. Un revival automático de un recuerdo en caliente, en algunos casos.

Acababa de darse la gran sorpresa de la temporada: Peyton Manning caía derrotado en su vuelta a Indianapolis frente a los Colts, su ex equipo. Los Broncos venían invictos pero llegaban sin ideas, sin alternativas, con un equipo cargado de lesionados. Los Colts supieron desconstruir la ofensiva de los Broncos, anulando la versatilidad del juego, tanto aéreo como terrestre, donde ni Moreno ni Hillman pudieron marcar diferencias, apenas aportando errores y fumbles insólitos . Luck, por su lado, tuvo su tarde de gloria, un partido perfecto.

Aportó un alto porcentaje de efectividad y tres pases de TD. Sin embargo y a pesar de sus obvias falencias, el encuentro podría haber terminado a favor de los de Denver, de no ser porque les jugó en contra el alto porcentaje de errores y penalidades. Ceder tres veces el balón por errores de acarreo o por una intercepción (la segunda de Peyton Manning en la temporada), en la redzone como le pasó a Hillman, no van a hacer otra cosa que jugarte en contra de sobremanera. No sólo en el resultado, sino en la mentalidad de juego, a la hora de tener que ir a la ofensiva.

Fue 33-39 a favor de Indianapolis Colts fue el marcador final de un encuentro vibrante y emocionante, que significó el fin de uno de los invictos más largos en la historia de la temporada regular.

Temprano, en horas de la siesta, Tom Brady elegía con mal tino sus palabras: “No me gusta perder, y menos contra los New York Jets”. Ya estaba consumada la derrota, aclaremos. En overtime y con un gol de campo, uno de los equipos más hazmerreír de la liga sentenció el resultado y extendió la mala racha del goldenboy de la primera década. “No me gusta perder”. Claro, genio, de eso se trata un deporte en donde para empatar hace falta que exista una alineación del Sistema Solar y que justo la Luna también pase por Sagitario durante su cuarto menguante. A nadie le gusta perder. Bueno, tal vez a los Jacksonville Jaguars, pero eso es la fuerza de la costumbre, nomás. “Y menos contra los New York Jets. Esto no creo que lo haya dicho en honor al #PeorEsSerMarkSanchez y el bajo nivel histórico del equipo neoyorquino, sino a la extensa rivalidad que hay entre ambos cuadros. O capaz porque los Jets apestan.

En serio, ¿quién querría perder y encima contra esos muertos? Más allá de lo anecdotario de las palabras del triple campeón, la realidad es los Patriots cayeron de nuevo.  Brady tuvo una actuación digna de una novela de Stephen King: menos del 50% de efectividad en pases, 228 YD, ningún pase de anotación y una intercepción. De terror, eso es lo que estoy tratando de decir. No es que Geno Smith, el definitivo sucesor de Mark Sanchez, haya tenido una performance mucho mejor, pero sí al menos ayudó a su equipo de manera significativa aportando al menos un pase que terminó en la zona de anotación.

Fueron a overtime después que los Patriots forzaran un empate en tiempo reglamentario con dos goles de campo en el último cuarto, al ir perdiendo por seis. Pero en el tiempo extra, un field goal de 42 YD por parte de Nick Folk, place kicker de los Jets, le puso fin a todo.

Otra rivalidad que tuvo su encontronazo fue la existente entre los últimos campeones, los Baltimore Ravens, y sus rivales divisionales, los Pittsburgh Steelers. A diferencia de lo que pasó a comienzo de la temporada, esta vez la balanza se inclinó hacia el costado de los Acereros, que anotaron su segunda victoria al hilo y empiezan a mirar hacia el futuro con un poco más de esperanza. En un final apasionante, todo se definió en el último instante, cuando Shaun Suisham pateó un gol de campo para los Steelers y cerró todo 19-16 a favor de los de Pittsburgh. ¿Podrán levantar cabeza? Estamos ya casi a mitad de temporada y los muchachos de negro tienen las cosas muy cuesta arriba, aunque si pueden mantener el momentum que estas dos victorias consecutivas les han dado, podrían llegar a colarse en el wild card.

Matias Llorens

Ácido a veces, siempre razonable y honesto con lo que piensa. Sabe de lo que está hablando y mucho. Desde música a cine, pasando por literatura, su gran pasión. En Negro&White escribe sobre NFL, otra de sus locuras.