Automoviles Branding

Para Tom Cruise, manejar el F1 Red Bull no es una misión imposible

Por Maxi Tell

Tom Cruise no solo vive de la adrenalina que se inyecta en escenas de acción en la piel de Ethan Hunt, sino que también sale del set en busca de velocidad. En vísperas del estreno mundial de Mission: Impossible Ghost Protocol, se dio el gusto de correr en un Fórmula 1.

La escudería Red Bull Racing invitó a Cruise a una jornada de la que todos los apasionados por la F1 quisiéramos participar. El propio David Coulthard le enseñó los detalles del circuito de California y fue su competidor durante el test drive.

El productor y protagonista de las ultimas cuatro entregas de Misión Imposible, es un declarado fanático de los autos y por eso completó las 24 vueltas propuestas por el team, en un jornada de siete horas, que lo tuvo por momentos corriendo a mas de 180 millas por hora.

El propio Coulthard comentó sorprendido sobre la rapidez con la que el actor le tomó el pulso al auto, ya que no es sencillo conducir un formula one, y sobre todo sin la pantalla verde de los efectos especiales a tu favor y sin dobles de riesgo.

 

 

Mission: Impossible Ghost Protocol se estrena a finales de 2011 y tiene como protagonista a Tom Cruise, off course, y a Jeremy Ranner como rival. Esta vez el agente Hunt y su equipo serán acusados de terroristas tras una explosión en el Kremlin. Paramount Pictures ha confiado algo así como 140 millones en la franquicia, ya que las últimas producciones de la saga con Cruise han sido un éxito.

Esta cuarta entrega de la saga, cuenta con un reparto internacional muy variado: Paula Patton, el ruso Vladimir Mashkov, la francesa Léa Seydoux, el sueco Michael Nyqvist, Josh Holloway, los británicos Tom Wilkinson y Simon Pegg y el hindú Anil Kapoor. Además su Director es Brad Bird hombre formado en Pixar y el argumento es obra de JJ Abrams.

Maxi Tell

Sagaz, lector, divertido y emprendedor. El cerebro de Negro&White y el mentor de muchos temas que marcan nuestra agenda. Un momento para leer algo diferente.