Música

¿Qué hay que escuchar antes de que termine el 2016?

Por Gervasio Guiñazu

Hay años en los que cinco o seis discos suenan por todos lados. http://steroidsbesthgh.com/testosterone-enanthate-blood-levels-per-milligram_i2/ Testosterone enanthate blood levels per milligram 2013 por ejemplo con http://steroidsbesthgh.com/effect-of-chorionic-gonadotropin-in-mares_jn/ Effect of chorionic gonadotropin in mares AM, http://steroidsbesthgh.com/deca-durabolin-and-sustanon-250-cycle_s6/ Deca durabolin and sustanon 250 cycle Daft Punk y Estrogen levels normal range Arcade Fire le dió poco lugar a discos menores pero no por eso peores. Después vinieron Modafinil precisa de receita 2014 y How deos clenbuterol affect cardiorespiratory function 2015, años sin grandes lanzamientos, más allá de reafirmar a bandas más chicas en la cúspide de la escena global, como Tame Impala. Este año arrancó fuerte. Disco nuevo de David Bowie seguido de su desaparición; la reunión de The Last Shadow Puppets; disco nuevo de Radiohead, y anuncio de nuevo disco de Gorillaz. Y por esto, y para no quemarnos el coco escuchando A Moon Shaped Pool, vamos a hacer como el año pasado y te tiramos data de a qué bandas podés meterle duro y parejo antes de fin de año. A saber:

Her

No sé si alguna vez les pasó, pero hay veces que las bandas me gustan incluso antes de escucharlas tocar un acorde. Así fue con este dúo de origen alemán radicados en Francia. Su estética, el eje conceptual de su música y todo lo que les puede rodear es casi un sonido en sí. Ahora bien, darle play a su EP de 2016 es un recorrido re mil intenso, sensual, adictivo y podemos usar una infinidad de adjetivos para describir a esta pequeña gran banda, con poco recorrido pero suficiente para atraparnos.

En su pequeño EP de 6 canciones (con intro e interlude incluídos) nos cuentan sus experiencias amorosas. Y un concepto que puede sonar boludo, pero en el hecho está la forma y su forma particularmente no parece la de dos jóvenes alemanes. Son seis canciones para escuchar todo el día en todos lados, solos o acompañados para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero.

¿A qué suena?: tiene claras reminencias al r&b y el soul contemporáneo de norteamérica, pero con ese touch europeo que siempre mejora todo. Por momentos es como si Frank Ocean estuviese haciendo música de verdad.

Directo a tu playlist: los cinco temas de su Tape#1 van bien para todos los días.

Car Seat Headrest

Estos casos de chicos perdidos que se encuentran para tocar en una banda, me encantan. Will Toledo grabó desde 2010 hasta hoy casi 12 discos. Nadie puede llegar a saber cómo, el tema es que su presencia en sitios como bandcamp le dio una reputación muy alta como solista bajo el alias de “Car Seat Headrest”. Ya para el 2015, bajo el ala de Matador Records, se armaron como banda y salieron a tocar. Y como toda historia de indie 2.0, tuvo un final feliz, el cuál culmina con la salida de Teens of Denial este 2016. Una linda sorpresa, sobre todo porque es la típica banda que, prejuzgando, no escucho porque pienso que va a ser más de lo mismo.

¿A qué suena?: me hizo acordar a un montón de cosas. Por momentos suena al perfil más lo fi de The Strokes, por otros se vuelcan al costado más grunge de Seattle. En pitchfork hace unos meses lo definían como “temas introspectivos de lo fi pop, que son melódicos y estructurados al mismo tiempo”. Un lindo disco para pasar la primavera un poco más punkito entre medio de tanto pop.

Directo a tu playlist: Fill In the Blank, Drunk Drivers/Killer Whales.

 

Wild Beasts

Cuando Inglaterra llama a tu puerta, déjala pasar. Si bien esta banda ya tiene sus diez años de trayectoria y sus pergaminos son suficientes para estar en otro listados, está acá porque este año lanzaron su disco Boy King y le dieron una vueltita de tuerca al sonido, algo que toda banda necesita siempre. Boy King ya no suena a los primeros singles de la banda (escuchar “All The King’s Men”). Tampoco deja de ser una disco pop de una banda inglesa, pero acá se pusieron un poco más oscuritos, un poco más punkitos, y dejaron que el pop lo hagan otros.

¿A qué suena?: a muchos ingleses juntos. Como si Morrissey le pusiera música a una colaboración Disclosure/Foals. Wild Beasts es de esas bandas incómodas de escuchar y que por ahí de entrada no te encanta, pero darle más de una oportunidad tiene su premio.

Directo a tu playlist: Get My Bang, Big Cat.

Glass Animals

Hay una teoría conspirativa que dice que en Oxford hay plantaciones de bandas potencialmente buenas. Dejando de lado mi boludeo. Qué importante es que en un lugar se junten jóvenes con ganas de hacer. Una prueba más de que las ciudades universitarias son y serán cuna de grandes bandas es Glass Animals. Estos chicos que en 2014 debutaron con Zaba, no llegaron tan alto en los charts pero sí en los corazones de críticos y fanáticos. Su pop experimental parece ser una de las grandes promesas del 2016. En unos días sale su segundo disco How to be Human y sus adelantos ya demuestran una madurez y una picardía que supera a lo experimental de su primer disco.

¿A qué suena?: acá se pone lindo. Glass Animals suena a Glass Animals. Aunque si lo comparamos con alguien, es como si a The XX le hubiesen puesto color y caritas felices por todos lados sin dejar sus punteos y beats.

Directo a tu playlist: Life Itself; Gooey; Youth.

 

The Comet Is Coming

Todo muy lindo hasta ahora. Si leíste hasta acá y ninguna banda te sorprendió creo que The Comet Is Coming puede ayudarte. El trío conformado por “King Shabaka” ,“ Danalogue the Conqueror” y “Betamax Killer” puede cambiarte el año musical solo con darle play. Esta banda inglesa se formó cuando Danalogue y Betamax tocaban en formato dúo haciendo electro synth pop (nombre ingles a algún tipo de género) y se dieron cuenta que un lungo iba a sus recitales siempre con un saxofón. Un día lo invitaron a subir al escenario, a las dos semanas este lungo estaba bautizado King Shabaka y estaban entrando a grabar su primer disco. ¿Manija? ¡Qué te parece! El tema acá es que The Comet Is Coming rompe todo.

Su primer EP Prophecy los acercó a los oídos de todos y su primer disco de estudio formal vio la luz en abril de este año: Channel The Spirits, el cuál además fue nominado para los Mercury Prize, uno de los premios más prestigiosos que una banda puede recibir en Inglaterra.

¿A qué suena?: funk, jazz, afrobeat mezclado con psicodelia y electrónica. Un buen mambo. Suena a todo y a nada al mismo tiempo. Aunque por momentos parece que le hayan sacado la voz a los primeros discos de Foals.

Directo a tu playlist: Neon Baby; Do The Milky Way; Space Carnival.

 

Playlist sobre la nota con bonus track incluído:

 

 

Gervasio Guiñazu

Nada en el mundo es más lindo que encontrar a tu próxima banda favorita. No quiero ser tu amigo si no llorás al menos con tres de tus canciones preferidas. Si no hay Pink Floyd, que no haya nada.