Moda

POSCO, made in Chaco

Por Rocio Lago

Tanto ruido e imagen extrema parecen convertir el diseño en no más que un ejercicio de extravagancia, un llamado de atención; demasiada ropa, demasiados desfiles. Prendas sin historia que contar, alojadas en la literalidad del mensaje. Pero si nos hacemos paso entre medio de todo este mercado saturado de productos masivos, en busca de aire nuevo, veremos que se abre todo un abanico nuevo de posibilidades; donde diseñadores como Gastón Greco, llevan a cabo proyectos que resaltan la identidad propia, que recuperan el trabajo artesanal, y que sobretodo se vinculan de manera distinta con sus trabajadores.

Posco es el nombre de esta firma que arrancó hace ya más de siete años, cuando vino de su Chaco natal a estudiar arquitectura en la Universidad de Buenos Aires. Desde un primer momento se propuso el modelo de negocio basado en el slow fashion, alejado de las tendencias y cerca del atributo más importante: la funcionalidad. El resultado es una línea de calzado cómoda, y pensada para un segmento amplio, tanto de personas, como de funciones.

La marca creada por Greco, es una de las cuantas en nuestro país que promueve el trabajo manual, artesanal y la generación de un impacto social. Con una economía que se mueve al compás de lo que marcan los mercados financieros, el trabajo del artesano ha quedado relegado a ámbitos muy reducidos. Realizar de forma artesanal un trabajo se ha convertido en los tiempos de la economía digital en una ensoñación del pasado, un recuerdo que solo el turismo ha salvado de caer definitivamente en los anales de la historia del trabajo. En busca de la reinvención, su primer paso fue sumar mano de obra artesanal del Norte. Convocó a integrantes de la Asociación Abuelos en Acción del Chaco -entre los que están los suyos-, con los que trabaja en la confección de guantes tejidos a mano, entre otros productos. Bajo la leyenda “product of simple composition” se resume el trabajo que promueve made in Chaco, que tiene en cuenta e incentiva la labor entre quienes tienen mucha experiencia y todavía mucho para dar.

Hoy debemos poner manos a la obra, trabajar y concientizarnos que sin los oficios vinculados a la moda, Argentina no podrá competir en el mercado globalizado con éxito. Oficios, que aportaron los inmigrantes y que con tanto esmero profesaron en estas tierras, hicieron de modistas, marroquineros, sastres, costureras, sombrereros, bordadoras, zapateros, maestros curtidores, talabarteros etc. El éxito de Posco nos demuestra que existe una forma más sosegada, artesanal, preciosista e independiente de entender la moda.

Rocio Lago

Diseñadora Industrial convertida en redactora. Fan de los 80´s, los viajes, el cine, la moda y el street style. Fotógrafa ocasional y contadora de historias full time.