Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Pearl Jam en La Plata: el grunge nunca murió

Por Luli Egido

| Por Luciana Egido @luliegido

“Un hombre fuerte, rudo”. Así calificó Exene Cervenka, cantante de “X” a Eddie Vedder poco antes de tocar el último tema como teloneros de Pearl Jam. Muchos calificativos se le pueden adjudicar al frontman de la banda de Seattle, pero el que mejor lo calificaría después del recital en el Estadio Único de La Plata (Arg.), sería “Dios”.

El set-list de 33 canciones arrancó con Release del disco “Ten”, que fue tocado casi en su totalidad. Pocos temas después, con papel en mano y un español un poco forzado, Vedder saludó, agradeció y desafió: “Canten fuerte así los escucho”. Después de The Fixer, la postal del 2005 en Ferro volvió a repetirse: el líder de PJ aplaudiendo al público argentino que también fue protagonista en una noche que no faltó absolutamente nada.

Con el polémico campo VIP o sin él, lo cierto es que el pogo estuvo en todos los sectores del estadio y con sus divisiones y todo lo que ello conlleva, la gente estuvo presente y se hizo sentir. Un público que hasta coreó desde los primeros acordes de guitarra de Jeremy hasta el final del recital con Yellow Ledbetter. Hubo corridas durante The Fixer y Amongst the Waves cuando algunos que estaban en popular se pasaron para el campo común.

Eddie Vedder se hizo dueño de cada uno de nosotros: con sus gritos desgarradores que te estremecían cada extremidad del cuerpo nos penetró y llevó hacia un orgasmo musical furioso y potente, algo que retrata de pies a cabeza el espíritu y la esencia del grunge. Saltó, bailó y sacó de adentro todo lo que tenía, pero no estuvo solo; la banda lo acompañó y al igual que él, simplemente rockearon. El power trío Gossard-Ament-Cameron se complementan a la perfección acompañados por el tecladista Boom Gaspar como condimento especial, adicional y necesario.

Mike McCready merece un párrafo aparte. Sus dedos se deslizaban mágicamente por el mástil de la guitarra y él simplemente cerraba los ojos y se dejaba llevar. Sus solos, su habilidad, todo hicieron que la guitarra principal se luciera en todo momento. Se cogió a su instrumento y nosotros lo disfrutamos.

Repasar 20 años de carrera no es fácil: con 3 horas de show, Pearl Jam pasó por Do the Evolution de “Yield”, Better Man de “Vitalogy”, sin olvidarse de Smile de “No Code”, ni de “Blackspacer” y dándose el lujo de tocar algunos covers como la sensacional versión de Rockin’ in the Free World de Neil Young y I Believe in Miracles de Los Ramones, que como no podía ser de otra forma, también fueron recordados («Extraño mucho a Johnny, Dee Dee y Joey. Ellos los querían mucho a ustedes», dijo Vedder cuando contó sobre la primera vez que vino al país, 15 años atrás).

Vedder puede hacer lo que quiera: calzarse un ukulele y mostrar otro de sus tantos costados, correr, saltar, gritar, emocionarse, permitirse ser un poco demagogo, tener campo VIP, no respetar el set-list planeado e incluso seguir tocando cuando le encienden las luces del lugar. También, agarrar un reflector e iluminar al público que lo sintió como una caricia de luz divina arrastrada por la emoción de ver intacta a una de las bandas fundacionales del grunge y después de 20 años seguir rockeandola. Eddie Vedder es Dios. Amén.

Videos:   

Luli Egido

Periodista, cinéfila y amante del buen café. En Negro&White escribe sobre música con su sello personal, la pasión a flor de piel. Vive en Buenos Aires aunque su oído trasciende las fronteras.