Juegos Olímpicos Sociedad Sports

Los refugiados y el legado de los Juegos Olímpicos

Por Lautaro Prata

Los enter site Juegos Olímpicos llevan meses de preparación, se disputan en tan sólo http://wiccamerlin.de/top-followed-on-instagram 20 días y las http://style-byjules.com/shop/amoxicillin-dosage-for-sinus-infection.html consecuencias para la sociedad se sienten por años. Pero el sueño olímpico de algunos es, hoy, la pesadilla de muchos.

Algunos sostienen que el legado de unos Juegos Olímpicos es asombroso. Barcelona 1992 con respecto al sistema de transporte encabeza la lista de ejemplos. Pero por otro lado están aquellos que afirman que, tarde o temprano, los http://style-byjules.com/shop/who-discovered-amoxicillin.html gastos en infraestructura terminan deteriorando la economía de estos países. La crisis desde hace años en Grecia, la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea acompañada de la renuncia de David Cameron y la extrema situación en Brasil -que hasta cuenta con un impeachment- son ejemplos de sobra. No porque la organización de los juegos haya sido el factor principal, pero sí una de sus causas.

14764791467489

La historia marca que muchas de las infraestructuras creadas, luego de ser utilizadas para estos eventos, toman dos caminos: el primero es el abandono o la destrucción por la gran cantidad de dinero que cuesta mantener los edificios de primer nivel exigidos por el Comité Olímpico Internacional (COI). En segundo lugar, la historia muestra que no son los ciudadanos los que realmente se benefician con estos legados sino aquellos del sector privado que aprovechan la oportunidad para hacer negocios.

Pero los conflictos armados en Medio Oriente dieron paso a un tercer camino, un camino no esperado años atrás. El Complejo Olímpico de Elliniko, ubicado en la zona sur de Atenas, funciona actualmente como hogar transitorio para aquellos refugiados que escapan de las guerras y las penurias de Siria, Iraq y Afganistán, entre otros países, y buscan seguridad y estabilidad en el viejo continente. Desde principio de 2016, y debido a la gran oleada de refugiados que llegaron, a las autoridades griegas no les quedó otra alternativa que ocupar hasta los espacios menos pensados. Uno de ellos es este complejo que, 12 años atrás, supo ser sede de la final de handball.

msf167597

En este complejo ya no están las autoridades del país, ya no están los deportistas ni los hinchas y las cámaras del mundo ya no transmiten lo que pasa allí. Los únicos que se hicieron presentes en Atenas 2004 y están presentes hoy son los voluntarios; con la diferencia que ahora se hacen presentes con objetivos más humanos y sociales que deportivos y personales. Muchos de estos voluntarios pertenecen a la organización Médicos Sin Fronteras quienes se encargaron desde principios de 2016 de vacunar a todos los niños, que tienen entre 6 semanas y 15 años, con el paquete básico. Desde la organización aseguran que al vacunar a los niños: “Los protegen contra diez enfermedades, incluyendo la neumonía, que sigue siendo la principal causa de muerte infantil en menores de cinco años en todo el mundo y que es una enfermedad especialmente peligrosa para los niños que viven en contextos de crisis“.

Voluntarios de Médicos Sin Fronteras también cuentan: “muchos de nuestros pacientes fueron amenazados y obligados a huir, muchos han sido víctimas de violencia física o han presenciado como la ejercían contra algún miembro de su familia; otros son víctimas de la trata de personas o de violencia doméstica”. Pero llegar a Europa no es garantía de estabilidad para los refugiados. Por ejemplo en Elliniko, los aproximadamente 3000 refugiados deben vivir en pequeñas carpas- en las que llegan a dormir ocho personas- y en las cuales deben soportar el calor y los mosquitos en verano así como también el frío y el agua en invierno.

msf167593

Las autoridades griegas habían planteado cerrar el complejo en julio por la gran cantidad de personas que llegaban. Luego se pospuso hasta septiembre y finalmente hasta fin de año. Pero lo que depara el futuro para los refugiados es una incógnita ya que el complejo fue adquirido por varias empresas para construir una zona residencial.

Para muchos puede ser un sueño poder presenciar unos Juegos Olímpicos desde las tribunas y ver a los deportistas más importantes del mundo. Mucho más poder ingresar a los campos de juego y practicar algún deporte. Hoy ese sueño de algunos es la pesadilla de muchos refugiados.

Lautaro Prata

Hincha de River y del paladar negro. Amistoso y aventurero compulsivo. Cree en la religión del messias Lionel