Positive effects of testosterone

Cine

¡No renuncio!: la idiocracia italiana

Por Vanesa Fognani

Anavar gains permanent

http://jedaware.com/proviron-lower-estrogen Proviron lower estrogen

http://lindasfinefoods.com/free-testosterone-booster-samples Free testosterone booster samples

D ball steroid information

Testosterone propionate powder

http://royalmaderavineyards.com/testosterone-undecanoate-kuur Testosterone undecanoate kuur

40228

De ahí, una historia facilista, poco original y débil de guión se adueña de un metraje que aburre. El delirio, sumado a la verborragia insoportable de Checco, demuele una película que no tiene ni un gag hilarante (bueno, el del sello me hizo reír un poco).

La ironía se usa de un modo poco inteligente, de manera soez. Checco es visualmente desagradable, generando rechazo en los espectadores. Zalone intenta reírse de sí mismo, pero ese auto boicot se vuelve incluso presuntuoso. La desmedida y recurrente muletilla del tano bruto, ventajero, malcriado por la “mamma” y egoísta, irrita.

quovado1

Checco cuenta su historia de vida, que va desde un viaje a Noruega hasta un enamoramiento con Valeria – http://kokinetics.com/primobolan-quanto-custa Primobolan quanto custa Eleonora Giovanardi es lo único bueno de la película-  quien intenta hacerlo cambiar.

Pero, ¿se puede cambiar la idiocracia italiana?. Por ese lado va ¡No renuncio! – el título alude a perpetuarse en la planta permanente del estado- una película burda y con un personaje principal que cae mal. Uno sale del cine con ese ánimo de gastada, como si le hubieran librado una broma pesada. Si puede, evítela.

 

Vanesa Fognani

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Estudió la carrera de Crítica de Cine en la revista EL AMANTE. Actualmente es redactora de la sección espectáculos del portal de noticias NOTINAC.