Sociedad

¿Por qué ACTA es tan controversial y te debería interesar?

Por Javier Jose Pallero

¿Qué es ACTA?

(ACTA por sus siglas en inglés) es un acuerdo multilateral que propone estándares internacionales para la protección de derechos de propiedad intelectual. El acuerdo, negociado por un puñado de países en coordinación con ciertos actores de la industria es controvertido tanto en sus procedimientos como en su contenido.

La forma en que el ACTA fue negociado, le ha quitado tanto credibilidad democrática como claridad legal. Si se ratifica, tendrá fuertes implicaciones para la libertad de expresión y el acceso a la cultura. También para la privacidad, amén de dañar el comercio internacional y dificultar la innovación.

El proceso de ratificación de ACTA está comenzando a nivel nacional en varios estados miembros , subestimándose la importancia de la propuesta en muchos países. Durante éste procedimiento y antes de la ratificación final a ser votada a nivel de la Unión Europea, nosotros pedimos que consideren detalladamente las consecuencias y decimos NO al ACTA, por estas razones:

Falta de credibilidad democrática

  • ACTA ha salteado foros multilaterales ya establecidos tales como la OMPI y la OMC, los cuales se basan en principios democráticos y de apertura, con claras garantías de procedimiento. Se negoció tras puertas cerradas dejando afuera a muchos países en vías de desarrollo, con poca transparencia democrática tanto en la ONU y la Unión Europea como a nivel de las naciones.
  • ACTA busca crear una nueva institución (el «Comité del ACTA») con un proceso poco claro, sin definir las garantías ni obligaciones que hagan que éste cuerpo trabaje de manera abierta, transparente e inclusiva, lo que facilitaría el control público.
  • El Comité del ACTA será responsable de la interpretación e implementación del acuerdo e incluso tendrá competencia para proponer reformas y enmiendas al acuerdo luego de su adopción, sin ninguna clase de control público. A la fecha, ninguna parte de ACTA ha proveído acceso publico a las negociaciones lo que es necesario para interpretar las muchas disposiciones ambiguas y poco claras en el texto.
  • La comisión no realizó estudio de impacto alguno en lo relativo a derechos fundamentales, particularmente en lo referido a países no firmantes, que pueden no tener las mismas garantías de privacidad, libertad de expresión y reglas legales que las vigentes en los Estados Unidos.

Amenazas a la libertad de expresión y el acceso a la cultura

  • Los intereses de los dueños de los derechos se anteponen a la libertad de expresión y a la privacidad así como a otros derechos fundamentales. ACTA pondría la regulación de la libertad de expresión en manos de empresas privadas ya que impone obligaciones a terceros, tales como los intermediarios de internet, quienes no están capacitados para regular la expresión online, de vigilar el contenido en línea.
  • ACTA puede impedir el uso de la herencia cultural de la sociedad ya que aumenta las penas y riesgos penales por usar obras donde los dueños o tenedores del derecho de autor son difíciles de encontrar (las llamadas «obras huérfanas«).
  • La redacción final del acuerdo, cuyo significado no se aclarará sino hasta que ACTA se haya ratificado, es vago y puede ser interpretado de manera que un gran número de ciudadanos pueden ser criminalizados por ofensas triviales.

Peligros para la privacidad

  • ACTA presiona a los proveedores de servicio de internet para que vigilen sus redes y revelen información personal de presuntos infractores a la propiedad intelectual. Como abogados y presuntos titulares de derechos de autor en Europa ya están usando medidas coercitivas para explotar a usuarios inocentes por grandes sumas de dinero en concepto de «arreglos extrajudiciales«; ésta es una política que los Estados Unidos debieran prohibir y no pretender exportar.
  • Una mayor responsabilización de los intermediarios incentivaría equivocadamente a los proveedores de servicio a vigilar sus redes de usuarios e implementar medidas intrusivas para identificar a presuntos infractores , tales como el monitoreo a gran escala de de comunicaciones mediante la «inspección profunda de paquetes«, facilitando grandes violaciones a la privacidad.

