Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Viajes

Siete días en Cusco y Machu Picchu III

Por Gustavo Papasergio

Machu Picchu En la parte II de ésta serie de entregas, describí todo lo que se puede hacer y contratar desde Cusco y cómo hacerlo. Ésta vez, y para no demorar más la cereza del postre (Si es que les gustan la cerezas al marraschino) voy a contar lo hecho y vivido en Machu Picchu. Asi que, Ahí vamos.

Salir hacia Machu Picchu conlleva un movimiento logístico importante que debe ser tenido en cuenta, en diciembre por ejemplo, la única posibilidad de abordar el tren era desde Ollantaytambo. Dado ese hecho decidimos hacer la excursión a Valle sagrado y en lugar de terminarla en Chincheros, nos bajamos en Ollantaytambo y pasamos la noche allí. Es por eso que este relato comienza el día anterior a la llegada a Machu Picchu, recorriendo el Valle Sagrado de los Inkas.

El camino del valle

Como casi todas las excursiones en Cusco, esta comienza y termina en la plaza Regocijo. A las nueve de la mañana – Puntualidad Cusqueña – La van comienza a subir los cerros que rodean la capital del Tahuantinsuyo, mostrándonos el «lado b» de la ciudad, bastante más precario que el bucólico casco histórico, sin llegar a la pobreza extrema, que por ejemplo se puede observar en muchas partes de varias de las principales ciudades de Latinoamérica.

Al ratito de andar, la altura comienza a sentirse directamente proporcional a la belleza del paisaje. Pendientes laboriosamente trabajadas a fuerza de arado a buey, hecho que se puede comprobar al andar, nos muestran familias completas trabajando en equipo, en una rutina milenaria forjada a base de tiempo, paciencia, sabiduría y respeto por la naturaleza y los Apus protectores. El hombre al mando del arado, la mujer y los niños con los plantines de papas distribuyendolos donde el surco va mandando, a un grado de inclinación en la ladera difícil de creer hasta que la vista se acostumbra. Y así entre cerros ornamentalmente cultivados; llegamos a la primera parada de interés. La fortaleza de Pisac.

20110320-110257.jpg

Pisac

En esta parte del tour, nuestro guía se tomó una licencia, y pasó de largo el mercado de Pisac, prometiéndonos uno con mejores precios. Algo que no pude comprobar, pero que más adelante en el camino, y ante la duda, use para desatar la furia consumista andina (vestuario en las fotos).

¿Cómo comparar una belleza con la otra cuando todas rozan la perfección?¿Cómo describir cual lugar te cala más profundo en el corazón, cuando la energía que abunda en todos y cada uno de los monumentos Inkas te traspasa de lado a lado cortándote la respiración, dejandote una marca indeleble en el alma? Bueno, eso es la fortaleza de Pisac. 20110320-115234.jpg Una ciudadela intrincada colgada a 45 grados sobre las laderas de los cerros, con una atmósfera tan particular, que una vez que estás adentro – Al igual que me pasó en cada una de las ruinas que visité – No importa, ni la altura, ni el cansancio, ni cuan mal te haya caido la comida del día anterior. De pronto estás trepando como una alpaca a una velocidad asombrosa, desesperado por ver más en el menor tiempo posible.

Pisac es impresionante desde la entrada misma. El ingreso a la fortaleza parece planificado desde el inicio para para dejar perplejo al visitante, algo que parecería ser habitual en la cultura Inka, dado que hasta las terrazas de cultivo no solo tenían la finalidad de proveer alimentos, sino que también, servían para evitar derrumbes y darle decoración al paisaje. 20110321-123554.jpg Luego el camino por estas hasta llegar a la ciudadela, nos hace sentir pequeños y frágiles y nos recuerda, que no importa cuan espectaculares sean las huellas que dejamos a nuestro camino; todo ciclo tiene su fin, y el secreto es que podamos aprender a cada paso disfrutando el momento presente, que es lo único seguro que tenemos y no es ni una ruina de un pasado lleno de esplendor, ni el futuro, del cual nada sabemos ¿Podrían haberse imaginado los habitantes de Pisac acaso que 500 años despues su ciudad se iba a convertir en atractivo turístico? (en el diario anterior les advertí que esto venía en clave librepensamiento).

Luego del impacto de Pisac y antes de llegar a la ciudad de Urubamba, el valle comienza a dibujarse, con tres protagonistas estelares, los Apus, el verde que lo domina todo, y el río Vilcanota, serpenteando al fondo del precipicio sobre el que circula el minibus. Ollantaytambo El camino atraviesa varias comunidades andinas, las cuales ofrecen sus productos a la vera del camino. Así y de acuerdo al corazón o al arreglo que haya hecho el guía, pararemos en algunas de ellas a comprar a muy buenos precios y antes de que nos demos cuenta, entre la parada para comprar antes prometida por el guía en lugar del mercado de Pisac. Por cierto, muy lindo mercado y muy económico y las paradas para tomar fotos en los miradores que la ruta, en perfecto estado, ofrece. Nos encontramos almorzando en Urubamba.

En Urubamba solo se para a almorzar, lo cual es una verdadera lástima, como espero poder contar en un próximo diario. Asi que luego de comer en alguno de los restaurantes en los que el guía deja al grupo – Digan que se van al de enfrente y el precio que ofrece el guía baja automáticamente varios soles – se sale para Ollantaytambo.

Ollantaytambo

ViracochaOllantaytambo era nuestra parada obligatoria antes de salir a Machu Picchu al día siguiente. Sabíamos de su espectacularidad debido a su fama de Ciudad Inka viviente, y a mi amigo – No es frecuente que mencione amigos en mis entradas, pero siempre le voy a estar agradecido por dos cosas. Recomendarme quedarme 2 noches en esta ciudad, y hacerlo en el hostal Iskay II – Federico Livio.

