Música

Rocketjuice and the Moon, la nueva superbanda

Por Ale Yunes

Como hace poco nos sorprendió Mick Jagger y su Superheavy –ojo no tan heavy-, ahora
aparece Rocketjuice and the Moon, otro supergrupo conformado por Damon Albarn –ex Blur y Gorillaz-, Flea –bajista de los Red Hot Chilli Peppers– y el percusionista nigeriano Tony Allen.

Los integrantes de este nuevo grupo no son ajenos a este tipo de reuniones o participaciones
en otros grupos; Albarn creó Gorillaz, luego de su alejamiento de Blur, Monkey: Jorney to the
West y The Good, the Bad and the Queen –este último en conjunto con Allen-; Por su parte
Flea, además de su exitosa carrera con los Peppers, participó con Jane’s Addiction, The Mars
Volta –la eximia banda de Las Vegas- y Johnny Cash, entre otros.


Dentro de este dúo conocido aparece el aparentemente ignoto Tony Allen, este nigeriano que actualmente vive en París, es uno de los fundadores del Afrobeat. Siendo director musical y baterista de los Koola Lobitos, banda del multiinstrumentista Fela Anikulapo Kuti –altamente recomendable para fanáticos de los ritmos afroamericanos, en especial funk-, logró fama en el circuito del jazz, lo que le permitió tocar con grandes exponentes de este estilo, y ser
considerado como uno de los mejores bateristas de la historia.


Rocketjuice and the Moon asomó como proyecto a mediados de 2009, pero por compromisos
de los integrantes no se pudo concretar, aunque nunca se perdió el contacto. Recién a
mediados de este año se anunció el ingreso a estudio para grabar lo que será el primer disco
de la agrupación para el año próximo. Y por ansiedad de propios y ajenos, realizaron una serie de recitales en Europa, mostrando un avance a aquellos que esperábamos expectantes el resultado de esta sorprendente unión. Con participación de la cantante Fatoumata Diawara de Theo Parrish, la agrupación Hypnotic Brass Ensemble y el trompetista Phil Cohran.

Lo que se pudo escuchar es alentador, el funk de Flea, la excelente percusión de Allen y la voz
y teclas de Albarn logran una excelente mixtura en un camino musical sinuoso, que pondera lo
instrumental por sobre lo vocal, con fuerte presencia de ritmos africanos y sobre todo mucho
jam, mucha improvisación.

  • Nota: escuchen el tema Damn, mucha sinergia, las partes se potencian y dan lugar a un excitante sonido

Ale Yunes

"Una vida dedicada al cine y la música". No vamos a indagar cuantos años, pero damos fé de que el muchacho sabe y hace cosas de puta madre. Hace poco descubrió su nueva pasión: la escritura. Realizador audiovisual.