Cine Música

Regreso a Derry: Crítica de It Capítulo 2

Por Germán Pérez

La adaptación de la novela de Stephen King que despertó la pasión de nuevas generaciones por el escritor y temor hacia los payasos regresa en un segundo capítulo más grande en producción, más oscuro y más adulto. Dirigida nuevamente por Andy Muschietti It: Capítulo 2 llegó a salas de cine. 

El éxito conseguido en la primer entrega catapultó al estudio y su director a arriesgar y apostar para un proyecto más grande y riesgoso – cosa que sucede muy seguido en la industria – y en este segundo capítulo de 170 minutos de duración Muschietti creó un arma de doble filo. 

A pesar de tener un poderoso elenco experimentado, casi ninguno de ellos logra traspasar la pantalla positivamente en sus respectivos papeles. Con excepción del excelente Bill Skarsgard (Pennywise) y simpático Bill Hader (Richie Tozier) el rejunte actoral deja mucho que desear. James McAvoy se ve perdido en un rol que queda en la nada y a diferencia de su joven contraparte, Jaeden Martell, el líder de los Losers es una sombra de lo que fue. Chastain es puro look automático y su Beverly, por más interesante que sea su comienzo, es una anécdota insignificante; el resto del elenco es olvidable y solamente están para llenar vacíos. En It: Capítulo 2 por más parecidos que resulten los actores la decepción llega mucho más lejos que el efectivo delivery de una buena sección de actuación.

Además, la película alarga situaciones desinteresantes que suman minutos y además bostezos. Muschietti entrega un atractivo primer acto, que logra incluir al público en una experiencia satisfactoria de buen camino pero al avanzar nos encontramos con una película sintética que pierde ese juego preciado con la nostalgia, los miedos y el horror para acabar en un espectáculo lleno de homenajes del cine de género de los 70s y 80s¿Importa?… para nada, ya que la película deja de tener identidad propia – justamente como Pennywise – y lo destacado resulta honor pasado

Una película que repite acciones, cansando al espectador y jugando con su paciencia, no estamos ante el horror en pantalla grande que merecemos. Por más que se utilice más sangre e imágenes pertubadoras y tengamos un Pennywise Unleashed la película no logra anotar positivamente y sorprender; el esfuerzo queda en segundo plano por disponer de un presupuesto mayor de lo que se necesita, It: Capítulo 2 es un espectáculo – bellísimo, por cierto – que entrega mucho más de lo que el público necesita ver.

Ahora bien, estamos hablando del segundo capítulo de la adaptación de un libro que es criticado, justamente, por esto. La segunda parte – la parte adulta – es el talón de Alquiles de la novela de King y al plantear esto vemos una encrucijada ¿es  culpable el libro, o la película? ya que se recuerda (y no de buena forma) la mediocre miniserie de Tommy Lee Wallace cuyo punto fuerte son los primeros 90 minutos, el resto es un gran elenco desperdiciado.

Visualmente bella, pero larga y con un elenco inconsistente It: Capitulo 2 es necesaria para completar la historia. Una historia que cierra de manera irregular, con momentos destacables pero se queda estancada en sus numerosos homenajes y no consigue sorprender por su ramificación de la obra original, el capítulo final que intenta conseguir la sorpresa y queda en un ya lo vi. Valoración: Regular.

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.