Moda

See now-buy now: el futuro de la moda es hoy

Por Ludmila Llaver

Ya te lo contamos: el calendario de la moda está, de a poco, modificándose. En un mundo en que http://steroider-kobe.com/oxymetholone-rating_e8/ Oxymetholone rating Instagram y Winstrol oral winny dosage Snapchat son reyes, y la inmediatez y ubicuidad -en prácticamente todos los aspectos de la vida- son casi obligatorios, Dianabol stack es sólo lógico que las marcas comenzaran a cuestionar su esquema de producción. El modelo de presentar las colecciones en http://jedaware.com/clen-liquid-or-pill Clen liquid or pill Fashion Week prácticamente un semestre antes de su llegada a las tiendas, si bien tiene su lógica -principalmente para “sondear” la reacción de editores y potenciales compradores para saber qué prendas producir y en qué cantidad- en la actualidad parece quedarse atrás, generando un gran entusiasmo por las colecciones que queda “desperdiciado” al tener que esperar a que estén disponibles para la compra meses más tarde.

snbn4

Luego de una serie de anuncios en febrero de diversas marcas sobre su intención de adoptar el http://steroidsbesthgh.com/eca-stack-results-weight-loss_x7/ Eca stack results weight loss see now-buy now -modalidad que implica la disponibilidad para la compra de las colecciones inmediatamente después de ser presentadas- a distintas escalas, finalmente se presentaron algunas colecciones bajo esta premisa, y si bien es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas, se puede empezar a ver un esbozo de cómo podría funcionar el sistema a gran escala.

De los grandes diseñadores, Haldol schizophrenia Ralph Lauren y Supplements for testosterone Tommy Hilfiger http://kokinetics.com/chemical-makeup-of-testosterone Chemical makeup of testosterone se animaron a probar esta práctica a escala reducida, poniendo en venta sus colecciones otoño/invierno 2016 inmediatamente luego de su presentación en NYFW en tiendas en Nueva York. Arimidex bone density research Tom Ford http://royalmaderavineyards.com/nugenix-price Nugenix price unificó las colecciones de mujer y hombre y presentó su colección invernal 2016 durante la Semana de la Moda primavera/verano 2017. http://kenwoodliquors.com/testosterone-decrease Testosterone decrease Topshop Unique, por su parte, Buy steroids hungary apostó plenamente por el see now-buy now al lanzar su colección en pasarela y simultáneamente a la venta en tiendas y por internet, al igual que Oxandrolone dianabol stack Burberry, que fue incluso un paso más lejos y http://jedaware.com/symptoms-of-low-t-cells Symptoms of low t cells eliminó la tradicional división de primavera/verano y otoño/invierno en favor de la Colección de febrero y la Colección de septiembre. Las ruedas del cambio, evidentemente, están girando.

snbn3

Sin embargo, esta renovación no viene sin riesgos: el principal es, naturalmente, de índole económico: sin la instancia de sondeo del público y potenciales consumidores, las marcas se arriesgan a producir colecciones sin tener un parámetro sobre qué escala de producción manejar. Además, pequeñas marcas sin grandes fábricas a su disposición se quedarían atrás bajo este modelo, al no poder asumir el costo -y riesgo- financiero mayor que implica la modalidad. Otro factor a tener en cuenta es cómo esto podría afectar a las publicaciones dedicadas a la moda: si bien los editores fueron convocados a conocer las nuevas colecciones bajo la condición del “secreto profesional”, ¿es económicamente viable que viajen a conocer las creaciones de diversas marcas y luego asistan a las cuatro semanas de Fashion Week? ¿Qué pasa si esto no es factible? ¿Perderían la “primicia” de presentar las colecciones antes de su disponibilidad al público?

snbn2

Evidentemente, todavía es muy pronto para sacar conclusiones. Una sola temporada no es suficiente para decidir si el see now-buy now es sustentable, o si es una técnica con la que diseñadores y marcas se sientes cómodos. Porque no hay que olvidarse: detrás del frenesí de consumo y la necesidad de “ponerse al día” con los tiempos, la industria de la moda es, ante todo, una industria humana. Y todos sabemos que los fashionistas marcan el camino, no lo siguen.

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.