Moda

Nueva York le rinde tributo a nuestro Bill

Por Rocio Lago

Del hotel Pierre en East Manhattan a las esquinas del Downtown, ni un solo personaje se escapaba del ojo creativo de Bill, tanto, que mientras lo hacía, él mismo se convertía en una suerte de celebridad neoyorquina. Sobre su bici, con su inconfundible chaqueta de denim y su cámara siempre al cuello, se sumó al movimiento vertiginoso de la ciudad de los rascacielos, dedicando gran parte de su vida -casi 40 años-, a retratar el arte de la moda en la calle para su columna on the street en el New York Times.

Una de las semanas más agitadas de Nueva York parece poner una pausa para homenajear a uno de los suyos. El primer día del NY Fashion Week más de 75 fotógrafos llevaron chaquetas azules en memoria de aquella prenda icónica que Bill consiguió por $20 en una ferretería en París. La iniciativa fue por parte de IMG -uno de los sponsors del evento- en colaboración con Villency Design Group.

En Bryant Park –que por años fue el epicentro del Fashion Week– también se le hizo un tributo. Ahí no hubo personas, solo 50 sillas bistró fueron las protagonistas. Vestidas de azul y posicionadas en forma de cámara fotográfica, rindieron homenaje silencioso en aquella ciudad que lo vio surgir.

Un legado irrefutable de aquel que convirtió 40 o 50 años de historia visual en su propia rama de la antropología cultural, y que vivió hasta 2010 en un estudio que estaba arriba del Carnegie Hall entre filas y filas de gabinetes donde guardaba sus negativos. Dormía en un catre individual, se duchaba en un baño compartido y, cuando le preguntaban por qué se la pasaba rompiendo cheques que recibía de revistas como Details (él ayudó a Annie Flanders para que la lanzarla en 1982), decía: “el dinero es lo más barato. La libertad y la autonomía es lo más caro”.

Parece casi imposible encuadrar la libertad económica de Bill dentro de un mundo guiado por el consumo. Pero si algo nos queda claro es que su ojo democrático capaz de captar y anticipar tendencias, nunca estuvo a la venta.

Rocio Lago

Diseñadora Industrial convertida en redactora. Fan de los 80´s, los viajes, el cine, la moda y el street style. Fotógrafa ocasional y contadora de historias full time.