define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); Royal Blood: Riffs con impronta británica – NegroWhite
Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Royal Blood: Riffs con impronta británica

Por Aby Todd

Cuando Alex Turner dio su discurso en los Brit Awards haciendo referencia a qué es el rock and roll y que el mismo está más vivo que nunca, sabía que algo grande se venía no sólo para los Arctic Monkeys sino para la música británica en general. Uno podría pensar que esto es porque la misma agencia que conduce la firme y exitosa carrera de los monos también maneja a esta banda que, en menos de un mes de lanzado su disco, ha dado (y mucho) de qué hablar.

Son tan “nuevos” que hasta si querés wikipediar no hay mucha información sobre ellos. Estoy hablando del dúo de Brighton, Royal Blood, que como para empezar hablar de ellos debería elegir entre varios datos que hacen a la corta historia de los ingleses y elijo el que más puede llegar a sorprender y de alguna manera despuntar, no sólo el estilo, sino también cuánto “fuzz” se ha creado alrededor de ellos: Robert Plant se declara fanático de ellos.

A partir de esta información, es necesario saber que en Royal Blood no hay guitarra. Sí, así como lo lees, no hay guitarra pero el bajo de Michael Kerr es tan potente y preciso, tanto cuando es indispensable el sonido de una guitarra como cuando le corresponde al bajo que si escuchamos atentamente el disco que no dura más de media hora, en sus 10 canciones, parece una orquesta de gente tocando. El disco de nombre homónimo de la banda, contiene riffs que no son nada nuevo para los amantes del rock clásico pero complementados perfectamente con la batería de Ben Thatcher, llaman la atención de los oídos más exigentes y los cautiva.

Canciones como “Out Of The Black”, “Come On Over”, “Figure It Out” o “Little Monster” consiguen que el disco de los Royal Blood camine en la perfecta línea entre lo comercial y la convicción de que aún el rock puede ser sucio y al mismo tiempo, rápidamente digerible sin caer en estridencias que con el tiempo se desvanecen.

Todos los highlights están encima de este dúo, no sólo por su sonido sino también porque formaciones semejantes y antecesoras de ellos como The White Stripes y The Black Keys, se disolvieron o están algo perdidos en su búsqueda de identidad, pero además en menos de una semana vendieron 66000 copias, igual que Noel Gallagher and The Flying Birds en octubre del 2011.

Como para terminar, si sos fanático de Muse, Queen of the Stone Age o Arctic Monkeys seguramente vas a ser uno más de los que se sumen a la ola de admiración de estos dos simples muchachitos ingleses.

Aby Todd

Joven cinéfila que vive en España. Nos habla de los mejores directores, actores y de todos aquellos films que solemos olvidar. Las películas de terror son su devoción.