Entrevistas Moda

Pilaze Bolsos y Lolett, mochilas con personalidad y diseño

Por Florencia Actis Alesina

Conjugar diseño con utilidad no resulta sencillo para muchos. Cuando un producto resulta atractivo estéticamente y a la vez logra ser práctico y satisfacer una necesidad, podemos decir que ha llegado a la meta. Si hay algo que buy facebook photo likes Lolett y jaco de bruyn Pilaze supieron hacer, es eso. A través de sus buy instagram likes for less than a dollar “backpacks” generan mochilas con puro diseño con el bonus track de la comodidad y practicidad de cargar todo en la espalda.

Poco a poco, esta tendencia mundial de llevar una mochila en lugar de una cartera, fue conquistando territorios y Córdoba no se quedó afuera. Muchas son las fashionistas que se animan a usarlas en sus street style, adaptándolas a su propio estilo. sadik hadzovic Julieta Druve y mark wahlberg wife Gonzalo Pilaze son dos de los diseñadores locales encargados de bajar esta moda de la pasarela a las calles no sólo de Córdoba, sino del país.

Gonzalo Pilaze, diseñador de Pilaze bolsos

Si bien buy instagram followers for Pilaze nació hace aproximadamente ocho años al mando de Gonzalo Pilaze, su diseñador, fue hace tres que el equipo cambió el rumbo para encontrar su verdadero camino, dándole otro perfil a la marca. “Hace tres años se decidió invertir mucho en estética y en un cambio de imagen a través de un diseñador gráfico y se cambió el producto. Lo que comercializábamos antes eran los bolsos maletines y ahora la producción es 100% mochilas”, cuenta Gonzalo.

Formalmente, las mochilas siguen respetando las líneas de los maletines con una estética armoniosa y equilibrada, que se logra a través de la rigidez de los materiales. “Me gustan mucho las cosas vintage y las líneas muy curvas, las cuestiones sumamente simétricas”, agrega.

 Cuero negro, la madre de Pilaze

En relación a los colores, aunque su fuerte siempre fue el negro en materiales como el cuero, actualmente se encuentran trabajando con muchos otros géneros y colores sumamente impensados. “Me gustan las texturas lisas, raramente uso algún estampado. De igual forma cuando fuimos cambiando, me permitió abrirme a un montón de otras opciones. Por ejemplo, yo nunca hubiera trabajado con lona o jogging pero lo hice, salieron a la venta, y gustaron. Son telas totalmente opuestas a las estructurales que me gustan”, exclama el diseñador industrial.

A la hora de generar una estructura, por medio de dichos materiales más duros y tensos se logra una mochila con cuerpo y forma de manera más sencilla que cuando entran en la etapa de costura, y ya quedan listos de manera prolija para ser vendidos.

Para esta temporada de verano, Athletic fue la colección principal con aires vintage y con el blanco como color madre. Sin embargo, el trabajo es constante durante todo el año. Previamente a dicha colección lanzaron una mochila más económica en cinco colores: blanco, verde, suela, negro y rosado. “Después que sacamos esa, a principios de la primavera hicimos la otra, Athletic, que fue una campaña más elaborada y más conceptual”, dice Gonzalo.

Lona estampada, nuevo género de Pilaze

Finalmente, cierran el 2013 con otra micro colección de Navidad que incluye mochilas de charol sólo para chicas, que si bien ya habían utilizado dicho material, gustaron mucho y por eso decidieron rediseñarlo. “Si bien tenemos una colección principal, que es la más comercial, generamos y producimos todo el año. Por ejemplo,  para enero 2014 generamos otra micro colección solamente para chicos con unos géneros engomados”, explica.

Aunque Pilaze siempre trabajó sus mochilas tanto para hombres como para mujeres, Gonzalo define a su público mayoritario como joven, por una cuestión de funcionalidad y de diseño, y sobre todo femenino. “Al hombre es más difícil bancarlo económicamente. Entonces cuando hacemos esas rotaciones de chica a chico y en la portada aparece una modelo mujer, no se sienten asociados. Hay que invertir más en producciones nuevas”, agrega.

Taller donde se diseñan las mochilas Pilaze

En relación al equipo de trabajo, el dueño de la marca es Gonzalo Pilaze, quien realiza la mayor parte del trabajo. Sin embargo cuenta con asistentes personales y un taller propio donde se confecciona el producto. “Yo soy el dueño pero tengo muchas personas que me ayudan todo el tiempo con la imagen y con el diseño gráfico, por ejemplo, porque son disciplinas que yo no manejo”, detalla.

Siempre con espíritu emprendedor y trabajador, la idea de ampliarse hacia otras ramas del diseño no queda aislada pensando la posibilidad de dirigirse, junto con las mochilas, hacia el lado de la indumentaria.

 El charol en Pilaze, un género que se rediseña

Observando la moda desde afuera, aunque aclara que no tiene mucho contacto con sus pares y compañeros, Gonzalo no deja de resaltar el gran crecimiento que tuvo Córdoba en los últimos años. “Córdoba está pasando por un momento genial. Hay muchas opciones y un montón de gente que se está moviendo un montón. Esto pasaba antes, siempre se trabajó, pero lo que pasa ahora es que hay una mediatización muy grande ante cualquier cosa”.

En cuanto a la comercialización, realizan muchas de forma mayorista por todo el país. Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, en Corazonada Vintage y en Seis Veintisiete y algunos lugares en el sur, son los centros con más tráfico de ventas que tiene a cargo. “Tenemos un muy buen cliente en Villa María también. Es la meca para la gente que hace cosas. Producimos un montón para una sola tienda de allá”, finaliza Pilaze.

