Sociedad

#Presidentielle2017: cuatro candidatos a presidentes, cuatro Francias

Por Iara Tevez Nesteruk

El domingo 7 de Mayo, Francia se enfrentará a la mayor incertidumbre del siglo: quién será el próximo presidente de la república. El mundo entero estará pendiente de los resultados porque, sea quien sea que gane las elecciones, cada uno llevará a cabo un proyecto de Francia (y Europa) totalmente diferente.

La disputa por ocupar el Palais de l’Élysée se definirá entre los cuatro candidatos principales: el centro-izquierda http://jedaware.com/low-t-men Low t men Emmanuel Macron, la líder del Front National de extrema-derecha http://steroidsbesthgh.com/splitting-arimidex-in-half-with-a-pill-cutter_hb/ Splitting arimidex in half with a pill cutter Marine Le Pen, el conservador de derecha Clenbuterol hcl online François Fillon y http://kokinetics.com/oxdrolona Oxdrolona Jean-Luc Mélenchon, troskista que representa a la izquierda francesa.

El Boldenone undecylenate rbc sistema electoral francés es muy similar al argentino: el próximo presidente será elegido directamente por sufragio a través de dos fases. Si ninguno de los candidatos, en la primera vuelta (domingo http://royalmaderavineyards.com/anavar-only-cycle-example Anavar only cycle example 23 de Abril), obtiene una mayoría absoluta (50% o más), los dos candidatos con mayor porcentajes de votos pasarán a la segunda (que se celebrará el Clen for fat loss bodybuilding 7 de Mayo). En ésta, quien obtenga más de la mitad de los votos será elegido presidente.

Pero el panorama no es para nada claro, por lo menos a días de la primera vuelta. Cada uno de los candidatos encarna distintos sectores de la sociedad francesa, por lo que una victoria mayoritaria de alguno de ellos (con el 50% o más de los votos en primera vuelta) sería casi imposible. Según las últimas encuestas, tanto http://royalmaderavineyards.com/methandienone-vagy-stanazol Methandienone vagy stanazol Macron como http://steroidsbesthgh.com/vivierskin-c-e-peptides_mt/ Vivierskin c e peptides Le Pen encabezan las posibilidades de pasar a las segunda instancia con 23% de intenciones de votos, cada uno. Luego le siguen All natural test booster Mélenchon y Fillon con 19%.

La suerte está echada. Francia está sobrellevando un contexto inestable: un racismo exacerbado hacia sectores de la población musulmana por la disminución del empleo, el aumento de los ataques terroristas yihadistas, y la llegada de refugiados desde Medio Oriente; un Estado de Emergencia que se mantiene desde el ataque terrorista a la sala de conciertos Bataclan y que se mantiene hasta hoy y una Unión Europea que enfrenta una fuerte crisis de legitimidad luego del Brexit.

Francia también forma el eje de liderazgo franco-alemán en la Unión Europea, es la segunda economía más grande de Europa, el mayor poder militar del continente y miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La extrema imprevisibilidad de los resultados deja en vilo al mundo, ya que la importancia transnacional de la agenda del nuevo presidente afectará gravemente al sistema internacional, para bien o para mal.

Los cuatro candidatos principales a presidente tienen perfiles extremadamente distintos, pero sus plataformas políticas rotan alrededor de cuatro ejes temáticos basados en el debate de nacionalismo vs. globalismo que encarnó toda la campaña: política anti-terrorista, política migratoria, panaeuropeismo o aislacionismo, y la efectividad de la eurozona para disminuir las altas tasas de desempleo.

afp-emmanuel-macron-emmanuel-macron-ni-de-gauche-ni-de-droite-l-homme-multidirectionnel

Masteron vs winstrol vs anavar Emmanuel Macron

Macron fue ex-ministro de Economía de Hollande y hasta hace unos tres años casi desconocido en la política francesa. Fundó su partido En Marche!, y  define a su plataforma como de izquierda pero abierto a políticas de derecha. Económicamente liberal, aunque se ubica firmemente a la izquierda en problemáticas sociales.

No faltan los paralelismos con Justin Trudeau (actual primer ministro de Canadá) por su carisma y juventud, ya que Macron podría convertirse en el presidente más joven de Francia.  Lo que atrae principalmente al sector cosmopolita francés es su fuerte narrativa sobre diversidad e inclusión étnica, que lo opuso completamente al discurso xenófobo de Marine Le Pen y lo estableció como su mayor contrincante con posibilidades de ganar. Promete hacer grandes inversiones en infraestructura y para insertar a las energías renovables como la principal fuente de energía. 

Macron se presenta como la opción para la renovación de la clase política, con una imagen cálida y de acercamiento a los electores, logrando una base electoral joven. Sin embargo, su imagen ha sido golpeada por algunas declaraciones que hizo sobre el colonialismo, llamandolo “un crimen contra la humanidad” y que Francia debería “pedir perdón” a los países colonizados, lo que tuvo reacciones de los sectores más conservadores.

ct-trump-marine-le-pen-nationalists-20170206

Marine Le Pen

Desde que Marine Le Pen tomó el liderazgo del Front National luego de que su padre dejara el partido en 2011, la ultra-derecha francesa comenzó a conquistar a los electores tomando provecho de un sentimiento nacionalista y xenófobo que iba floreciendo, principalmente en la Francia rural.

Las encuestas sugieren que es muy posible que tanto Le Pen como Macron pasen a segunda vuelta, aunque éste último sería el ganador. Pero tal como sucedió con el Brexit y la victoria de Donald Trump, dos fenómenos que las estadísticas no pudieron anticipar, el resultado de las elecciones sigue siendo incierto.

