Entrevistas

Romina Cardillo: Creyendo en los milagros

Por Soledad Avila

Fotos por Majo Arrieta

El evento era en la gnc protein powder Tienda Panorama de site to buy followers on instagram Sr. Espacio,  donde ella era la protagonista. El día soleado hacía que la postal fuera perfecta para que todos los presentes pasen un buen rato en el patio del local. Las modelos caminaban entre los invitados, mostrando la nueva colección de Grupo 134.

Y ella apareció de repente. Con sus anteojos negros, su pelo rubio, embarazada de 5 meses y ese glow que tienen las mujeres en ese estado. Con su look total black, no pasó desapercibida para nadie. Así es como nos presentan a Romina Cardillo, diseñadora y mente de Grupo 134, una marca que crece año a año y todas las temporadas crea algo que nos mantiene hablando durante todo el semestre. Nos sentamos y comienza la charla.

viagra pillsAsí es como nos presentan a Romina Cardillo, diseñadora y mente de Grupo 134, una marca que crece año a año y todas las temporadas creaalgo que nos mantiene hablando durante todo el semestre. Nos sentamos y comienza la charla.

¿Porqué elegiste  el nombre  “I Believe in Miracles”, la canción de Ramones, como tema de campaña? ¿Qué significa esta canción para vos?

En realidad la elegí porque yo hace un año perdí a un amigo en la tragedia de Once y él era fanático de los Ramones. En realidad, el tema favorito de él era “A wonderful world”, lo que me pareció muy irónico y dije ‘no te voy a poner ese tema, la gente va a pensar que es una ironía’ (risas). Pero uno de mis temas favoritos de los Ramones era “Yo creo en los milagros” y necesitaba cambiar, ya que venía de dos temporadas pasadasuna la de invierno, que se llamaba “bajo tratamiento”, y la de verano “una voz enojada”, y dije ‘voy a buscarle el lado positivo a esto, vamos a hacer catarsis en otro lado’ (risas). La verdad es que traté de creer un poco en los milagros aunque  siempre creí, pero uno necesita replanteárselo y empezar a creer de nuevo.

El hecho de que vos también  seas música, ¿Influyó en tomar una canción como inspiración para la nueva colección?

Siempre me inspiro con canciones. Si no son canciones son con bandas, si no son bandas son músicos o con algún artista en especial. Me gusta buscar inspiración en algo que no tenga que ver con la moda.  Para mí, la moda y la música van de la mano, porque yo desde chica toco la guitarra y la música siempre me gustó, me parecen como dos caminos de comunicación que muchas veces se pegan  y se acompañan para contar un mensaje.

¿Porqué eligieron a Vera Spinetta y Ezequiel Acosta para la campaña?

Justamente porque buscábamos dos personajes, en realidad más a Vera, que tengan que ver con la música, que tengan ese espíritu más fresco como el Flaco Spinetta. Vera es un amor. Cuando me juntñe con ella para hablar y hacer la campaña, le propuse que toquen y cantaron con Ezequiel, su novio, que es músico de la banda Astronauta. Más que nada fue por eso la elección, por su vínculo con la música y me encantó poder estar con ellos.

Además de la canción, ¿Cual fue tu inspiración para la nueva campaña?

(Piensa) Yo voy cambiando mucho dependiendo de mi estado de ánimo, por eso varía la paleta de colores. Estoy un mes y digo ‘solo usaré estos colores’ y cambio y digo ‘no, es horrible’, y la producción  se va haciendo y yo sigo cambiando cosas. Tiene que ver mucho con mi estado de ánimo y con cosas que pasan en el país o cosas que pasan en mí, por ejemplo. Yo soy vegetariana, vegana, activista y por ahí si me enojo con algo que está pasando, también lo manifiesto. No soy muy del diseñador que dice ‘elegí a caperucita roja en el bosque y me inspiré en tal cosa’. No es una crítica, pero no es mi mecanismo, a mi me surge de esa manera.

¿Porqué elegiste al azul como la estrella de la temporada, amén del rojo y el binomio blanco y negro?

El azul siempre me gustó. Lo tomé del otro invierno y tuve suerte porque viene dentro de la temporada. Por ahí no está tan presente y no lo uso tanto como predominante, pero es un color que me gusta, que me tranquiliza bastante. Me parece un color muy energizante, es como muy vibrante. La verdad es que es medio arbitrario. Me gusta y tiene que ver con eso.

¿Cuál es  el must have de la temporada de Grupo 134?

Por ahí una prenda que es súper tendencia es la camisa, pero no es lo que yo hubiera usado. Las cosas que me gustan a mi no son las más tendenciosas. Uno de los vestidos que más me gusta es un vestido blanco que nada tieneque ver con el invierno, que lo combiné con unas medias negras y blancas (como la que tiene la modelo).  Me divierten más esas prendas que no son tan convencionales. Después hay un tapado que me encanta, que es de paño y piel (obviamente sintéticas) que son como mis prendas fetiches.

 

En tus colecciones siempre dejás un mensaje, como la temporada pasada fue “una voz enojada”, ¿Cuál pensás que es el mensaje de esta temporada?

En esta temporada “yo creo en los milagros” con todo esto de poder creer que las cosas pueden cambiar. Que la justicia puede llegar en el caso de mi amigo, que la gente se va a empezar a preocupar un poco más por dónde vienen los productos, cómo es el sufrimiento animal. A mí me pone muy mal cuando escucho esas cosas. Por ejemplo, subí una nota sobre un abrigo en Facebook e hicieron un comentario que decía: ‘Ay, me hubiera encantado, lástima que no usan pieles reales’. Esas cosas me ponen mal, me llenan de ira. Obviamente trato de comprenderlo y pensar que todos podemos, como a mí  me pasó hace muchos años, la gente se puede dar cuenta que no hace falta lastimar a nadie para vestirse bien. Ese es mi mensaje: creer que las cosas pueden cambiar. Dejar de estar un poco enojada (risas) y mi rol de madre hace que me ponga más sensible, ¿no?

 ¿Cómo influye tu madre en vos y en la ropa que diseñas?

Bueno, mi madre es mi madre, es como todos. A mí me suma tener una madre que encima es súper creativa. A nivel laboral también me llevo muy bien, ya que trabajé en Maria Vazquez ocho años haciéndome cargo de las campañas, imagen, de la parte urbana que comenzó con mi ingreso a la firma y a veces es como todos, no coincidimos, vienen las peleas, ella porque tiene más experiencia que yo, yo que me creo que tengo más experiencia que ella, lo cual es divertido. Pero para  mí es un ser de luz que me acompaña todo el tiempo. Me encanta y lo disfruto. No soy de esas que dicen ‘me pesa decir que soy hija de…’. La verdad que no, a mi me abrió las puertas de mi vida laboral y personal también, porque conocí gente excelente. Para mí es una persona que con la edad que tiene y la experiencia de vida que tiene, es súper sensible y conciente del medio ambiente. Y mas allá que no es vegetariana, lo intenta y a mí me llena de orgullo. Es una persona autentica, esa es mi mamá.

Es así que termina la charla. Romina se va con su botella de agua y pide que le saquen una foto con nosotras haciendo la seña de Negro&White. Ella es Romina Cardillo, distendida, amable, llena de vida y con un don para el diseño, increíble.  El evento sigue su rumbo, la música sigue sonando y los tragos siguen saliendo. Mientras, nosotras, pudimos hablar con la mujer que sigue creyendo en los milagros.

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.