Trabas a la innovación

  • ACTA tendría un efecto paralizador para la innovación. Teniendo en cuenta que la innovación, así como el desarrollo de software, muchas veces se dan en «zonas grises» respecto a lo jurídico. Parece inevitable que el ACTA inhibirá nuevas iniciativas industriales y digitales debido al temor a las grandes penas financieras y causas criminales en casos de violación no intencionada de derechos de autor.
  • Altas multas constituirán un fuerte desincentivo para las empresas nacientes (start ups) que no pueden permitirse altos costos legales.
  • ACTA podría alentar el comportamiento anti competitivo porque se imponen responsabilidades «policiales» a los intermediarios en internet y compañías más pequeñas no tendrán la capacidad de implementar éstas medidas, situación que da una
    clara ventaja a los competidores más poderosos.

Daños al comercio

  • Aunque la Unión Europea considera a ACTA un acuerdo legalmente vinculante, los Estados Unidos ya han expresado claramente que la ven como un “entendimiento no vinculante”. Ésto podría acarrear problemas de incertidumbre legal en lo relativo al status de ACTA y le da a los EEUU una flexibilidad que se traduce en ventajas competitivas sobre la Unión Europea.
  • Las disposiciones dentro de ACTA que afectan la privacidad y la libertad de expresión serán exponencialmente más peligrosas en países donde falta la legislación de los derechos fundamentales.
  • ACTA podría crear barreras injustas para el comercio internacional. Como el caso de China lo prueba, los arreglos informales y al margen de la legalidad con proveedores de servicio de internet pueden ser usados fácilmente como barreras informales para la libertad de comercio.

Falta de claridad legal

  • La redacción de ACTA es vaga, lo que crea una incertidumbre legal en varios términos clave. Al introducir estándares más fuertes de aplicación que los que ya existen (por ejemplo, el TRIPS) con sólo referencias vagas e inaplicables a excepciones, ACTA queda fuera de la línea de los estándares internacionales vigentes.
  • ACTA no cumple con los estándares europeos de protección y promoción de la universalidad, integridad y apertura de la internet tal y como fueran definidos por el Consejo Europeo que sostiene que “los Estados tienen la responsabilidad de asegurar, en sintonía con los estándares reconocidos en la legislación internacional de los derechos humanos, que sus acciones no tengan impactos transnacionales adversos para el acceso y uso de internet”.

Conclusión

ACTA nos coloca en el riesgo de serias consecuencias, ya que falla en encontrar el equilibrio entre la protección de la propiedad intelectual y la preservación de los derechos fundamentales de la sociedad como un todo; tales como la privacidad, la libertad de expresión y el acceso a la información y la cultura.

El Parlamento Europeo ya ha subrayado la problemática del acuerdo en su propio estudio sobre el ACTA; incluyendo sus serios defectos legales, declarando que es “difícil señalar alguna ventaja significativa que el ACTA provea a los ciudadanos de la Unión Europea más allá del marco legal existente”.

El estudio advierte que “una adhesión incondicional al tratado sería una respuesta inapropiada de parte del Parlamento Europeo, dados los temas que han sido analizados en el texto de ACTA tal cual se presenta”.

Instamos a los actores políticos con poder de decisión en Europa a considerar fehacientemente las implicaciones de ACTA. Sin la existencia de más aclaraciones y estudios por parte de la Comisión Europea y la Corte de Justicia de Europa, pedimos al parlamento europeo que se vote NO al ACTA en el proceso de ratificación que está por venir.

Traducción y resumen del autor con Access Now y European Digital Rights

Javier Jose Pallero

Activista por los Derechos Civiles y Humanos en el entorno digital. Fundador de Derecho entre Líneas. Policy Analyst en la organización internacional Access.