Libros

Charles Dickens no cantaba villancicos

Por Luciano Zahradnicek

El aroma de los frutos secos embebidos en miel y azúcar invaden las cocinas de las casas. Los adornos típicos aparecen en escena, reviviendo nuevamente esa magia que quedó sepultada en algún rincón oscuro, hace un año atrás. El eje emocional se sacude, un momento de reflexión se apodera de cada individuo. Algunos lo viven con alegría, otros solo eligen creer. Desasosiego, pesares… las penas que dejó un pasado remoto y la herida sin cicatrizar de uno más temprano. Felicidad, alguna que otra lágrima recorre las mejillas de aquél que se conmovió con el tintineo del choque de copas. Y en la radio, un clásico villancico acompaña el ferviente deseo que cobra fuerza cuando el reloj marca las cero del 25 de diciembre. ¡Feliz Navidad!

Charles Dickens, un clásico de la literatura universal y el máximo exponente de la literatura victoriana inglesa, es probablemente el autor clave para hacer alusión a la Navidad. Entre sus títulos más famoso, Dickens nos ha regalado una novela infanto juvenil que pone en discusión las miserias humanas en contraposición con los valores del “espíritu navideño”: “Canción de Navidad”.

cuanto-de-navidad

El señor Scrooge era un hombre avaro, tacaño y solitario, que no celebraba la Navidad. Todo lo contrario, la odiaba. Solo pensaba en ganar dinero.

En víspera de Navidad, Scrooge recibe la visita del fantasma de su antiguo socio, quién había muerto años atrás. Este, que había vivido una vida humanamente miserable como la de Scrooge, le advierte que su alma está encadenada a un eterno sufrimiento para pagar todo el mal que hizo. Este espíritu ha venido a advertirle que le espera un destino con la misma suerte, pero que su fortuna puede cambiar si atiende la visita de los tres espíritus de la Navidad.

Esa noche, tres espectros navideños invaden la habitación de Scrooge: el del Pasado que le hace recordar su infancia y juventud llena de melancolía, antes de ser un adicto al trabajo y fanático por el dinero; el del Presente que le hace ver la actual situación de la familia de su empleado Bob, que a pesar de su pobreza y de la enfermedad de su hijo Tim, celebra la Navidad al igual que su sobrino Fred. Y por último, el Espíritu del Futuro quien le muestra el destino de los avaros, una casa saqueada por los pobres, el triste recuerdo que sus amigos tendrán de él y hasta su propia tumba.

Scrooge despierta de esa ensoñación muy alarmado, reflexivo y hasta arrependo. Esta Navidad será el puntapié para remendar sus errores en vida.

9788497404327

Canción de Navidad es una novela de lectura ágil de 208 páginas. Si bien es un libro de lectura infanto juvenil, es interesante cómo puede conmover hasta un adulto haciéndolo reflexionar sobre nuestras miserias humanas. Muestra cuán distorsionado podemos volverlos por el afán del éxito, la avaricia y la soberbia, un acertado mensaje para hacer un balance sobre nosotros mismos, en una época que se torna reflexiva. Canción de Navidad no es un villancico, sino un rock pesado que te sacude las ideas.

charlesdickens_trans_NvBQzQNjv4Bqeo_i_u9APj8RuoebjoAHt0k9u7HhRJvuo-ZLenGRumA

La literatura es mucho más que un vehículo de esparcimiento. Una obra de arte en sí misma que nos muestra el mundo, con los ojos de quién escribe. En este caso, Dickens nos invita a que miremos la Navidad con más corazón y menos frivolidad.

¡Feliz Navidad!

Luciano Zahradnicek

Curioso, inquieto y filosófico. Admirador del arte la música y el teatro. Me defino como un compulsivo lector. Periodista profesional.