 Campaña verano 2014 de Lolett

Otra propuesta cordobesa que también trabaja estas mochilas es la joven marca Lolett. De la mano de Julieta Druve, estudiante de diseño de moda, la firma surge como un proyecto de una materia en su universidad, denominada “Seminario de Práctica”, a mediados de 2013.

Tras haber realizado un análisis de tendencias locales, de salir a la calle a ver qué está usando la gente y sacar fotos, desarrolló una línea innovadora de mochilas. “Elegí el tema de las backpack y he tomado como tema de inspiración a Jane Birkin, cantante y modelo francesa que se caracteriza por usar siempre una cesta de mimbre. He tratado de tomar y traducir la trama en las mochilas, en algunos apliques”, cuenta Julieta.

 

Los bolsillos resultan fundamentales para Lolett

 

Con tan sólo 20 años, la estudiante oriunda de Santiago del Estero se encontró con toda una imagen de marca, propuesta, publicidad y gráfica armada, lo que la animó a largarse al mercado. Lolett trabaja con materiales nobles como el cuero y la gamuza por un lado, y en otras versiones de mochilas introdujo textiles como loneta estampada para originar una línea más económica y sport. Orientada hacia un total look white, Druve juega con una paleta de colores clara como el blanco y el tierra en géneros entramados que simulan ser mimbre.

En relación a su público, nos cuenta que por ahora trabaja solamente para mujeres que sean prácticas y ligeras, y que cuentan con una jornada larga en la que deben cargar con muchas cosas y prefieren estar cómodas con la amplitud que brinda una mochila. “He tenido clientas mayores de 40 años que se animan. Es cuestión de actitud. Además, en mi caso como no son tan sport, te visten, son con materiales más formales, como el cuero”, enfatiza la diseñadora.

Julieta Druve, creadora de Lolett

Sin embargo, la posibilidad de ampliarse hacia los hombres no la descarta, ya que tiene pensado lanzar una serie de mochilas para ellos para la próxima temporada de otoño-invierno 2014. “Quiero una onda unisex que le da un estilo a la mujer más boyish. Tomar inspiración en lo militar, combinar, porque los hombres también usan, son muy adaptables para ambos géneros”, manifiesta.

También, para la nueva colección que ya tiene sumamente pensada, plantea tres estilos para mujeres: uno orientado hacia lo militar, otro con aires más bohemios chic que van a contar con la implementación de flecos y gamuzas trenzadas, y finalmente, una línea más de noche que incluye el formato de las mochilas pero de un tamaño menor, bordadas y con cadenas.

Lolett: tiras regulables para usar como prefieras

Si bien es todo muy reciente, la diseñadora de Lolett nos comenta que nunca se hubiera imaginado terminar haciendo marroquinería, ya que siempre le prestó más atención a la indumentaria. “No se por qué pero he sentido que tenía que ir por ese lado y fue todo un nuevo descubrimiento. Empezar a buscar gente, ir a visitar curtiembres, ver cómo se cuidan, conocer todo el proceso de fabricación, las maquinas que también son distintas”.

De todas maneras, la indumentaria no la descarta y con su espíritu joven y emprendedor desea ir incorporando de a poco, en febrero, algunas prendas para el invierno 2014. “Me gusta mucho lo que es clásico y minimalista. Sumar prendas que sean básicos en blanco y negro. Sastrería, prendas que te sirvan de día y de noche. Blazer, pantalones pinzados que podés usarlos y adaptarlos fácilmente a tu outfit”, detalla Druve.

 Las lonas estampadas también forman parte del verano de Lolett

A pesar de tener algunos meses en el mercado, luego que la firma comenzó a tomar notoriedad en noviembre de 2013, Julieta siempre estuvo interesada por la moda y no deja pasar la oportunidad para resaltar, al igual que Gonzalo Pilaze, el gran auge de Córdoba respecto al diseño. “Continuamente se hacen cosas, muestras, ferias, exposiciones, eventos. Las chicas cordobesas le dan mucha importancia y se fijan mucho, están atentas a las nuevas tendencias y las usan, no solamente las observan, las usan y las adaptan”, destaca.

En lo que a ventas se refiere, algunos locales de la ciudad estuvieron interesados en sus mochilas y sobres de noches, pero como su primera colección fue reducida ya que simplemente comenzó como un proyecto abocado 100% a una materia, no cuenta con un stock suficiente. “Esta pequeña primera colección ya la tengo toda vendida, por medio de showrooms, y en febrero cuando vuelva de mis vacaciones tengo pensado mostrar lo de invierno a los locales y ofrecer mis mochilas”.

Una estética sobria y minimalista definen a Lolett

Cueros, lonas y joggings. Grandes o pequeñas. Estampadas o lisas. Las opciones son muchas y adaptables a cualquier estilo para estar cómodos a la hora de trasladar nuestras pertenencias. Nadie queda afuera ni tiene excusas.

Amplitud, tiras regulables, bolsillos… una ergonomía detallista y minuciosa con terminaciones impecables reúnen las backpacks de Pilaze Bolsos y Lolett. Dos proyectos con una trayectoria sumamente distinta, pero que los une los pilares básicos de la moda: practicidad y diseño.

Florencia Actis Alesina

Entusiasta de la Moda. Periodista y Diseñadora de Indumentaria. Amante de los detalles y fiel a los clásicos.