Le Pen, con una postura extremadamente dura con respecto a la inmigración y acusando a los anteriores gobiernos franceses de “ingenuos” e “impotentes” hacia el fundamentalismo islámico; llama a una inmediata deportación de cualquier inmigrante relacionado con el islam. Aquellos con una nacionalidad doble, serán despojados de la francesa y expulsados a su país de origen. Además exige una “ Fenil x masteron Francia sin inmigrantes”: establecerá una cuota de 100.000 deportaciones por año. Algo demasiado grave y que, institucionalmente, necesitará una reforma constitucional y la salida de Francia de la Unión Europea.

El nacionalismo de Le Pen (que roza la xenofobia y el racismo), tiene un núcleo muy fuerte en los problemas de desempleo: dar prioridad a los franceses por sobre los extranjeros, ganando así una base electoral en la Francia rural “relegada” que fue dejado de lado por la elite globalizada de las ciudades cosmopolitas.

Con respecto a la Unión Europea, Marine Le Pen fue uno de los líderes que más apoyó el Brexit. Si ganara, a seis meses de su asunción llamaría a un referendum para un posible Frexit. Pero la situación de Francia dista mucho del Reino Unido: Francia goza de un liderazgo histórico en Europa junto a Alemania, además de una tradición panaeuropea continental que es muy distinta del aislacionismo que tuvo Reino Unido durante siglos.  Cree que el Euro es un obstáculo para el pleno empleo, justificando que “Francia necesita recobrar su propia moneda nacional”

Le Pen exige un nacionalismo duro, fortaleciendo la soberanía política, económica y monetaria. De todos los candidatos, la que presentaría un cambio total al establishment tanto francés como europeo sería Le Pen. Todas las reglas de juego cambiarían y tal vez encontraría una camaradería con su par Donald Trump.

 

TOPSHOT - French member of Parliament and candidate for the right-wing primaries ahead of France's 2017 presidential elections, Francois Fillon gestures as he delivers a speech following the first results of the primary's second round on November 27, 2016, at his campaign headquarters in Paris. France's conservatives held final run-off round of a primary battle on November 27 to determine who will be the right wing nominee for next year's presidential election. / AFP PHOTO / Eric FEFERBERG

http://kokinetics.com/stimulant-hormonaux Stimulant hormonaux François Fillon

Fillon, hasta hace unos meses, era el candidato a presidente con mayores chances de ganar la presidencia. Pero su campaña fue ensombrecida por un escándalo judicial: su esposa y dos hijos recibieron sueldos con fondos públicos (€680,000 durante 15 años) por trabajos inexistentes, y Fillon fue puesto bajo investigación.

Ultra-conservador y católico de derecha, prometió una terapia de “shock” radical para francia: disminución de impuestos y de gasto público, reduciendo empleos del sector público y disminuyendo el poder sindical. Fillon se encuentra constantemente en choque con la comunidad LGBT ya que garantizó revertir derechos de adopción recientemente ganados para parejas homosexuales, con el objetivo de “preservar la visión tradicional de la familia católica”

Con una visión dura sobre los últimos ataques terroristas, se basa en la teoría de “Choque de civilizaciones” de Samuel Huntington, en el que según Fillon, “la invasión sangrienta del Islamismo en nuestras vidas cotidianas, podría producir una tercera guerra mundial”.

Lo interesante de la plataforma de Fillon es su postura con respecto a Rusia. Una relación cercana con Vladimir Putin ha llevado declarar que Francia debería cooperar con Rusia respecto a Siria y colaborar con el régimen de Bashar al-Assad, que resultaría en un cambio radical a la actual posición francesa sobre la guerra civil de Siria. Incluso, propuso disminuir las sanciones contra Moscú establecidas por la Unión Europea por la anexión de Crimea.

 

French presidential election candidate for the far-left coalition "La France insoumise" Jean-Luc Melenchon gestures while speaking during the "Marche pour la VI Republique" (March for the 6th Republic) called by the far-left coalition "La France insoumise" on March 18, 2017 in Paris. / AFP PHOTO / bertrand GUAY (Photo credit should read BERTRAND GUAY/AFP/Getty Images)

 

Jean-Luc Mélenchon

Mélechon es, como para no dejar de lado los paralelismos, el Turinabol cambridge research Bernie Sanders francés. Troskista, sin pelos en la lengua y con un carisma digno de un conductor de televisión; se ganó una base electoral en la juventud universitaria, que le podría restar votos esenciales a Macron.Un genio de la comunicación política: utilizaba hologramas de alta tecnología para poder dar discursos en seis ciudades diferentes durante su campaña.

La plataforma de Mélechon incluye reducir los horarios laborales franceses de 35 a 32 horas a la semana, disminuir la edad de jubilación a los 60, aumentar el salario mínimo y beneficios de seguridad social. Con respecto a la Unión Europea, pretende renegociar las medidas de austeridad, para aumentar el gasto público y re-activar la economía e incluso, llamar a un referéndum para la posible salida de Francia (Frexit). También renunciar a la OTAN, que perdería así uno de sus pilares principales de la Europa continental.

Controversialmente, quiere eliminar toda energía nuclear: esto sería algo casi imposible porque el 75% de la energía francesa es nuclear y Francia es uno de los cinco países que tienen permitido poseer armas nucleares según el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

Iara Tevez Nesteruk

El fuego como filosofía de vida, es mejor arder que apagarse lentamente. Le gusta hablar de música, política y películas. Sueña con viajar y conocer todos los rincones del mundo; también dejar ese mundo, un poquito mejor de lo que lo encontró. Estudiante de Relaciones Internacionales.