Música

Nikki Sixx y la historia de Mötley Crüe

Por George Blanco

| Por George Blanco http://kenwoodliquors.com/winstrols-tablets Winstrols tablets @georgeblanco

El pasado 11 de diciembre http://royalmaderavineyards.com/methandienone-vagy-stanazol Methandienone vagy stanazol Nikki Sixx cumplió Nandrolone decanoate ester 50 años. Pocas personalidades del mundo del rock pueden afirmar haber vivido una vida tan intensa, agitada, cruel y llena de matices como la del bajista de http://jedaware.com/turinabol-heart Turinabol heart Mötley Crüe. Compositor de los grandes éxitos de Crüe, también fue cómplice de su debacle, cuando las drogas y los escándalos opacaron la asombrosa irrupción del glam metal marca Crüe.

Su vida, como en una convergente sucesión de fotografías (algunas a color, otras en blanco y negro), arrastró aventuras y hermandad con sus compañeros pero también momentos tristes, de peleas que parecían interminables, más el peso de cargar con el mote de la banda más autodestructiva del mundo. Todo paso, incluso los años, para Nikki. Los años pasaron para http://historyarticles.com/trenbolone-enanthate-cardio Trenbolone enanthate cardio Mötley Crüe, aunque a su legado le falten muchos años por terminar de escribirse.

“Pasaba días encerrado en mi armario, con una jeringa, sin comida”, cuenta Nikki Sixx en http://www.gestiona.es/winstrol-liquid-oral-dosage Winstrol liquid oral dosage The Heroin Diaries,  su propio libro, que supuso un volantazo en el manejo de su carrera, incluyendolos a los Crüe. Sus golpes de fama lo pusieron en la cresta de la ola durante los 80, década brillante en la cultura americana y del mundo, llegando a posicionar todos los charts habidos y por haber, a la altura de bandas como http://peralees.com/gp-proviron-reviews Gp proviron reviews Guns N’ Roses. También le significaron una frenética carrera contra la muerte, que tuvo su peor capítulo una noche en la que estuvo muerto durante varios minutos. Ese día, Slash acompañaba a Sixx. En la foto de abajo, junto a Rob Halford y Ozzy, durante un Ozzfest (los tres viejos y sobrios).

Nikki se derrumbó, y con él la banda. Tren enanthate gains Vince Neil cayó en una crisis depresiva después de la muerte de su hijita por un cáncer, recluyéndose en su fuerte adicción al alcohol, mientras http://festejossantairene.com/?top=anavar-vs-anadrol Anavar vs anadrol Mick Mars, el guitarrista, luchaba por su vida debatiéndose con una enfermedad de los huesos. Trenbolone acetate history Tommy Lee, de vivir una locura de amor desenfrenado con Pamela Anderson, paso a tener que escuchar como Pam lo demandaba, mandándolo seis meses a la cárcel.

En el tránsito, todo eso significó una alarma para Crüe. Y ahí fue cuando Nikki pegó el volantazo. Fundó su propia radio, consiguió giras para Mötley y cedió los derechos para realizar una autobiografía de la banda en la que ellos mismos, en primera persona, cuentan sus proezas y sus miserias.

“The Dirt” (Los trapos sucios en versión hispana), rompió records y se convirtió en uno de los libros más vendidos de aquel año sólo en Estados Unidos. Aclamada por la crítica, The Dirt probablemente haya sido una de las últimas biografías de una banda de rock. Controvertida por donde se la mire, colegas, críticos y público, coincidieron en que había sido el libro más confesional que una banda de rock haya hecho nunca.

Entonces, una mañana, nos despertamos con que Mötley Crüe había vuelto al lugar del que nunca debería haberse ido, del que quizás nunca se fue: el de una de las bandas más legendarias de la historia del rock & roll. Nikki Sixx fue artífice de esa resurrección. Tomo el mando de la banda justo cuando Vince volvía a recaer en el alcohol y cuando Tommy pasaba aquellos años de locura con Pamela.

Detrás, un puñado de canciones compuestas por Nikki, que marcaron un antes y un después para el hard rock mundial. Home Sweet Home, Dr. Feelgood, Girls Girls Gilrs y Live Wire entre muchas otras pusieron a la banda en un pedestal. Mötley Crüe no solo triunfaba en Sunset Strip sino que lo hacía desde Estados Unidos a Japón, con giras por todo el país y veranos enteros en festivales europeos y también americanos, vendiendo más de 80 millones de discos en todo el planeta.

Too Fast For Love, el disco debut de Crüe, decretó el inicio de una carrera agobiada por el éxito pero sufrida. Sin darse cuenta, les llegaría la fama de intocables en la escena, primero con Shout At The Devil, aunque la confirmación haya sido con Girls Girls Girls. Nikki Sixx y sus compañeros retrataton en una obra maestra aquellos días de descontrol. Drogas, mujeres, historias familiares y todo un compendio de situaciones no aptas para cualquiera. El lanzamiento, en 2004, trajo consigo una serie de presentaciones por todo Estados Unidos, que sirvieron de plataforma para el majestuoso DVD Carnival Of Sins. Era cierto: Mötley Crüe había vuelto. Durante esa nueva etapa, Nikki Sixx se declaró sobrio.

Saint of Los Angeles, disco lanzado en 2008, se apoyó sobre el mencionado libro para dar el salto de calidad en ventas. La historia otra vez estaba del lado de Crüe: pese a los muchos problemas, estaban de vuelta los cuatro miembros originales y volvían a salir de gira. En octubre de ese año, tuvieron su primer capítulo de gloria en Argentina. Fue en el Pepsi Music, bajo una lluvia torrencial. Ninguno de los cuatro lo podía creer

Mötley Crüe vuelve a Argentina, esta vez para hacer dos shows, el 19 y 20 de mayo en el Estadio Malvinas Argentinas, como parte de la gira latinoamericana que también los llevará a Chile y Brasil. Quedará tiempo para el análisis y la previa de semejantes noches que se nos vienen, lo cierto es que la última noticia dice que Rob Zombie dirigirá la película de Mötley Crüe, basada en The Dirt. En un video publicado por la edición americana de Rolling Stone, Nikki cuenta cual es su idea

Nikki estuvo casado comprometido con Denisse Mathews, bajista de Vanity 6, con quien rompió para casarse con la conejita de Playboy Brandi Brant, con quien tuvo tres hijos. Donna D’errico, otra playmate, fue su tercer mujer y de esa relación salió Frankie, su cuarta hija. Además, tiene una quinta hija de una relación extra matrimonial. Hace poco rompió una relación con Kate Von D, artista del tatuaje e hija de argentinos, famosa por protagonizar LA Ink y por ser una de las tatuadoras preferidas de las celebrities de Hollywood. El mismo  Nikki dedicó parte de su libro, This’s Gonna Hurts al amor incondicional que le tuvo. Además de Crüe. Entre sus proyectos paralelos, toco en la banda experimental London y en 58. Además de publicar su libro, Heroin Diaries, hace unos años creó Sixx Sense, un programa radial con entrevistas a personalidades del rock que se convirtió en uno de los más escuchados de Estados Unidos. Sixx: A.M es su proyecto más reciente, grupo que comparte con DJ Ashba y James Michael. Lies Of Beautiful es el corte de promoción del nuevo álbum de la banda, llamado This Is Gonna Hurts. Eso si, Nikki deja todo para salir una vez más a las rutas con Mötley Crüe. Te amamos, Sixx.

+En su Twitter, Nikki publicó una encuesta para que los fans elijan el setlist

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.