Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Moda

Nicolas Ghesquière, el futuro de Louis Vuitton

Por Eva Luna

Todavía el mundo de la moda internacional no se repone a la salida de Marc Jacobs de la dirección artística de Louis Vuitton, anunciada en la última Paris Fashion Week, que ya sabemos quién será el afortunado sucesor del norteamericano que en 16 años llevó a la cima de las marcas de lujo a la casa francesa.

Luego de adivinanzas, apuestas y especulaciones, llegó la confirmación: Nicolas Ghesquière es el nuevo director creativo de las colecciones femeninas de la maison. Louis Vuitton ha representado para mí el símbolo del lujo, la innovación y la exploración. Me siento muy honrado por la confianza que se ha depositado en mí en esta misión y muy orgulloso de formar parte de la historia de esta gran casa. Compartimos valores y una visión. Estoy ansioso por formar equipo. Juntos construiremos el futuro de la firma, mientras preservamos su valiosa herencia”, manifestó el ex diseñador de Balenciaga a través de un comunicado oficial difundido por la firma.

Asimismo, la marca señaló que “él aportará una visión moderna y creativa a las colecciones femeninas de la casa, trabajando en los valores de refinamiento, savoir faire y extrema calidad que son el corazón de Louis Vuitton desde 1854”.

Nicolas Ghesquiere. Fuente: Fashion Bomb Daily

Nicolas, el autodidacta

Consolidado como uno de los diseñadores más talentosos de la industria, Nicolas nació en 1971 Comines, Francia, aunque se crió en el pequeño pueblo de Loudon, cercano a Saumur, la localidad en la que nació Coco Chanel. Sin estudios previos en escuelas especializadas pero con gran amor por la moda, sus primeros acercamientos al diseño vinieron por parte de Agnès B., firma homónima de la diseñadora francesa en la que Ghesquiere trabajó en sus talleres durante su adolescencia. Luego, y ya con la meta de ser diseñador, se mudó a Paris y trabajó durante dos años en el taller de Jean Paul Gaultier, otro de los grandes de la moda francesa.

Gracias a su inmenso virtuosismo y los contactos cosechados hasta el momento, Nicolas comenzó a trabajar en la casa Balenciaga. En aquellos años ’90, la firma había perdido la relevancia que otrora había gozado con su fundador, Cristóbal Balenciaga, en décadas pasadas. En un contexto donde jóvenes promesas de la moda eran colocados al mando de casas tradicionales (como Alexander McQueen en Givenchy, John Galliano en Dior, o el mismísimo Marc Jacobs en Louis Vuitton), el grupo propietario de la firma de origen español, Jacques Bogart, decidió apostar por un creativo joven.

Su inolvidable paso por Balenciaga

De esta manera, en 1997, Ghesquière se convirtió a los 25 años de edad no sólo en el director artístico de Balenciaga, sino en el encargado de devolverle la gloria de antaño. Si bien los primeros tres años fueron modestos y discretos –debido, en parte, a que el diseñador no tenía acceso a los archivos de la firma-, a partir del 2000 su revolución comenzó a despegar. Tan es así que en 2001, el Grupo Gucci, que luego pasaría a formar parte de PPR (hoy llamada Kering), adquirió el 91% de la marca.

“Balenciaga es una de las tres maisons de la Alta Costura que mejor han simbolizado la elegancia, sin renunciar al mismo tiempo a la modernidad”, afirmó en su momento el diseñador francés.

Respetuoso por la elegancia y herencia de la casa, Nicolas consiguió restablecer los originales volúmenes arquitectónicos, el aire vanguardista y la inventiva de siluetas del maestro Balenciaga, reinterpretando su espíritu pero anclándolas en la contemporaneidad. Su tercera colección lo catapultó como el “mesías” de la firma, y de allí en más sus piezas comenzaron a integrar las listas de las más usadas, las más buscadas y, también, las más copiadas.

Sin embargo, los cambios no quedaron en los diseños. También apostó por dar un giro en el concepto de las tiendas de la marca y le dio gran énfasis a los accesorios y complementos. Además, encontró musas inspiradoras en mujeres únicas, fuertes y de estilos audaces, como las actrices Jennifer Connelly, Charlotte Gainsbourg y Kristen Stewart, que fueron imágenes de campaña tanto para colecciones de indumentaria como de perfumes.

2008 fue el año en que Ghesquière se consagró definitivamente en Balenciaga, con una colección histórica para la firma, compuesta por minivestidos y trajes de dos piezas con mangas abullonadas y estampados florales, combinados con sandalias gladiadoras en versión bota que fueron el delirio de fashionistas, trendsetters y expertos. No obstante, un año antes había ganado la Aguja de Oro, premio otorgado a los grandes maestros de la costura.

Sin embargo, la era Ghesquière en Balenciaga terminó sorpresivamente a finales de 2012, causando el mismo shock que hoy se siente en la moda internacional por su arribo a Louis Vuitton. Y lamentablemente, el diseñador que colocó de nuevo a la casa de raíces españolas en el mapa de la industria mundial, en la actualidad mantiene una férrea batalla legal con Kering, que lo demandó a principios de este año –alegando ruptura del contrato de confidencialidad- por sus declaraciones en una entrevista en la que, entre otras cosas, se quejaba de la falta de apoyo del conglomerado de lujo durante sus 15 años en la firma.

El futuro de Louis Vuitton

Con este torbellino de alegrías y expectativas, el francés vuelve a diseñar en una de las casas más prestigiosas de la moda. Si bien no estará encargado de la totalidad de las líneas de Louis Vuitton –de allí que sea director creativo, no artístico-, su nombramiento genera un escenario de lo más esperanzador.

Aún con la celebración inicial, lo cierto es que el legado de Marc Jacobs en sus 16 años a cargo de la maison es un desafío a superar o igualar por Ghesquière. Precisamente, la línea femenina de la marca fue creada con la llegada del diseñador norteamericano en 1997, quien dejó vacante su cargo luego de un emotivo desfile, uno más de los innumerables hitos que Jacobs concibió para la firma.

Hasta el próximo mes de marzo, fecha en que se verá la primera colección de Nicolas para Louis Vuitton en Paris Fashion Week Fall 2014, sólo podemos imaginarnos su debut en la firma propiedad del grupo LVMH, contribuyendo al cóctel de ansias e ilusiones de una época con aires renovadores donde grandes diseñadores se van de casas legendarias, entre nostalgia y tristeza, y llegan otros, como Ghesquière, a renovar las esperanzas del sistema de la moda.

Eva Luna

Editora de la sección Moda. Se mete de lleno en el universo de las marcas más prestigiosas del mundo y con estilo personal -único- viste de gala las páginas de N&W.