Desde la entrada misma esta verdadera ciudad Inka viviente, presagiaba lo mejor. Imagínense un pueblito de ensueño, rodeado de una obra de ingeniería prehispánica espectacular, Siempre vigilada desde uno de los cerros que la rodea, por la inmortal mirada de Viracocha. Bueno, eso es Ollantaytambo. Y para experimentarlo hay que recorrer sus calles, caminar por la fortaleza que resistió y gano combates al invasor, y que solo fue ocupada porque fue abandonada, ante el entendimiento de un destino inevitable, sentarse a meditar en en el templo del sol o esperar el atardecer desde el jardín del Hostal, mirando a Viracocha en Silencio, como quien espera la revelación de su vida.

Perurail Expedition

En Ollantaytambo pasas cosas tan increíbles como que una de las cholas que vendían artesanías en la estación de Perúrail, salga por una de las puertas de enfrente a tu hotel a la mañana y te diga – ¡Buenos días! ayer le vi en la estación, espero que la hayan pasado muy bien en Machu Picchu -. Eso es Ollantaytambo. Nos esperaba Machu Picchu.

Machu Picchu

Al día siguiente, en Mototaxi, salimos para la estación a tomar el Expedition de Perurail. ¡Ojo! El tren sí es súper puntual, no jueguen con el tiempo en este punto del viaje. El viaje en el Expedition, la verdad da para todo un capítulo aparte, ya que es toda un experiencia en si misma. Disfrutar de los paisajes a bordo de este tren panorámico de excelente comodidad y servicio, le da al viaje a la ciudad perdida un plus inigualable y el marco ideal para desembarcar en otro lugar muy muy lejano a la realidad cualquiera de nuestras almas citadinas. Aguas Calientes.

Aguas Calientes

Imagínense a Viracocha, gigante, abriéndose paso entre los cerros. Toma con sus enormes manos un puñado de casas, vías, construcciones varias y algunos mortales y los arroja al azar con la fuerza de un dios a los pies del cerro de la ciudad sagrada. Eso es Aguas Calientes.

Aguas CalientesLo amás o lo odiás, te sorprende o te shockea, Te excita o te bajonea, sin grises. Un caserío colgando sin ton ni son desde las laderas selváticas de la montaña, desparramando la profunda belleza que tiene el desorden, o el orden que se esconde detrás del caos.

Nos quedamos dando unas vueltas por ahí, mientras terminábamos los trámites de rigor para subir a Machu Picchu que describí en la primera entrega de Cusco; y fue entonces que el esperado gran momento, un planificadísimo 8 de diciembre de 2010, llego al presente, y la ciudad perdida de Machu Picchu se develo ante nuestros Ojos.

Demasiada información

Construcciones en la parte alta de Machu Picchu

Esa es la frase que describe para mi a Machu Picchu. No importa cuanto tiempo la mires, ni cuanto la razones. No hay lógica posible para interpretar tremendo lugar, no hay foto, ni filmación, ni nada en este plano material que lo pueda describir. Porque a Machu Picchu hay que percibirla por la energía que irradia desde cada una de sus piedras. Incluso me atrevo a decir que la mejor forma de entenderla, luego de haber saciado el ansia física audiovisual de haberla recorrido en toda su extensión; es sentarse  en alguna de sus terrazas sacarse los zapatos y las medias, plantarse en el piso, cerrar los ojos, respirar y sentirla desde muy adentro de nuestro ser. Desde nuestra esencia, escuchando el mensaje de los Apus, el viento y el silencio sabio de las piedras.

Sendero a puente del inkaBajando a tierra

Ya se que están pensando que me fuí al mismísimo… Cusco, pero así lo viví, de cualquier forma, estoy seguro les interesará más saber que hacer una vez llegados allí, en lugar de mi delirio místico. Así que anoten.
El guía: Si van por las suyas como es nuestro caso, haber llegado hasta ese punto y no tener un guía que les explique que cosa es cada construcción y que significado tenía en sus días, es una idiotez tan grande como haber usado las piedras de la fortaleza de Sacsayhuamán para construir la ciudad colonial de Cusco.

Mirando bien la foto ¿Ven algo?La negociación con los guías del lugar va a comenzar en unos precios de risa, y después de un tiempo, no demasiado de regatear, los van a conseguir en unos 50 soles, el recorrido de tres horas.

Otros tips:

  • Si en alguna parte de toda la visita por Cusco, no compraron un piloto descartable para lla lluvia, este es un buen momento para hacerlo, dado que puede llover o no en cualquier momento aleatoriamente.
  • LLeguen temprano si quieren trepar el Huyana Picchu, solo se permiten 300 personas por día. la trepada es muy escarpada y si está mojado el terreno no es una gran idea.
  • Otra vista de Machu PicchuHagan el recorrido hacia la puerta del sol. 1 hora y el puente del inca 1/2 hora. ambos muy recomendables.
  • A las 5 cierra el parque así que si no llegan temprano deberán volver al día siguiente y pasar la noche en Aguas Calientes. También muy recomendado si les gusto el pueblo tanto como a mí. La noche en Aguas Calientes es muy animada y aunque los precios son más caros que en el resto de Cusco, tampoco es para exagerar.

Espero les haya gustado el relato del pre y Machu Pichu, si no los aburrí y no bajaron las visitas al sitio después de esto. quedan para recorrer Ollantaytambo y Urubamba, Saqsayhuaman y Morais. Nos estamos leyendo.

Como siempre. Acá van los extras.

Gustavo Papasergio

Hombre práctico. De esos que el mundo doscero empujó pero que resiste con buen oído en el garage de las bandas que jamás serán olvidadas. Inteligente, versátil, sin dobleces.