Moda

¿Qué hay detrás de la rebelión contra el dress code de Cannes?

Por Cintia Alvarez

http://steroidsbesthgh.com/anabolic-steroids-are-appropriately-prescribed-to>________<_nm/ Anabolic steroids are appropriately prescribed to __________. Si algo no necesita Julia Roberts es querer llamar la atención para ser la próxima “it girl”. Ella ya fue Pretty Woman. Y muchas cosas más. Si algo no necesita Julia Roberts es legitimar su profesionalismo y su trayectoria en una red carpet. Si quisieran, diarios, revistas y magazines podrían hablar de la actriz por su trabajo que, en estos tiempos que corren, no es poco.

http://steroidsbesthgh.com/how-to-lower-estrogen-levels-in-females_kf/ How to lower estrogen levels in females Rebelarse contra el dress code implica un revelarse que no es más que mostrar-se. No por un mero capricho, no por una mera exposición en tiempos de selfies. Es rebelarse contra ciertos requisitos que, si bien en este caso en particular remite al Festival de Cannes, “habla” de una rebelión contra ciertas estructuras que las mujeres venimos soportando a lo largo del tiempo y que necesitan actualizarse. O al menos cuestionarse como punto de partida. ¿Acaso no fue la misma Coco Chanel quien nos liberó realmente del corsé y con él de ciertos mandatos sociales? La prenda era el fiel reflejo de una época de rigidez.

Si hacemos historia y viajamos en el tiempo, el festival de Cannes es uno de los eventos que implícitamente “maneja” uno de los dress code más inflexibles. En la edición 2016, 3 actrices se permitieron sus licencias.

Susan Sarandon decidió asistir con un traje negro de 2 piezas (otro de nuestros preferidos: gracias Yves Saint Laurent!) y ballerinas. Cuando quieran definir estilo apunten esta foto de la actriz. Quizás el acto de desubicación recayó en quienes se sorprendieron y cuestionaron la decisión de Sarandon de lucir en flats (como si fuese un acto de sacrilegio a la moda). Julia Roberts fue más allá y frente a unos tacones imposibles de llevar (al fenómeno algunos lo llaman heelgate), decidió caminar descalza toda la alfombra roja. Y con sonrisa eterna (alguien puede dudarlo?). La liberación de tensión no fue sólo física, también lo fue a nivel metafórico. La tríada perfecta se completa con Kristen Stewart quien decidió que lo más conveniente, también, era descalzarse en su llegada al festival para la presentación de su película “Personal Shopper”.

Es probable que en un contexto donde el feminismo adquiere mayor visibilidad, las voces feministas redoblen su accionar. Y las acciones – cuando generan un buen contagio- animan a más.

No estamos hablando de rebelarse con un simple par de tacos (sería reduccionista  verlo de esa manera) ni, mucho menos, estar en contra de los hombres. No es una guerra ni enemigos a vencer. Tiene que ver con algo que va más allá, con mensajes que apuntan a la tan deseada igualdad y al respeto por las opiniones ajenas. Quizás estas 3 actrices y, por sobre todo, mujeres referentes hayan sido la voz de muchas anónimas.

Las críticas constructivas siempre son bienvenidas porque aportan al mensaje y al debate. El problema radica en las opiniones destructivas que sólo apuestan por una polémica superficial. Quizás les falte rebelarse contra ciertos mandatos. Y revelar-se. Es probable que sean las mismos que reducen elegancia y feminidad a un par de tacos de infinitos centímetros.

Cintia Alvarez

Licenciada en Comunicación Social y periodista de moda. Muy musical. Ama reír y leer. Adora los accesorios que hacen la diferencia, especialmente la personalidad y el humor.